Mamás y Papás

Herpes en niños: definición, causas, tipos y tratamiento

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
70 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El herpes en niños se debe a una infección por el virus del herpes simplex, y una vez que se contrae permanece de forma latente en el organismo, volviendo a brotar en los alrededores de los labios o en la cara cuando se bajen las defensas.

Herpes labial en niños

El herpes zóster en niños es una enfermedad extremadamente contagiosa, que no tiene cura una vez que se contrae, sino que queda en el cuerpo de manera latente.

Cuando bajen las defensas, ante exposición al calor o bajas temperaturas, o tras un simple resfriado, el herpes infantil puede volver a brotar, saliendo en los labios sus características ampollas.

Al contraer por primera vez el herpes bucal en niños, se desarrolla la enfermedad gingivoestomatitis herpética (1) , que puede tener fuertes síntomas:

  • Fiebre alta que llega a durar hasta 8 días.
  • Mal aliento, acompañado de mucha salivación.
  • Irritabilidad y malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Gingivitis: inflamación en las encías.
  • Ampollas por la zona de los labios e incluso la cara.

Si tu niño ha contraído el herpes bucal, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud por si necesitaseis controlar sus brotes ante el primer síntoma.

Hazle a tu niño un seguro de salud


¿Por qué sale el herpes labial en niños?

El herpes labial infantil está causado el virus herpes Simplex.

Cuando nos contagiamos por primera vez, afecta a la salud, teniendo los síntomas anteriores. A partir de entonces, puede volver a brotar en cualquier momento, dependiendo de cada peque.

El herpes bucal se considera una infección crónica extremadamente contagiosa, aunque el niño portador no muestre síntomas ni tenga en ese momento las ampollas en la boca.

Aunque el virus puede estar en la saliva, el momento en el que se es más contagioso es cuando se tienen por primera vez los fuertes síntomas de la gingivoestomatitis herpética.

La manera más típica de contagiarse es mediante besos, o cualquier acto en el que la saliva del contagiado y la de otro niño entren en contacto: compartiendo vasos, cubiertos, cepillos de dientes, chupando material escolar...


Tipos de herpes en niños

En función de qué virus se contraiga, se distinguen dos tipos de herpes que pueden afectar a adultos, niños e incluso bebés:

  • Herpes labial, o herpes tipo 1: es el más frecuente, estando causado por el contagio del virus herpes Simplex (VHS-1). Las maneras en las que suele manifestarse es mediante calenturas en los labios o alrededores de la boca, aunque gracias al sistema inmune los brotes de herpes en la cara de niños suelen ser aislados. Se considera que más de un 70% de los adultos somos portadores del virus.
  • Herpes genital, o herpes tipo 2, popularmente conocido como herpes Zóster, el viru VHS-2 suele presentarse como erupciones en la piel de los genitales, también a modo de ampollas (2) .

En función de qué virus contraiga tu peque, tendrá el brote en la piel de la cara o en los genitales, siendo el herpes labial mucho más frecuente.


Herpes de niños: tratamiento

Da igual en qué momento se contraiga o lo pequeño que sea nuestro peque. Aunque veamos el herpes en niños de 2 años, tendrán que convivir con ello toda su vida, ya que una vez se contrae, no hay cómo curar el herpes labial en niños.

Pero aún así, las heridas características del herpes en la boca en niños pueden aliviarse con remedios caseros. El más calmante consiste en rozar un hielo por la zona de la ampolla, con cuidado de no quemar la piel.

Es importante que la ampolla no se cubra para evitar que se infecte: debe permanecer siempre al aire libre para que se seque cuanto antes, por lo que no conviene cubrirla con tiritas o cremas.

También es interesante controlar la alimentación durante los días que está el herpes en la boca de los niños: algunos alimentos podrían aumentar la quemazón y molestia del herpes labial, como los ácidos (zumos, salsas, frutas ácidas...)

Una vez que las ampollas se sequen y formen pequeñas costras, se puede aplicar tratamiento para el herpes labial: crema de protector solar o baselina, lo cual hará que cicatrice más rápido y no vuelva a brotar (3) .

Por su parte, el herpes genital sí que requiere de un tratamiento antiviral específico, por lo que si a tu peque le pican los genitales, deberéis ir al pediatra para descartar el contagio.

Aunque a la mayoría se les curan sin tratamientos, existen fármacos específicos para sanar las úlceras del herpes labial en niños: aciclovir. Puede administrarse desde los 3 meses de edad, aplicándose varias veces al día directamente sobre las ampollas. Consulta a tu pediatra.

Para que sean efectivas, es importante que apliquemos estas cremas para el herpes cuanto antes, según detectemos los primeros síntomas.

Estas no pueden usarse para el herpes dentro de la boca en niños, no existiendo tratamiento más que la aplicación de hielo para calmar la quemazón.


Preguntas frecuentes sobre los herpes en niños

¿El herpes en la nariz en niños tiene tratamiento?

El herpes en la nariz de niños es el mismo herpes labial, que puede brotar en distintas zonas de la cara. Puede aliviarse rozando un hielo, y una vez seco cubriéndolo con crema solar o vaselina.

También se puede consultar al pediatra para que recete una crema específica para herpes, como el aciclovir.

¿Puede salir el herpes en la garganta en niños?

, el herpes bucal puede salir en los labios o alrededores, en la nariz, en el interior de la boca, en la lengua o incluso en las encías.

¿A qué se debe el herpes en niños en la espalda?

Se trata del virus del hérpes zóster. La aparición de un herpes de gran tamaño, en el lateral del pecho o la espalda, que produce dolor y quemazón. Consulta a tu pediatra cuanto antes.

Fuentes del artículo
  1. Whitley, R. J., & Roizman, B. Herpes simplex virus infections. Lancet (London, England), 357(9267), 1513-1518. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(00)04638-9
  2. Garland, S. M., & Steben, M. Genital herpes. Best Practice & Research. Clinical Obstetrics & Gynaecology, 28(7), 1098-1110. https://doi.org/10.1016/j.bpobgyn.2014.07.015
  3. Whitley, R., & Baines, J. Clinical management of herpes simplex virus infections: past, present, and future. F1000Research, 7, F1000 Faculty Rev-1726. https://doi.org/10.12688/f1000research.16157.1

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.