Mamás y Papás

Estreñimiento en niños: síntomas, remedios caseros y señales de alarma

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
89 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El estreñimiento en niños mejora si beben mucha agua, hacen deporte a diario y comen alimentos ricos en fibra como verduras y frutas con piel.

Síntomas de estreñimiento crónico en niños

Un problema de salud muy típico en los niños de manera temporal es el estreñimiento.

En muchas ocasiones, es algo normal, fruto de la inmadurez intestinal que aún tienen, aunque también puede deberse a que no está bebiendo suficiente agua, ni comiendo alimentos ricos en fibra como frutas y verduras.

En el caso de bebés con estreñimiento, se ponen muy rojos y lloran al intentar hacer caca. En niños más mayores debemos estar atentas a otras señales.

Sabremos si nuestro peque está estreñido si presenta algunos de estos síntomas de estreñimiento:

  • Hace menos de 2 veces caca a la semana.
  • Cuando la hace, las heces son muy duras y secas.
  • Le hace daño evacuar, quejándose e incluso llorando, costándole mucho esfuerzo.
  • Retrasa el momento de ir al baño, apretando las nalgas y haciendo movimientos de balanceo, como si bailase.
  • Hinchazón abdominal.

La mayoría de las veces es una fase temporal que termina mejorando (1) , pero lo mejor es evitarlo.

El estreñimiento en los niños de 5 a 10 años suele deberse a que no están teniendo suficiente actividad física ni bebiendo bastante agua.

Si quieres consultar con un médico privado el estreñimiento de tu niño puedes hacerle un seguro de salud para que le revisen siempre que lo necesite.

Contrata un seguro de salud para tu peque


Estreñimiento en niños: remedios caseros

Como más vale prevenir que curar, existen ciertas pautas que si se hacen a diario harán que tu hijo pueda evacuar sin dolor.

El remedio casero para el estreñimiento en niños más obvio es también el más efectivo: beber mucha agua.

Una de las causas del estreñimiento es la dureza y sequedad de las heces. Beber agua frecuentemente las reblandecerá, facilitando su avance por el intestino.

Otro remedio para el estreñimiento en niños es la actividad física. Hacer deporte aumenta la movilidad del intestino, mejorando el tránsito de las heces y con ello su evacuación.

Por ello, menos pantallas y vida sedentaria y más deporte e hidratación, remedios naturales para el estreñimiento.

Y por último, quizás el truco más conocido de todos para no estreñirse: comer mucha fibra, la cual encontramos especialmente en las frutas y las verduras.


Menú para niños con estreñimiento

Para que nuestro peque pueda evacuar frecuentemente y sin dolor, además de hacer deporte a diario y beber mucha agua debe tener una dieta equilibrada.

Los azúcares aumentan la dureza de las heces, por lo que no son adecuados en una dieta para el estreñimiento en niños.

Debemos elegir en la alimentación infantil productos ricos en fibra, los cuales son comidas laxantes para niños:

  • Fruta: siempre fresca y dejando toda la piel, que es donde hay más fibra. Algunos ejemplos son las ciruelas, los kiwis, la pera, frambuesas, moras...
  • Verduras: judías blancas, lechuga, aguacate, guisantes... son verduras ideales para el estreñimiento en niños.
  • Legumbres, con alto contenido en fibra: lentejas, garbanzos, alubias...
  • Cereales integrales: hacer pastelería casera sin azúcar con harina integral, arroz integral, pasta integral, avena, centeno, espelta... no pueden faltar en un desayuno para niños estreñidos.
  • Frutos secos y semillas: en menores de 5 años siempre triturados para evitar atragantamientos: semillas de lino, chía, sésamo, pipas de calabaza, nueces...
  • Yogur natural sin azúcar: los alimentos con probióticos como los yogures son ideales para mejorar el tránsito intestinal.
  • Aceite de oliva crudo: un chorrito encima de la comida ayudará a mejorar los alimentos para el estreñimiento en niños.

