Mamás y Papás

Lagrimal obstruido del bebé: definición, síntomas y tratamiento

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
42 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Cuando un bebé nace con el lagrimal obstruido veremos que tiene siempre el ojo lloroso y con legañas. Si le hacemos masajes varias veces al día y se lo lavamos con suero, suele resolverse la obstrucción antes de que cumpla 1 año.

Obstrucción lagrimal en bebés

En algunas ocasiones, los bebés recién nacidos tienen problemas de obstrucción del lagrimal.

Las lágrimas se secretan en unas glándulas situadas debajo de los párpados, y su función es mantener lubricado y limpio el globo ocular y protegerlo.

Al contrario de lo que se suele pensar, las lágrimas no salen del conducto lagrimal, sino que este las recoge: el conducto lagrimal es el canal por el que el ojo drena las lágrimas hasta la nariz, evitando que se acumulen demasiadas en el párpado (1) .

Por ello, si un bebé tiene el lagrimal tapado u obstruido, este no drenará bien, estando el ojo siempre encharcado de lágrimas.

Esto es muy común, observándose hasta en un 30% de los recién nacidos, pero en la mayoría de las ocasiones se resuelve por sí solo durante el primer año de vida del bebé.

La causa de una obstrucción lagrimal del bebé suele ser que la estructura del conducto lagrimal es aún inmadura, no estando totalmente desarrollada. Generalmente se debe a dos motivos:

  • El conducto lagrimal es demasiado estrecho, dificultando el drenaje de la lágrima.
  • Hay un tejido obstruyendo el conducto, impidiendo totalmente el drenaje.

Síntomas de lagrimal obstruido del bebé

La obstrucción lagrimal del bebé puede afectar a los dos ojos o a sólo uno de ellos, en mayor o menor medida en función de lo tapado que esté el lagrimal.

Para saber si nuestro bebé tiene una obstrucción lagrimal, debemos buscar las siguientes siguientes señales de taponamiento del lagrimal:

  • Lagrimea más de lo normal, incluso en ocasiones en las que no está llorando.
  • Tiene costras secas pegadas a las pestañas, especialmente al despertarse.
  • Sus ojitos están ligeramente enrojecidos o irritados de rascarse, así como los párpados.

Estos síntomas de obstrucción del lagrimal suele observar en los bebés durante sus 12 primeras semanas de vida, aunque en ocasiones no se hace obvio hasta que el lagrimal se termina infectando por gérmenes.

Ante infección del conducto lagrimal, conocida como dacriocistitis, los síntomas empeoran (2) :

  • Moco amarillento en el ojo, o incluso verdoso.
  • Ojos muy enrojecidos.
  • Párpados hinchados.

Si crees que tu bebé tiene el lagrimal obstruido, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a oftalmólogos a tu disposición siempre que lo necesites.

Contrata un seguro de salud para tu bebé


Tratamiento para la obstrucción lagrimal

En la mayoría de los casos, el lagrimal obstruido del bebé se resuelve por sí solo durante el primer año de vida, y especialmente en los 6 primeros meses.

Para ayudar a que se desentapone y no afecte en mayor medida a su salud, es importante llevar al bebé al pediatra para que nos enseñe remedios para la obstrucción del lagrimal.

El médico te explicará cómo masajear el ojo al bebé para destapar el lagrimal: conocido como masaje hidrostático.

¿Cómo masajeo el ojo al bebé para quitar la obstrucción lagrimal? Poniendo el dedo índice en el borde inferior externo del ojo, e ir desplazándose presionando por el párpado hacia la nariz (3) .

El objetivo es aumentar la presión de las lágrimas, para que estas sean las que consigan desentaponar la obstrucción.

Lo ideal es hacer el masaje hidrostático varias veces al día, entre 5 y 10, junto con una limpieza del ojo desde el lagrimal hacia fuera con suero fisiológico, para evitar que no caigan restos en el conducto lagrimal.

Si somos constantes y masajeamos el lagrimal varias veces al día, en unos meses se resolverá el lagrimal obstruido del bebé.

Si la situación aún así no se corrige, el pediatra te derivará a un oftalmólogo que valorará la situación. Para ello, suelen hacer una prueba echando colorante en el ojo y así comprobar si este desaparece o no, lo que indicaría obstrucción del conducto.

Si fuera necesario, hay distintos tipos de operaciones para abrir un conducto lagrimal obstruido, todas ellas indoloras para el bebé:

  • Desobstruirlo utilizando una pequeña sonda.
  • Ensanchar el conducto utilizando unos pequeños tubos.
  • Introducir un catéter en el lagrimal que luego se hincha, abriendo el conducto.

Es posible que os recete la toma de antibióticos posteriormente a la operación, en pomada o en gotas, asegurando así que se cure el lagrimal y no se infecte.


Preguntas frecuentes sobre la obstrucción del lagrimal en bebés

¿Cómo destapar un lagrimal de forma natural?

Masajeando el ojo pasando el dedo índice por el párpado inferior desde fuera hacia dentro, varias veces al día.

¿Por qué le llora un ojo a mi bebé?

Si tiene todo el día el ojo lloroso con lágrimas acumuladas, lo más probable es que tenga el lagrimal obstruido.

¿Cómo saber si mi bebé tiene infección en los ojos?

Si tiene muchas legañas a modo de mucosidad amarilla o verdosa, las pestañas con restos secos, los ojos rojos y los párpados inflamados.

¿Debo lavar los ojos con manzanilla al bebé?

Es mejor hacerlo con suero fisiológico, siempre desde el interior del ojo hacia el exterior.

Fuentes del artículo
  1. Schnall, B. M. Pediatric nasolacrimal duct obstruction. Current Opinion in Ophthalmology, 24(5), 421-424. https://doi.org/10.1097/ICU.0b013e3283642e94
  2. Ali, M. J. Pediatric Acute Dacryocystitis. Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery, 31(5), 341-347. https://doi.org/10.1097/IOP.0000000000000472
  3. Petris, C., & Liu, D. Probing for congenital nasolacrimal duct obstruction. The Cochrane Database of Systematic Reviews, 7, CD011109. https://doi.org/10.1002/14651858.CD011109.pub2

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.