Embarazo: cómo quedarte embarazada, síntomas y detalles semana a semana

logo Roams
Última actualización: 20 de noviembre de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Si quieres quedarte embarazada, deberás mantener relaciones sexuales durante tu ovulación. Los síntomas de embarazo más comunes son las náuseas, el cansancio, la sensación de hinchazón en los senos... aunque van variando semana a semana.

Embarazo: ¿qué es?

El embarazo se da tras la fecundación: proceso por el cual uno o más óvulos de una mujer son fecundados por un espermatozoide, dando lugar a un cigoto. Este multiplicará sus células formando un embrión, que se desarrollará durante el embarazo, pasando a llamarse feto: nuestro bebé.

Dura 40 semanas o dicho de otro modo, 9 meses y una semana (aproximadamente 280 días). En ocasiones puede alargarse hasta las 42 semanas o por el contrario el bebé puede adelantarse y nacer prematuro.

El embarazo es una etapa muy especial para las madres y padres, llena de emociones, dudas, hormonas revolucionadas y sobretodo: ganas de ver la carita de nuestro bebé.


Síntomas de embarazo

Un embarazo no deja indiferente a nadie, tanto si lo estabas buscando como si te has quedado embarazada accidentalmente. Reconocer los primeros síntomas de embarazo es clave para saber si estás embarazada.

Estos son los signos y síntomas del embarazo más comunes:

  • Falta de la menstruación.
  • Pecho y pezones doloridos.
  • Aumento del flujo o moco cervical.
  • Olfato más sensible.
  • Náuseas, en ocasiones acompañadas de vómitos.
  • Cansancio y sueño todo el tiempo.
  • Dolor de cabeza.
  • Cambios repentinos de humor.
  • Estreñimiento.
  • Ganas continuas de orinar.
  • Hinchazón, especialmente en el vientre.
  • Manchado leve.
  • Calambres y dolores repentinos.
  • Cambios en la alimentación.
  • Nariz congestionada.

No todas las mujeres experimentamos todos estos primeros síntomas de embarazo, y algunas nunca llegan a tenerlos, habiendo casos de embarazos sin síntomas.

Por ello, si piensas que puedes estar embarazada, tengas o no estos síntomas de embarazo, lo mejor es que te hagas un test de embarazo, también conocidos como prueba de embarazo o Predictor, para estar realmente segura.


¿Cómo saber si estoy embarazada?

Se puede comprobar que estas embarazada con dos tipos de prueba. Ambas detectan la hormona hCG (Gonadotropina Coriónica Humana):

  • Test de embarazo casero: también conocido como Predictor. Consiste en orinar sobre una tira preparada, que si detecta la presencia de hCG dará positivo el test de embarazo mostrando dos rayitas: estás embarazada. Si sólo sale una raya, no estás embarazada.
  • Prueba de sangre: tendrás que ir a tu médico de familia o ginecólogo y que te saque sangre. En la analítica de laboratorio comprobarán si hay presencia de la hCG en tu sangre: en caso positivo, estás esperando a un bebé.

Cuando estamos embarazadas, el propio óvulo fecundado desencadena la liberación de la hormona hCG.

Esta hormona es la que detectan los test de embarazo y sólo está presente en la orina y sangre de mujeres embarazadas. Empieza estando en cantidades muy bajas en el organismo y cada día va aumentando su concentración.

Por ello, lo ideal es esperar a tener unos días de retraso de la regla para hacerte la prueba de embarazo casera, asegurándote así de no tener un falso negativo.


¿Cómo quedarme embarazada?

Para quedarte embarazada tienes que mantener relaciones sexuales en tus días fértiles para que los espermatozoides consigan fecundar al óvulo. Mientras que el sexo masculino es fértil a diario, nosotras no tenemos óvulos disponibles todos los días del mes, sólo durante nuestra ovulación (1) .

Durante la ovulación el ovario libera un óvulo maduro, que bajará por la trompa de falopio y esperará unas horas a ser fecundado.