Evitar alimentos azucarados y comida procesada como la bollería industrial o los prefabricados. Tampoco están recomendados los zumos, aunque sean naturales, ya que contienen mucho azúcar y carecen de la piel, que contiene la mayoría de fibra (2) .

Combinando estos alimentos contra el estreñimiento en niños podrás preparar deliciosas recetas laxantes con las que podrán ir al baño con más facilidad.

Si tu peque tiene tendencia al estreñimiento no puedes tomar estas medidas de manera puntual. Debe hacer deporte, beber mucho agua y comer alimentos ricos en fibra en todas las comidas: desayuno, almuerzo, merienda y cena.


¿Cuándo preocuparse por el estreñimiento en niños?

Por norma general, el número de cacas dependerá de la edad del niño y de su alimentación:

¿Cuántas veces hacen caca los bebés?
Edad Número de cacas diarias Número de cacas al mes
6-12 meses 1,8 5-28
1-3 años 1,4 4-21
>3 años 1 3-14

Si el niño sigue con síntomas de estreñimiento durante más de 2 semanas a pesar de tomar las medidas anteriores, habrá que llevarle de manera inmediata al pediatra.

También debemos preocuparnos si aparecen alguna de estas señales de alarma:

  • Sangrado del recto, o por fisuras anales creadas por la propia dureza de las heces.
  • Caca con sangre.
  • Dolor abdominal.
  • Vómito.
  • Disminución del apetito, llegando a perder peso.

El pediatra valorará la situación, y considerará si es necesario iniciar algún tratamiento laxante para niños estreñidos.


Tratamiento para el estreñimiento en niños

Si lleváis un tiempo cumpliendo a rajatabla estos remedios naturales y aún así el niño sigue con estreñimiento, puede ser necesario algún tratamiento.

Lo más común es que el pediatra recete algún jarabe para el estreñimiento en niños, que en muchos casos son suplementos de fibra: laxantes naturales.

Además del laxante oral para niños, existen alternativas como enemas o supositorios laxantes (3) , los cuales consiguen evacuaciones rápidas.

Esta última opción suele utilizarse cuando el niño lleva muchos días sin hacer caca, por lo que podría tener una obstrucción.

En el intestino se absorbe el agua de las heces, por lo que cuantos más días pase el niño sin hacer caca, más se endurecerá, siendo conveniente dar estos laxantes inmediatos para niños.

Nuestra opinión experta

Sea cual sea la opción elegida, la decisión debe tomarla siempre un pediatra. Lo que funciona para un niño puede ser peligroso para otro: no automediques a tu peque.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Preguntas frecuentes sobre el estreñimiento en niños

¿Qué es bueno para el estreñimiento de los niños?

Una dieta equilibrada con abundancia de frutas y verduras y sin ultraprocesados, comida prefabricada y azúcares. Beber agua abundante y hacer deporte a diario.

¿Cómo hacer un laxante natural para niños?

Un laxante casero para niños es darles un vaso grande de agua en ayunas, nada más despertarse. Esperar media hora y que desayune un yogur natural sin azúcar, un kiwi y una ciruela.

¿Qué tipo de yogur es bueno para el estreñimiento?

El yogur natural sin azúcar. Y si se acompañada de trozos de frutas ricas en fibra, como las pasas, el kiwi o las ciruelas, mejor

Fuentes del artículo
  1. Poddar, U. Approach to Constipation in Children. Indian Pediatrics, 53(4), 319-327. https://doi.org/10.1007/s13312-016-0845-9
  2. Lu, P. L., & Mousa, H. M. Constipation: Beyond the Old Paradigms. Gastroenterology Clinics of North America, 47(4), 845-862. https://doi.org/10.1016/j.gtc.2018.07.009
  3. Vriesman, M. H., Koppen, I. J. N., Camilleri, M., Di Lorenzo, C., & Benninga, M. A. Management of functional constipation in children and adults. Nature Reviews. Gastroenterology & Hepatology, 17(1), 21-39. https://doi.org/10.1038/s41575-019-0222-y

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.