Mamás y Papás

El embarazo sin síntomas no es motivo de preocupación. El bebé está bien

logo Roams
Última actualización: 21 de junio de 2023
Laura Remolina
310 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El embarazo sin síntomas ocurre cuando la embarazada es menos sensible al aumento de progesterona y estrógenos típicos del embarazo. Aunque no tiene por qué ser una mala señal, conviene consultarlo con tu médico para estar tranquila.

Sin síntomas de embarazo

Tenemos tan normalizados los síntomas de embarazo que parece que fueran obligatorios: náuseas (1) , sensibilidad en el pecho, cansancio, ganas continuas de orinar... Pero lo cierto es que aunque son comunes, no siempre se tienen, por lo que no tienes por qué preocuparte si estás de 5 semanas de embarazo sin síntomas.

La causa de que tengamos señales de embarazo es la respuesta de nuestro cuerpo ante un aumento de hormonas como los estrógenos y la progesterona. Por ello, si somos más sensibles a este cambio hormonal tendremos síntomas, y si no lo somos no los tendremos.

Mujeres con altos niveles de hormonas antes de estar embarazadas son más propensas a tener embarazos sin síntomas, ya que están habituadas a altos niveles hormonales. No notar el embarazo no es necesariamente una mala señal.

Si estás cerca de ser mamá, puede interesarte hacer un seguro privado de salud para tu bebé.

Cuida de tu bebé con un seguro de salud


Causas de embarazos sin síntomas

Te has hecho un test de embarazo y te ha dado positivo, pero pasan las semanas y no presentas ninguno de los típicos signos de embarazo. ¿Y ahora qué? Te contamos algunas situaciones en las que te puede dar el test de embarazo positivo sin síntomas.

Si das de mamar a tu bebé

Cuando alimentas a tu bebé con lactancia materna los niveles de hormonas que producen la ovulación están muy bajos, siendo común que no tengas la regla. A pesar de ello, puedes quedarte embarazada, teniendo unos síntomas muy leves de embarazo o no teniéndolos en absoluto.

Podrías llegar a embarazarte y no darte cuenta hasta empezar a notar entre la semana 15 y 20 los primeros movimientos del bebé.

Si estás en una situación de mucho estrés

El estrés causa en nuestro cuerpo cansancio, malestar general, dolor de cabeza (2) ... Mujeres que viven estresadas son más propensas a no sentir los síntomas de embarazo, a confundirlos con los propios del estrés o directamente a no recordar cuándo tuvieron por última vez la menstruación.

Las mujeres sin síntomas de embarazo por estrés pueden empezar a notar señales alrededor de la semana 12, o alargarse la situación hasta que noten moverse al bebé.

Embarazos en adolescentes

En este caso, la embarazada siente síntomas pero los niega, y los achaca a otras causas, conociéndose como negación del embarazo. Es especialmente común en adolescentes, chicas jóvenes a las que les supone tanta impresión haberse quedado embarazadas que no lo aceptan y se autoengañan.

Es uno de los casos más típico de embarazos sin síntomas, y aunque es muy común en adolescentes puede darse también en chicas de más edad, teniendo como factor común que no lo asumen aunque tengan la sospecha de embarazo sin síntomas. En los casos más graves, esta negación puede llegar hasta el momento del parto, cuando ven al bebé por primera vez.

Si te quedas embarazada cerca de la menopausia

En los años previos a la menopausia, los ciclos se desregulan y empiezan a ser muy irregulares. Puede haber varios meses en los que no tengas la menstruación, seguidos de meses de normalidad. En esta etapa, aunque es más difícil quedarte embarazada, no es imposible.

Los embarazos cercanos a la menopausia suelen detectarse tarde, ya que en muchos casos no son buscados. La falta de regla se achaca a la irregularidad propia de esa etapa y los síntomas característicos del embarazo quedan enmascarados.


¿Es peligrosa la falta de síntomas de embarazo?

Cuando nos quedamos embarazadas estamos en una situación de incertidumbre, siendo más sensibles a los cambios y necesitando que todo salga bien.

Nuestra opinión experta

Aunque desde un punto de vista práctico sea una suerte no tener síntomas de embarazo, lo cierto es que las embarazadas están mucho más tranquilas cuando los tienen, considerándose una señal de que todo va bien.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

La ausencia de síntomas de embarazo no tiene por qué ser una mala señal, pero conviene que el médico examine que todo transcurre con normalidad, especialmente si tenías síntomas y has dejado de tenerlos.

En muchos casos las primeras semanas de embarazo sin síntomas son totalmente normales, ya que estos suelen comenzar la semana 12. Estate tranquila, consulta a tu médico y piensa que ¡estás de suerte!


Preguntas frecuentes de Embarazo sin síntomas

¿Puedo tener un embarazo sin síntomas y con la regla?

Aunque un embarazo sin síntomas sea normal, tener sangrados no lo es. Sí que puedes tener un leve manchado durante la implantación del óvulo fecundado, pero nunca es tan abundante como la regla. Lo mejor es que te hagas es un test de embarazo y si te da positivo y sigues con hemorragia consultes a tu médico para descartar un posible embarazo ectópico.

6 semanas de embarazo sin síntomas

Es totalmente normal. En muchos casos los síntomas aparecen a partir de la semana 12, mientras que en otros nunca aparecen.

¿Cómo sé que estoy embarazada si no tengo síntomas?

Si tienes un retraso en tu menstruación tendrás que hacerte un test de embarazo. Si te da positivo, estás embarazada, tengas síntomas de embarazo o no.

Fuentes del artículo
  1. Festin, M. Nausea and vomiting in early pregnancy. BMJ Clinical Evidence, 2014, 1405. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24646807/
  2. Lynch, C. D., Sundaram, R., Maisog, J. M., Sweeney, A. M., & Buck Louis, G. M. Preconception stress increases the risk of infertility: results from a couple-based prospective cohort study--the LIFE study. Human Reproduction (Oxford, England), 29(5), 1067-1075. https://doi.org/10.1093/humrep/deu032

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.