El desarrollo del bebé y su evolución mes a mes: principales hitos

logo Roams
Última actualización: 21 de junio de 2023
Laura Remolina
16 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El desarrollo del bebé incluye ir consiguiendo los llamados hitos del desarrollo: habilidades o comportamientos típicos de un rango de meses de edad. Cada bebé evoluciona a su ritmo, mes a mes, pero existen unos límites en los que habrá que consultarlo con el pediatra.

Hitos del desarrollo

Los hitos del desarrollo son habilidades que el bebé va aprendiendo a unas edades determinadas. Por ejemplo: sostenerse boca abajo, darse la vuelta o hablar son hitos evolutivos (1) .

El desarrollo del bebé es diferente en cada caso. Por ello, no hay una edad determinada para conseguir un determinado hito, sino que se trata de un rango de edades: observar lo que hace el bebé mes a mes. Lo que sí que hay son edades límite.

Por ejemplo, se considera normal dentro de la evolución de un bebé que empiece a andar de los 12 a los 15 meses, mientras que si a los 18 meses aún no anda, hay que consultarlo con el pediatra.

Por ello, vamos a ir analizando los hitos típicos de las distintas etapas del bebé, el desarrollo del bebé mes a mes:


Evolución de un bebé desde recién nacido a los 2 meses

El crecimiento del bebé mes a mes es considerable los 2 primeros meses de vida, consiguiendo sus primeros hitos del desarrollo:

  • El recién nacido empieza a girar la cabeza cuando está tumbado boca arriba.
  • Cierra las manitas en puño, dobla los codos y patalea. Especialmente si sufre los temidos cólicos del bebé.
  • Su cuello no sostiene aún su cabeza.
  • Muestra interés por las voces y sonidos de alrededor.
  • La audición comienza antes del nacimiento, desde el embarazo, estando perfectamente desarrollada al nacer. El bebé reconoce la voz de su mamá.
  • Olfato, tacto y gusto van madurando poco a poco, con preferencia por los sabores dulces (así sabe el líquido amniótico y el calostro).
  • Puede ver en blanco y negro, a una distancia de 20-30 cm. La distancia a la que está la cara de mamá cuando le alimenta. A los 2 meses empieza a seguir con la mirada objetos en movimiento.
  • El recién nacido responde al balanceo y a los cambios de posición. Les gusta el movimiento ya que les recuerda al traqueteo de la barriga durante el embarazo.
Nuestra opinión experta

El recién nacido puede ver solo las superficies muy contrastadas. Por eso los pezones de la embarazada se oscurecen tanto, para que el bebé los vea y se facilite el agarre espontáneo para la lactancia.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Reflejos del recién nacido

Los recien nacidos muestran una serie de reflejos primitivos, que tu pediatra valorará en las primeras revisiones:

  • Reflejo de moro o de sobresalto: extiende los brazos y luego los vuelve a doblar con un leve quejido. Lo hace al asustarse o ante movimientos rápidos como soltarle en una superficie plana de repente.
  • Reflejo de Babinski: al rozarle la planta del pie, abre todos los deditos en forma de abanico.
  • Reflejo prensil palmar: cuando le ponemos el dedo en la mano, cierra el puño.
  • Reflejo prensil plantar: al ponerle el dedo en la planta del pie, cierra los deditos.
  • Reflejo postural: estira la pierna si le tocamos la planta del pie.
  • Reflejo de orientacion y succión: si se le tocan las mejillas, gira la cara y comienza a chupar, en busca del pezón. Este reflejo posibilita la lactancia materna (2) .
  • Reflejo de la marcha: cuando en posición erguida se le desplaza sobre una superficie plana, da pasos rápidos, como si andase.

Desarrollo del bebé de 3 a 4 meses

El bebé ya no se considera un recién nacido. Es capaz de observar el mundo que le rodea y empieza poco a poco a poder interactuar algo más con el entorno y los familiares.

  • El bebé empieza a sostener la cabeza cuando se le coloca boca abajo.
  • Aunque aún no puede agarrar cosas con las manos, puede manotearlas y acercárselas, ya sea con una sola mano o con las dos a la vez.
  • Sigue objetos con la mirada y puede diferenciar figuras a pesar de que muestren colores poco contrastados.
  • Puede mantenerse sentado con nuestra sujeción, sostenido el tronco y la cabeza erguidos.
  • Los reflejos primitivos van desapareciendo.
  • Empiezan a estabilizarse los ciclos de sueño/vigilia.
Nuestra opinión experta

Un dato curioso es que el desarrollo físico de los bebés va desde la cabeza a los pies. Es decir, primero conseguirá meterse cosas en la boca y chuparlas, luego mantenerse sentado, luego ponerse de pie...