El esperma por el contrario aguanta hasta 5 días vivo en las trompas de falopio (2) , por lo que tendrás que mantener relaciones sexuales los días de la ovulación, los anteriores y los posteriores para aumentar las posibilidades de quedarte embarazada.

¿Cuando es mi ovulación?

La ovulación ocurre justo a mitad del ciclo menstrual. Generalmente los ciclos son de 28 días, por lo que la ovulación ocurre en torno al día 14.

Sin embargo, la duración del ciclo de cada mujer varía, por lo que tendrás que calcular cuándo es la mitad de tu ciclo y esos serán tus días fértiles.

Si te resulta complicado, saber si estás ovulando, puedes ayudarte de calendarios menstruales para conocer qué días del mes eres más fértil.

Nuestra opinión experta

Notarás que estás ovulando porque es común tener un aumento del flujo vaginal y que este sea transparente, húmedo y elástico, mientras que fuera de la ovulación es más espeso y forma grumos.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Qué hacer para aumentar las posibilidades de embarazo

La fertilidad es cosa de dos, ya que es importante la calidad y cantidad tanto de espermatozoides como de óvulos.

Estos consejos os ayudarán a conseguir el tan ansiado embarazo (3) :

  • Tened relaciones sexuales regulares. Si lo hacéis todos los días aumentarán vuestras posibilidades y vuestro vínculo, que también es importante.
  • Aseguraos de tener relaciones a mitad de ciclo, especialmente durante la ovulación y los días anteriores y posteriores.
  • Después de tener relaciones: ¡no tengas prisa!, quedarte 20 minutos tumbada se lo pondrá más fácil a los espermatozoides.
  • Hábitos saludables consiguen también aumentar la fertilidad masculina. Ambos progenitores tenéis que cuidar vuestra alimentación, evitando los ultraprocesados y azúcares y centrándoos en la comida real. Mantened lo que todos conocemos como un estilo de vida sano: no fuméis, no bebáis alcohol y no tengáis sobrepeso. ¡Todo suma!
  • Toma un suplemento de ácido fólico. Toda mujer que quiera quedarse embarazada deberá tomar, a ser posible desde 2 ó 3 meses antes de empezar a intentarlo un suplemento diario de 400 microgramos de ácido fólico. Este, además de ser necesario para un correcto desarrollo del tubo neural del bebé previniendo patologías futuras como la espina bífida, ayuda a que se produzcan más óvulos, mejorando tu reserva ovárica.

Si pasado un año no te quedas embarazada, es momento para consultar con tu matrona o ginecólogo, que valorarán si es necesario recurrir a tratamientos de fertilidad como la inseminación artificial o a la fecundación in vitro.

Si llevas menos de un año intentándolo no te agobies, la media es conseguir el embarazo a los 6 meses, dándose muchos casos de gestaciones naturales más tarde (4) , incluso embarazos a los 40 años.


Calculadora de embarazo

Si necesitas calcular de cuánto tiempo estás embarazada, o dicho de otro modo, calcular tus semanas de embarazo, tendrás que considerar como día 1 de embarazo el día que te bajó la última regla.

Por ejemplo, imaginemos que la regla te bajó con normalidad el 12 de enero y en torno al 10 de febrero tenemos un retraso. Nos hacemos un test de embarazo y nos da positivo. Como tenemos que calcular las semanas de embarazo contando desde el 12 de enero, estaremos embarazadas de 4 semanas.

Nuestra opinión experta

Nunca olvides tu fecha de última regla (FUR). Es un dato que te van a pedir siempre en tus futuras visitas a la matrona y al ginecólogo, ya que se utiliza para calcular tu fecha probable de parto (FFP), día a partir del cual saldrás de cuentas.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Semanas de embarazo

La duración de un embarazo es habitualmente de 40 semanas, aunque es normal que pueda durar de 37 a 42 semanas.

El control del embarazo semana a semana nos permitirá conocer los cambios que va sufriendo el feto y los síntomas que podemos sentir nosotras.

Así, podremos saber si lo que sentimos entra dentro de la normalidad, o si es conveniente consultar con tu matrona o ginecólogo.

