Mamás y Papás

Hongos en los pies en niños: picor, enrojecimiento y descamación

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
531 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los hongos en los pies en niños, también conocidos como pie de atleta enrojecen y dan picor en el pie, siendo común contagiarse por tener el pie sudado mucho tiempo o por ir descalzo en sitios públicos como vestuarios o piscinas.

Niño con hongos en los pies

El estilo de vida de los niños pequeños les hace especialmente propensos a coger hongos en los pies.

Tener los pies húmedos por exceso de sudor, las piscinas, compartir toallas... son momentos en los que las posibilidades de contagiarse aumentan considerablemente.

Pie de atleta en la planta del pie

Los hongos en el pie en niños se conocen como pie de atleta, y causa un enrojecimiento en la planta de los pies, así como hongos entre los dedos de los pies (1) .

La infección fúngica se conoce como tiña pedis, pero popularmente se llama pie de atleta porque estos son propensos a cogerla, debido a tener el pie sudado muchas horas al día y a frecuentar vestuarios, gimnasios, piscinas...

Un error común, es pensar que el aspecto del pie de atleta es similar al de un papiloma plantar, el cual no se debe a un hongo, sino a un virus, apareciendo una verruga con puntos negros en la planta del pie (2) .


Síntomas de hongos en los pies de niños

Es importante conocer el aspecto de los hongos en la planta del pie en niños para poder actuar cuanto antes.

Los principales signos de que los pies de los niños tienen hongos son:

  • Picor y enrojecimiento en la parte del pie afectada, siendo muy común que empiece entre el cuarto y el quinto dedo del pie.
  • Piel con descamación: la zona afectada por el hongo se descama y reseca, agrietándose y desprendiéndose la piel de manera similar a la psoriasis.
  • Puede que lleguen a salir ampollas en la zona, pero esto no ocurre en todos los casos.
  • Mal olor del pie.

Una vez detectados, los hongos de los niños en los pies deben ser tratados cuanto antes, ya que si se rascan la infección fúngica se extenderá, contagiando a familiares o amigos o a otras partes de su propio cuerpo.


Complicaciones de los hongos en los pies de niños

Es bastante común que el pie de atleta contamine otras partes del pie, siendo especialmente común que afecte a las uñas, dejándolas engrosadas y decoloradas (amarillentas o blanquecinas), lo cual se llama tiña o onicomicosis.

Si la infección se sigue extendiendo puede afectar a las axilas y a las ingles, conocido como tiña inguinal.

Por ello es importante llevar al niño al pediatra cuanto antes, para que diagnostique los hongos en los pies (3) y le mande un tratamiento adecuado.

Si tu niño tiene el pie escaldado por una infección, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a dermatólogos a tu disposición siempre que lo necesites.

Haz un seguro de salud para tu niño


¿Cómo prevenir los hongos en los pies?

Como el mejor tratamiento es no llegar a contagiarse, existen una serie de medidas preventivas con las que lograrás reducir las posibilidades de que tu peque coja un hongo en el pie:

  • Intentar que el pie del niño esté seco, sin sudor, durante la mayor parte del día. Para ello se necesita un calzado transpirable.
  • Secar muy bien los pies después de bañarse, asegurándose de que queda bien seco, incluso entre los dedos de los pies.
  • Mantén sus pies hidratados con cremas adecuadas, evitando así que se cuartee su piel ya que es más facil coger el pie de atleta por las grietas, en las que la piel es más vulnerable.
  • No es recomendable compartir toallas, alfombras de baño, calcetines, chancletas o cualquier cosa que entre en contacto con el pie de otros niños.
  • Evitar caminar descalzo en zonas públicas, especialmente en vestuarios, duchas públicas, probadores...
  • Mantén sus pies limpios, frotándolos con jabón en la ducha a diario, sobretodo en los niños que sudan mucho.

Aunque es muy difícil evitar totalmente los hongos en los pies, estas medidas reducirán mucho las posibilidades de contagio, teniendo que tomarse especialmente en los casos de niños a los que les suda mucho el pie, pudiendo también afectar los hongos a pies de bebé.


Hongos en los pies de niños: tratamiento

Una vez que el pediatra valore el pie del niño y diagnostique que se trata de un hongo, determinará si mandaros un tratamiento, o en algunos casos derivarlo a un dermatólogo.

Existen gran variedad de medicamentos para hongos en los pies de niños que pueden comprarse libremente en la farmacia.

Aún así, siempre es recomendable consultar previamente al pediatra, ya que podría no tratarse de un hongo. De hecho, hay infecciones bacterianas que dejan síntomas parecidos en el pie.

En el caso en el que la tiña ya afecte a las uñas de los pies, se podría necesitar un medicamento más potente (4) .

En este caso, no será suficiente con remedios caseros para acabar con los hongos en los pies, sino que puede llegar a ser necesario tomar un medicamento oral que detenga la infección fúngica.

Es importante ser constante con el tratamiento y seguir a rajatabla las pautas del pediatra. En ocasiones se tarda más de un mes en eliminar el hongo por completo, y si no se mata totalmente volverá a crecer.


Preguntas frecuentes sobre los hongos en los pies en niños

¿Cómo eliminar los hongos de los pies rápido y para siempre?

Dando el medicamento el tiempo indicado por el pediatra, y una vez curado, asegurándonos de no tener el pie húmedo, ni andar descalzos en sitios públicos.

¿Qué pasa si no se tratan los hongos en los pies?

Que se terminarán extendiendo a otras partes del cuerpo, como las uñas, las axilas e incluso las ingles.

¿Por qué el niño tiene los pies rojos y con la piel pelada?

Podría tratarse de un hongo llamado pie de atleta. Llévale al pediatra cuanto antes para que lo diagnostique ya que es contagioso.

¿Qué son los dedos de los pies despellejados en niños?

Un despellejamiento entre los dedos del pie podría estar causado por pie de atleta, un hongo que se alimenta de la piel muerta entre los dedos de los pies o si se observa además descamación en la planta del pie podría ser dermatitis plantar.

Fuentes del artículo
  1. Solís-Arias, M. P., & García-Romero, M. T. Onychomycosis in children. A review. International Journal of Dermatology, 56(2), 123-130. https://doi.org/10.1111/ijd.13392
  2. Vlahovic, T. C., & Khan, M. T. The Human Papillomavirus and Its Role in Plantar Warts: A Comprehensive Review of Diagnosis and Management. Clinics in Podiatric Medicine and Surgery, 33(3), 337-353. https://doi.org/10.1016/j.cpm.2016.02.003
  3. Alfaro S, D. A., & González F, C. G. [Pediatric onychomycosis: Update and management]. Revista Chilena De Pediatria, 91(1), 131-138. https://doi.org/10.32641/rchped.v91i1.1309
  4. Gupta, A. K., Venkataraman, M., Shear, N. H., & Piguet, V. Onychomycosis in children - review on treatment and management strategies. The Journal of Dermatological Treatment, 33(3), 1213-1224. https://doi.org/10.1080/09546634.2020.1810607

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.