Mamás y Papás

Deshidratación en bebés, más peligrosa en verano o gastroenteritis

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
6 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La deshidratación en bebés es común en los meses de verano o cuando están enfermos con vómitos o diarrea. Debemos ofrecerles leche o agua en mayores de 6 meses de manera constante para prevenirlo.

Signos de deshidratación en bebés

Los bebés están constituidos en más de un 80% por agua, un porcentaje aún mayor que los adultos, siendo por ello más fácil que se deshidraten.

Si se pierden demasiados líquidos y sales, los órganos dejarán de funcionar correctamente. Estas son algunas señales de deshidratación en bebés:

  • Orina con menos frecuencia: lo normal es que los bebés mojen un mínimo de 6 pañales al día. Si moja menos, siendo su orina más oscura y con un olor más fuerte pueden faltarle líquidos.
  • Cacas duras y secas también son un signo de deshidratación.
  • Fontanelas hundidas: son los agujeros del cráneo aún sin cerrar que presentan los bebés, y tienden a estar hundidas cuando están deshidratados.
  • Boca, lengua y labios secos, así como los ojos, que pueden estar hundidos. La piel en general se vuelve más pálida.
  • Disminución de peso de hasta un 5% por la pérdida de líquidos.
  • Llanto y aletargamiento: el malestar les hará estar más irritables, llorando más. También pueden estar alicaídos como síntoma de deshidratación.
Nuestra opinión experta

Una manera de comprobar si tu bebé tiene signos de deshidratación es pellizcar suavemente su piel. Al estar más seca, después del pellizco esta tardará más de lo normal en volver a aplanarse, quedándose la marca.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Para valorar el grado de deshidratación existe la escala de Gorelick. Para calcularla, debes sumar la puntuación obtenida en la siguiente tabla en función de los síntomas que presente el bebé:

Calcular el grado de deshidratación
Síntoma Puntuación
Piel menos elástica +1
>2 segundos de tiempo de relleno capilar +1
Malestar +1
Ausencia de lágrimas +1
Mucosas secas +1
Ojos hundidos +1
Respiración alterada +1
Pulso débil +1
Taquicardia +1
Disminución en la frecuencia de orina +1

En función de la puntuación total, se calcula la gravedad de la deshidratación, siendo:

  • Deshidratación leve: 1-2 puntos.
  • Deshidratación moderada: 3-6 puntos.
  • Deshidratación grave: 7-10 puntos.

Si te preocupa que tu bebé pueda tener signos de deshidratación, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas disponibles siempre que lo necesites.

Contrata un seguro de salud para tu bebé


¿Cuáles son las causas de deshidratación en bebés?

Los bebés son especialmente vulnerables a la deshidratación, considerándose un grupo de riesgo.

Una de las causas más frecuentes de deshidratación en bebés y niños son las enfermedades que conllevan diarrea y vómitos, ya que esto les hace perder muchos líquidos (1) .

Otro motivo por el que los bebés pueden deshidratarse, aunque es menos frecuente, es no beber bastante líquido.

Hasta los 6 meses, los bebés no pueden tomar agua, únicamente lactancia materna, o en el caso de que no sea posible, leche de fórmula.

Con cualquiera de las dos maneras, debemos dar de comer al bebé a demanda, es decir, siempre que lo pida.

En verano, como aumenta el calor y por ello la sed, los bebés suelen hacer más tomas a lo largo del día, y es muy importante que se las ofrezcamos incluso antes de que lo pida, reduciendo así el riesgo de deshidratación.

En bebés recién nacidos particularmente, aumenta el riesgo de deshidratación ya que no ingieren tanta leche en las tomas, o porque directamente tienen problemas de agarre y no se hidratan correctamente (2) .

El riesgo de deshidratación aumenta también cuando los bebés tienen enfermedades que les producen mocos, siendo necesario ofrecer líquidos continuamente.


¿Cómo prevenir la deshidratación en bebés?

Para evitar que el bebé llegue a deshidratarse debemos ofrecerle leche con frecuencia, o en mayores de 6 meses agua, aumentando las veces los días de verano, o cuando estén enfermos.

Otras formas de evitar la deshidratación son:

  • Nunca exponer al bebé a un calor excesivo, intentando no salir de casa en verano en las horas centrales del día: entre las 12 y las 18 de la tarde.
  • Vestir al niño con prendas frescas y transpirables, cubriendo sus cabecitas con gorras.
  • En mayores de 6 meses, dar alimentos ricos en agua, como las frutas.

Debemos ofrecer el pecho o agua constantemente. Aunque den sorbos cortos, esto sirve para prevenir que se deshidraten.

También es importante, en el caso de los bebés alimentados con biberón, que preparemos siempre la leche de fórmula siguiendo las instrucciones del fabricante: 30ml de agua por cada cacito de leche enrasado.

Si aumentamos la concentración de leche, o si los cacitos los damos colmados en lugar de enrasados, el bebé corre el riesgo de deshidratarse.

En un caso de fuertes vómitos o diarrea, debemos ofrecer al bebé con una jeringa pequeñas cantidades de suero fisiológico, unos 5-10 ml (3) , para que lo vaya tomando y no llegue a deshidratarse. Si también lo vomitase debemos acudir a urgencias para prevenir la deshidratación.


Deshidratación en bebés: tratamiento

La deshidración grave en bebés tiene como consecuencias que el bebé esté alicaído, aletargado, con taquicardia e incluso la muerte.

Por ello, ante las señales de deshidratación deberemos ofrecer leche o agua en bebés mayores constantemente, mientras les llevamos a urgencias para que un pediatra valore la situación.

Para tratar la deshidratación el objetivo de los sanitarios será restituir los líquidos perdidos, así como los electrolitos.

En función de la gravedad, se podrá hidratar al bebé por vía oral o será necesario hacerlo por vía intravenosa.


Preguntas frecuentes sobre la deshidratación en los bebés

¿En cuánto tiempo ocurre la deshidratación en bebés por diarrea?

Puede ser cuestión de horas. Si tu bebé tiene diarrea debes ofrecerle el pecho, biberón o agua en mayores de 6 meses constantemente.

¿Cuáles son los síntomas de deshidratación en bebés recién nacidos?

Que moje menos de 6 pañales al día, con orina oscura y de olor fuerte, fontanelas hundidas y labios y ojos secos son síntomas de deshidratación en recién nacidos.

¿Puedo dar agua a mi recién nacido si hace mucho calor?

No. Si hace calor deberás mantener al bebé en un lugar fresco, no salir de casa en las horas centrales del día, que nunca le dé el sol directo y ofrecerle leche materna o biberón con mayor frecuencia.

Fuentes del artículo
  1. Sarin, A., Thill, A., & Yaklin, C. W. Neonatal Hypernatremic Dehydration. Pediatric Annals, 48(5), e197-e200. https://doi.org/10.3928/19382359-20190424-01
  2. Hartman, S., Brown, E., Loomis, E., & Russell, H. A. Gastroenteritis in Children. American Family Physician, 99(3), 159-165.
  3. Brady, K. Acute gastroenteritis: evidence-based management of pediatric patients. Pediatric Emergency Medicine Practice, 15(2), 1-24.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.