Te explicamos las peculiaridades de las semanas de embarazo. Cómo evoluciona tu bebé, qué síntomas puedes sentir tú y qué pruebas médicas o consejos son útiles.

Ten en cuenta que no todas las embarazadas presentan estos signos. De hecho hay embarazos sin síntomas por lo que no debes preocuparte al respecto.


Semanas del primer trimestre de embarazo

  • Semana 1 a la 4: el embrión ya está implantado en la pared del útero y comienza a desarrollarse la placenta. Podrás sentir el abdomen hinchado, el pecho más sensible y dolor de cabeza. En ocasiones empiezan las náuseas. Es conveniente empezar la ingesta de 400 microgramos diarios de ácido fólico (si no los tomabas ya) durante todo el embarazo.
  • Semana 5 a la 8: el embrión ya tiene esqueleto, empieza a tener latido y desarrolla los párpados. Tus ganas de hacer pis aumentan, te sientes cansada, puedes tener el pecho dolorido y podrías seguir con intensas náuseas. Puedes hacerte una ecografía para confirmar la salud del bebé.
  • Semana 9 a la 12: el feto tiene los órganos ya formados, aunque aún puede ser pronto para diferenciar su sexo. Generalmente, las náuseas empiezan a disminuir. Ya se te empieza a notar la barriguita de embarazada y acaba el primer trimestre, momento en el cuál mucha gente empieza a hacer público su embarazo. En la semana 12 es común hacerse el análisis de sangre y orina par valorar que la bioquímica sea correcta. También es común hacerse la prueba del cribado combinado, para detectar cromosopatías (alteraciones genéticas, como el síndrome de down).

Semanas del segundo trimestre de embarazo

  • Semana 13 a la 16: el feto está bastante desarrollado. Ya presenta cejas, uñas y las manitas empiezan a abrirse y cerrarse. Sus movimientos son cada vez más fuertes y es por ello que muchas mamás empiezan a notar los movimientos del bebé, sintiendo una especie de aleteo. Es importante extremar los cuidados en tus dientes y encías, los cuales sufren mucho durante la gestación debido a las hormonas.
  • Semana 17 a la 20: tu bebé ya mide unos 15 cm y empieza a tener arrugas en sus palmas de las manos y pies. Tú puedes presentar mucho cansancio y mareos, debido a que tienes la tensión más baja. Come alimentos ricos en hierro para prevenir la anemia. En la semana 20 toca la ecografía morfológica, una de las ecografías del embarazo más importantes, en la que conocerás el sexo del bebé (si no lo sabías ya) y se valoran uno a uno sus órganos para descartar malformaciones. Si se encuentra alguna anomalía se deberá hacer una amniocentesis para descartar.
  • Semana 21 a la 24: el bebé ya pesa alrededor de medio kilo, y se mueve con fuerza en tu útero. Puedes sentirte cansada, y si es muy extremo deberás hacerte un análisis para valorar si tienes anemia. Es normal que sientas cambios de humor, pasando de la risa al llanto con facilidad. No te agobies, es debido a las hormonas. En estas semanas es común hacerse el test de la glucosa, para considerar el riesgo de diabetes gestacional.

