Mamás y Papás

Resfriado en bebés: síntomas, señales de alerta y tratamiento

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
259 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El resfriado en bebés es un virus que les causa mocos, tos, fiebre y malestar. Se trata haciéndole lavados nasales, hidratándole, manteniendo húmeda su habitación y si es necesario dándole Apiretal para el malestar y la fiebre.

Síntomas de resfriado en el bebé

Decimos que un bebé está resfriado cuando tiene una infección viral, un virus que afecta a la nariz y a la garganta, llamándose popularmente resfriado en vías altas en bebés.

Aunque nos pueda causar mucha pena verles enfermos, es lo más normal. Su sistema inmune aún no es maduro del todo, e irá ganando inmunidad según se vaya exponiendo a más patógenos.

Lo más común es que un resfriado tenga estos síntomas en bebés (1) :

  • Nariz congestionada.
  • Secreción nasal, con gran cantidad de mocos.
  • Fiebre: temperaturas por encima de los 38ºC en la axila.
  • Estornudos.
  • Tos, expulsando con ella gran cantidad de virus.
  • Pérdida del apetito, debida en parte por la dificultad de mamar o tomar el biberón por la propia congestión nasal.
  • Irritabilidad y malestar.
  • Problemas para dormir: están muy cansados pero les cuesta conciliar el sueño, despertándose muchas veces durante la noche por la tos y los mocos.

Los primeros días, el resfriado común en bebés suele empezar con congestión nasal y secreción de mocos, y luego llegan el resto de síntomas de resfriado en bebés.


Señales de alerta de resfriado común en bebés

Aunque sean muy comunes, deberemos alertarnos si tiene un resfriado un bebé de 1 mes, o incluso de días.

A los bebés recién nacidos resfriados hay que llevarlos siempre al pediatra para comprobar que no sea nada más grave.

Además del hecho de que tenga un bebé un resfriado siendo menor de 3 meses, otras señales de alerta por las que debemos llevar al peque a urgencias son:

  • No orina tanto, no llegando a mojar un mínimo de 6-8 pañales al día, existiendo riesgo de que el bebé se deshidrate.
  • Tiene fiebre durante más de 3 días.
  • Da sensación de que le duelen los oídos, pudiendo tener otitis.
  • Tiene los ojos rojos.
  • Al exhalar le silba el pecho, costándole mucho respirar, pudiendo ser una bronquiolitis.
  • Su tos es persistente, no mejora con el paso de los días.
  • La secreción nasal se vuelve muy espesa y verdosa.
  • El bebé está muy aletargado, demasiado somnoliento o llora más de lo normal.

Si observas cualquiera de estos síntomas en tu bebé, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas a tu disposición siempre que lo necesites.

Contrata un seguro de salud para tu bebé


Cómo quitar el resfriado a un bebé

Si el bebé está unicamente resfriado, no necesitará antibiótico ni otros tratamientos con receta.

Lo primero, es intentar aliviar sus síntomas siguiendo algunos remedios caseros para el resfriado en bebés bebés (2) :

  • Mantener alta la humedad en su habitación. Con un bebé resfriado debes mantener una humedad de en torno al 50% en su habitación, para que no se le sequen las mucosas y respire mejor.
  • Hacerle lavados nasales para extraer el moco y que pueda respirar.
  • Ofrécele continuamente líquidos: leche y agua (en mayores de 6 meses) para que esté bien hidratado y no empeore su salud.
  • Para la fiebre y el malestar del resfriado del bebé dale Apiretal: paracetamol líquido infantil.

Se debe dar cada 6 horas o más 0,15 ml de solución oral de Apiretal 100mg/ml por cada kilogramo de peso, es decir:

  • Para un bebé de 5 kg: 0,15ml x 5kg = 0,75 ml.
  • Para un bebé de 7 kg: 0,15ml x 7kg = 1,05 ml.
  • Para un bebé de 9 kg: 0,15ml x 9kg = 1,35 ml.

El paracetamol no matará al virus que le esté causando el resfriado, pero sí que aliviará los síntomas hasta que el sistema inmune lo vaya erradicando del organismo.


¿Cómo sacar los mocos de un bebé resfriado?

Un resfriado en un bebé suele durar unos días, por lo que debemos intentar sacarle los mocos cada poco tiempo para que respire lo mejor posible.

Aunque hace unos años se recomendaban los aspiradores nasales para quitar los mocos al bebé, estos están muy desaconsejados ya que afectan al oído.

Para ello lo que hay que hacer es lavarle las fosas nasales con suero salino, utilizando una jeringa de unos 5 ml.

Con el bebé tumbado de lado, o sentado si ya se mantiene, debemos meterle 5 ml de suero en una de las fosas nasales, con decisión pero sin hacer presión máxima.

El suero a su paso arrastrará el moco, saliendo por el otro agujero, o en su defecto se lo tragará. Cualquiera de las dos opciones es buena.

Nuestra opinión experta

Aunque no consigamos sacar el moco, con el suero conseguiremos que se hidrate y que en cuestión de minutos vaya saliendo por sí solo, despejando la respiración del bebé.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Esto se puede hacer tantas veces como sea necesario, igual que cuando nosotros nos sonamos los mocos cuando estamos acatarrados.


Preguntas frecuentes sobre el resfriado en bebés

¿Cómo se contagia un resfriado a un bebé?

Por contacto con personas enfermas o portadores del virus, ya sea porque cogen o tocan al bebé, o porque tosen cerca de él.

Es muy común el contagio en bebés que van a la guardería, o que tienen hermanos mayores que se lo pegan.

¿Qué es un resfriado estomacal en bebés?

También conocido como gripe estomacal, es una gastroenteritis. Es un virus que afecta al sistema digestivo, causando vómitos y diarrea.

¿Se pueden dar infusiones para bebés resfriados?

No, las infusiones para bebés no son buenas para su salud ni las necesita. De hecho, las fórmulas compradas suelen tener grandes cantidades de azúcares.

Fuentes del artículo
  1. Heikkinen, T., & Järvinen, A. The common cold. Lancet (London, England), 361(9351), 51-59. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(03)12162-9
  2. Robohm, C., & Ruff, C. Diagnosis and treatment of the common cold in pediatric patients. JAAPA: Official Journal of the American Academy of Physician Assistants, 25(12), 43-47. https://doi.org/10.1097/01720610-201212000-00009

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.