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Avances del bebé de 5 a 6 meses

De las distintas fases del bebé, en esta es cuando empiezan a relacionarse más, mostrando continuamente su enorme curiosidad por todo lo que hay alrededor: sonidos, luces, colores, texturas...

  • El bebé puede coger bloques de mayor tamaño, sosteniéndolos entre la palma de la mano girada y la muñeca.
  • Ya empieza a mantenerse sentado sin ayuda, mes a mes irá aguantando cada vez más tiempo.
  • El bebé puede voltearse, desde la espalda hasta quedar boca abajo. Ten especial cuidado ya que puede caerse de la cama, cambiador o superficie en la que le dejes.
  • Cuando esta boca abajo es capaz de mantenerse perfectamente con la cabeza erguida, girándola hacia los lados para observar su alrededor.
  • Empieza a hacer sonidos vocálicos: ¡oooooh!¡aaaah!.
  • Comienza a diferenciar los colores.
  • A partir de los 4 meses, hacen un periodo largo de sueño ininterrumpido por la noche, en torno a 5 horas.

Evolución de un bebé de 6 a 9 meses

Su psicomotricidad va mejorando por momentos. Es importante que pasen mucho rato al día en el suelo, sobre alfombras o mantas de juegos, para que puedan desarrollar la musculatura de brazos, espalda, cuello y piernas.

Siempre juego libre, que les permita curiosear e investigar. Observaremos en esta etapa evolutiva un claro crecimiento del bebé mes a mes:

  • El bebé puede en ocasiones empezar a gatear, aunque algunos se saltan esta fase, comenzando a andar directamente.
  • Puede empezar a caminar con ayuda de un adulto, aunque no está recomendado hacerlo ya que los músculos de sus piernas aún son débiles y podrían deformarse.
  • Se puede sentar desde una posición erguida.
  • Aguanta periodos de tiempo indefinidos sentado. Ya tiene la musculatura de la espada muy desarrollada y no se cansa.
  • Empieza a ser capaz de ponerse de pie al sujetarse a muebles, aunque no se suelta para andar. Es importante que hagan esto sin ayuda, ya que así es como desarrollan la musculatura necesaria para poder caminar en un futuro cercano.
  • Comienza a balbucear y le gusta oírse a si mismo, haciéndolo durante varios minutos.
  • Se ríe, a carcajadas o emitiendo pequeños grititos.
  • Hace pedorretas y burbujas con su propia baba.

Desarrollo de un bebé de 9 a 12 meses

En esta etapa del bebe hay mucha diferencia de unos a otros. En general, los bebés más gorditos pueden ser más lentos en el desarrollo físico, ya que pesan más y les cuesta más sostenerse.

Son unos meses muy entretenidos ya que empiezan poco a poco a caminar y a desarrollar el habla.

  • El bebé puede empezar a ser capaz de ponerse de pie solo, manteniendo el equilibrio gracias a la ayuda de algún mueble o punto de apoyo.
  • Una vez de pie, puede dar algún paso mientras se sostiene, o incluso se anima a dar sus primeros pasos solito. Es muy importante no forzar en esta etapa.
  • Empieza a imitar ciertos sonidos de manera más clara.
  • Dice sus primeras palabras, como mamá y papá.
  • Responden con palabras sencillas o monosílabos, como sí y no.

Si el bebé había conseguido comunicarse con algunas palabras, y según van pasando los meses en vez de mejorar se da una regresión y deja de ser capaz de hablar, consulta con tu médico. Habrá que valorarle ya que podría tratarse de autismo.

Si te preocupa que el desarrollo de tu bebé sea adecuado, quizás estés más tranquila al contratar un seguro de salud para protegerle, o incluirle gratis en tu seguro de salud.

Cuida de tu peque con un seguro de salud

Fuentes del artículo
  1. Alves, J. G. B., & Alves, G. V. Effects of physical activity on children’s growth. Jornal De Pediatria, 95 Suppl 1, 72-78. https://doi.org/10.1016/j.jped.2018.11.003
  2. Prado, E. L., & Dewey, K. G. Nutrition and brain development in early life. Nutrition Reviews, 72(4), 267-284. https://doi.org/10.1111/nure.12102

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.