Semanas del tercer trimestre de embarazo

  • Semana 25 la 28: el bebé tiene un aspecto muy parecido al de un recién nacido ya que la grasa que va desarrollando le hace estar más redondito, pesando alrededor de 1 kilogramo. La barriga empieza a molestarte y es normal que te cueste descansar por la noche, lo que te hace estar cansada durante el día. Si eres Rh negativo, deberás ponerte una de las vacunas del embarazo la de la gammaglobulina anti D. Es conveniente que comiences a trabajar tu suelo pélvico para prepararlo para el parto con los ejercicios de kegel: contraer los esfínteres como cuando cortas el pis al orinar.
  • Semana 29 a la 32: a partir de aquí se considera que el bebé ya está protegido neurológicamente (su sistema nervioso), aunque sus pulmones aún no están maduros. Deberás controlar que se mueva frecuentemente, siendo sus movimientos un signo de bienestar fetal. En torno a la semana 31 ó 34 se suele hacer la ecografía del tercer trimestre, en la que se vuelve a comprobar que la placenta no esté bloqueando la salida, y sea así posible un parto natural. Es bueno masajear el perineo con aceite de almendras para dar flexibilidad a la zona y evitar posibles episiotomías (puntos para abrir la vagina) el día del parto. En estas semanas te pondrán la vacuna de la tosferina, para que tu bebé nazca ya con los anticuerpos y esté protegido.
  • Semana 33 a la 37: el bebé sigue moviéndose pero ya está colocado cabeza abajo y no tiene espacio suficiente (generalmente) para volver a darse la vuelta. Tienes la tripa más baja y estás ya muy incómoda por el aumento de peso y el barrigón que tienes ya. Puedes empezar a sentir contracciones de Braxton Hicks, que son falsas contracciones que preparan al cuerpo para el día del parto. Estas semanas te harán un cultivo recto-vaginal para descartar que tengas una infección por estreptococo.
  • Semana 38 a la 42: el bebé ya está totalmente formado y listo para salir, aunque puede ser que esté muy a gustito y espere hasta la semana 42. Cada vez se mueve menos por la falta de espacio, pero sus movimientos son muy molestos. Tú te sientes descomunal, con ganas de hacer pis todo el rato y sobretodo muy incómoda. Tendrás que controlar las contracciones, ya que si empiezan a ser regulares es que estás de parto. En estas semanas es común pasar por monitores, que controlan tanto el latido del bebé como tus contracciones.

Pruebas durante el embarazo

Es común la preocupación por cuándo tendrán que hacerme pruebas a lo largo del embarazo y en qué consisten. Por ello, te contamos cuáles son las pruebas generales que te realizarán durante tu embarazo:


Primeras pruebas durante el embarazo

  • Control rutinario de la madre: en cada visita a tu matrona, ésta controlará tu peso y tu tensión arterial para descartar posibles patologías como la preeclampsia.
  • Triple screening o cribado combinado: consiste en una estimación obtenida a partir de los resultados de tu analítica de sangre, tu edad, peso y etnia, así como los valores obtenidos en la ecografía del feto. El resultado predice la tendencia del bebé de padecer enfermedades provocadas por trisomías genéticas (como por ejemplo el síndrome de Down). Si existiera cierta tendencia, se tendría que hacer una amniocentesis para confirmarlo, la cual consiste en extraer por punción un poco de líquido amniótico para estudiar si hay trisomías en las células del feto.

Pruebas a mitad del embarazo

  • Ecografía morfológica de la semana 20: es la ecografía más importante del embarazo y también la más larga (alrededor de 1 hora). El ginecólogo irá observando, midiendo y valorando todos los órganos del bebé, e irá comprobando que no haya nada patológico: cavidades cardíacas, cerebro, pulmones, genitales, riñones, manos y pies... ¡todo!. También se observa la tensión arterial de las arterias uterinas, es decir, la presión de la sangre en dichas arterias.
  • Test O'Sullivan: también conocido como el test de la glucosa, es una prueba para valorar la tendencia de una embarazada a desarrollar diabetes gestacional. Para realizarla, tendrás que ir a tu centro médico en ayunas. Te sacan sangre, y luego tienes que tomarte una bebida que contiene 50 gramos de glucosa. Se espera una hora y te vuelven a sacar sangre para ver cómo la metaboliza tu organismo. Se realiza en el segundo trimestre, generalmente entre las semanas 24 y 28.

Pruebas al final del embarazo

  • Ecografía semana 34: es la última ecografía antes del parto. En ella se confirma que el bebé está colocado cabeza abajo y que la placenta no obstaculiza su salida por el canal de parto, lo cual se llama placenta previa y tendría que practicarse cesárea. También se valora el crecimiento del bebé, la cantidad de líquido amniótico y el estado de la placenta.
  • Cultivo recto-vaginal: consiste en un cultivo en placa para detectar infecciones por estreptococo, que podrían afectar al bebé. Es obligatorio para las embarazadas entre las semanas 36 y 38, ya que esta infección no presenta síntomas y podría pasar inadvertida. En caso de dar positivo habría que tratar a la madre cuando comenzara la dilatación para que el bebé no se infectara.
  • Monitorización fetal. Se trata de 2 monitores que se colocan en la barriga de la mamá: uno es para controlar las pulsaciones del bebé, las cuales tienen que ser rítmicas y acelerarse cuando se manipula la barriga o la madre se cambia de postura. El otro monitor controla las contracciones de la madre. Sirven también para valorar si el bebé está en condiciones de nacer por parto natural, o hay que realizar una cesárea. Se realizan en las semanas 38-39 de embarazo.

Vacuna COVID y embarazo

Se ha demostrado que las embarazadas son un grupo de riesgo para el COVID-19, presentándose complicaciones que requieren de hospitalización de manera más común entre embarazadas que en mujeres de la misma edad que no lo están.

En particular, las embarazadas en el segundo trimestre son las que han presentado los casos más graves, siendo estos de más riesgo cuanto mayor es la edad de la gestante.

El COVID-19 durante el embarazo es especialmente peligroso, para ti y para el bebé.

Por ello, entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) (5) recomiendan que las embarazadas se vacunen en cualquier etapa del embarazo, siendo el segundo trimestre el más recomendable.

Nuestra opinión experta

Para protegerte contra la COVID-19 tienes que vacunarte y darte las dosis de refuerzo. Aunque estés sana, es el propio embarazo el que te hace más propensa a un diagnóstico grave. Vacúnate para protegerte a ti y a tu bebé.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Los datos de mujeres embarazadas que se han vacunado para la COVID-19 muestran que no han tenido mayor riesgo en su embarazo. Sus bebés han sido tan sanos como los de mujeres que no se vacunaron.

Lo que aún no está claro es hasta qué punto llega la inmunidad al feto. Sí que parece que los anticuerpos viajan por el torrente sanguíneo y atraviesan la placenta llegando al bebé.

El hecho de vacunarte podría proteger a tu hijo durante la infancia, hasta que tenga la edad suficiente de vacunarse él mismo.

Lo mejor es que consultes con tu matrona o ginecólogo. Ellos te informarán sobre los beneficios de la vacuna COVID en embarazadas, para que estés tranquila.


Preguntas frecuentes sobre el embarazo

¿Cuáles son los síntomas de un embarazo en los primeros días?

Los primeros síntomas de embarazo son la falta de menstruación, pecho sensible, cansancio, náuseas y aumento en las ganas de orinar.

¿Cuándo tengo que hacerme un test de embarazo?

Cuando tengas al menos 3-5 días de retraso, ya que si no podría darte un falso negativo.

¿Cuánto tiempo se tarda en quedarse embarazada?

Depende de vuestra edad y hábitos de vida. Si eres menor de 35 años se recomienda intentarlo durante 12 meses antes de recurrir a técnicas de reproducción asistida.

Fuentes del artículo
  1. Catherino WH. Reproductive Endocrinology and Infertility. https://link.springer.com/book/10.1007/978-1-4419-1436-1
  2. Suarez, S. S., & Pacey, A. A. Sperm transport in the female reproductive tract. Human Reproduction Update, 12(1), 23-37. https://doi.org/10.1093/humupd/dmi047
  3. Bartolomé, P. Las leyes de la fertilidad. BOOKBABY.
  4. Murak, S. Natural Birth Control Made Simple: Simple and Easy-To-Follow Guidance to Natural Family Planning: Fertility Awareness-Based Methods of Family Planning. Independently Published.
  5. OMS. Preguntas y respuestas: vacunas contra la COVID-19 y embarazo, 15 de febrero de 2022. Consultado en https://www.who.int/es/publications/i/item/WHO-2019-nCoV-FAQ-Pregnancy-Vaccines-2022.1

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.