Mamás y Papás

Obesidad infantil: índice de masa corporal mayor de percentil 95

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
8 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La obesidad infantil es una afección grave de salud en la cual los niños tienen más grasa corporal de la que deberían para su altura y edad, teniendo un índice de masa corporal de percentil 95 o mayor.

¿Qué es la obesidad infantil?

La obesidad infantil es una afección grave que cada vez afecta a más niños en todo el mundo.

Los niños obesos no son todos aquellos que tengan sobrepeso: se pueden tener kilogramos de más pero no llegar a ser obeso. Para determinar obesidad infantil según la OMS, hay que calcular el índice de masa corporal (IMC) del peque:

El índice de masa corporal se calcula dividiendo el peso (kg) entre la altura (m) al cuadrado: IMC = Peso/(altura x altura).

Para calcularlo, debemos multiplicar la altura por la altura y dividir el peso entre ese resultado. Por ejemplo, para un niño de 40kg de peso y 1,30 m de altura el IMC será 23,7.

Cuando tengamos el dato del IMC de nuestro niño, debemos comprobar en las tablas de percentil de niños su edad y su IMC:

Tablas de percentil de IMC
Percentil IMC según edad Resultado
Menor de percentil 5 Bajo de peso
Entre percentil 5 y 85 Peso normal
Entre percentil 85 y 95 Sobrepeso
Mayor de percentil 95 Obesidad

Las causas de la obesidad infantil son el estilo de vida (1) : mala alimentación, con consumo de grandes cantidades de azúcares, y muy poca actividad física diaria, pasando los peques las horas pegados a distintas pantallas.

La obesidad infantil en España es ya un problema grave de salud, estimándose que 1 de cada 5 niños padece obesidad.


Cómo afecta la obesidad en los niños

Los niños y niñas con obesidad tienen más grasa en su organismo de la que deberían para su altura y edad, poniendo a su cuerpo en un estado proinflamatorio (2) continuo que puede derivar en:

  • Diabetes tipo 2: enfermedad crónica en la cual el cuerpo deja de producir insulina eficiente, siendo incapaz de metabolizar correctamente los azúcares.
  • Hipertensión e hipercolesterolemia fruto de su mala alimentación. El colesterol alto provoca que se acumule grasa en el interior de las arterias, dificultando el paso sanguíneo y aumentando las posibilidades de sufrir en el futuro un infarto.
  • Dolor en las articulaciones: sus rodillas, caderas y espalda de niño no están preparadas para soportar su peso, teniéndolas doloridas o incluso haciéndose lesiones.
  • Problemas en la respiración: los niños obesos tienen con más frecuencia afecciones respiratorias como asma o apnea obstructiva del sueño.
  • Enfermedad de hígado graso: enfermedad que provoca que se acumulen depósitos de grasa en el hígado, dañándolo y afectando a su funcionamiento.

Si tu niño es obeso, necesitará revisiones pediátricas con frecuencia para comprobar que vaya perdiendo peso hasta un percentil adecuado para su altura y edad. Para cubrirlas, podría interesarte hacerle un seguro privado de salud.

Protege a tu peque con un seguro de salud


¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

Dadas las altas cifras de obesidad infantil, conocer cómo prevenirlo es de vital importancia para el bienestar de los peques.

Un cambio en el peso del niño no se va a conseguir de un día para otro, ni se va a solucionar con medidas temporales. Tiene que ser un cambio total en los hábitos de vida.

Este cambio tiene que hacerlo toda la familia para dar ejemplo y ayudar al peque a conseguir su objetivo. Si tú no comes adecuadamente ni haces ejercicio, no esperes que tu peque lo vaya a hacer nunca.

  • Alimentación saludable: compuesta mayoritariamente por frutas, verduras, legumbres, carne, pescado, lácteos y cereales. Nada de comida prefabricada ni ultraprocesados (3) , y evitando al máximo los azúcares.
  • Actividad física a diario: todos los días el niño necesita hacer algún deporte durante 1 hora como mínimo: fútbol, tenis, baloncesto, artes marciales, natación...
  • Un buen descanso. El niño tiene que dormir 8 horas al día para estar descansado y tener energía para el día siguiente.
  • Acudir a todas las revisiones pediátricas: en ellas medirán y pesarán al niño, y te dirán en qué percentil está.

Estos hábitos sirven tanto para prevenir la obesidad como para que el niño vuelva a tener un peso adecuado a su edad.

Aunque se consiga el índice de masa corporal deseado, no se pueden dejar de tener estos hábitos, ya que enseguida volverá a ganar peso y a volver a ser un niño obeso.


Dieta para niños obesos

Cuando se habla de que es necesaria una dieta para los niños obesos no es una dieta como la que hacemos los adultos.

Consiste en hacer un cambio radical en su alimentación, siendo importante tanto los productos que debe comer como los que no puede comer.

En el menú semanal para niños obesos debe estar formado por recetas saludables con: carnes, pescados, cereales integrales, verduras, legumbres y frutas, y de beber solo agua. Siempre comida real, evitando lo prefabricado o ultraprocesado.

Los niños para estar sanos no deben comer productos ultraprocesados: bebidas azucaradas, salsas, pizzas prefabricadas, salchichas, comida basura...

El sobrepeso y obesidad en niños se irá corrigiendo poco a poco con una alimentación adecuada.

Si es comida real, no hay por qué limitar la cantidad que coma el peque, pero no debería tomar nunca alimentos que contengan más de 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto.

Una dieta sana para niños obesos, junto con actividades físicas diarias que mantengan al peque alejado de pantallas, es la forma de ir ganando hábitos de vida saludables, y con ello perder peso.

Nuestra opinión experta

Para que el niño pueda comer sano no debe haber en casa productos que él no pueda tomar, por lo que toda la familia tiene que cambiar los hábitos. Así le darás ejemplo y le acompañarás.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Preguntas frecuentes sobre la obesidad infantil

¿Qué países europeos tienen más obesidad infantil?

Los países europeos con más obesidad en niños son los del mediterráneo: Chipre, Grecia, Italia y España, con un 40% de niños presentando sobrepeso, y en torno al 20% con obesidad.

¿Cómo explicar la obesidad a los niños?

Hay que explicarles que los hábitos que tienen: comer azúcares, vida sedentaria, uso abusivo de pantallas... están afectando a su salud. La solución es comer sano, y hacer todos los días actividad física, y nosotros vamos a hacerlo con ellos.

¿Qué es la obesidad mórbida en niños?

El más alto grado de obesidad, afectando gravemente a la salud del niño, no permitiéndole hacer una vida normal y acortando su esperanza de vida.

Fuentes del artículo
  1. Gurnani, M., Birken, C., & Hamilton, J. Childhood Obesity: Causes, Consequences, and Management. Pediatric Clinics of North America, 62(4), 821-840. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2015.04.001
  2. Güngör, N. K. Overweight and obesity in children and adolescents. Journal of Clinical Research in Pediatric Endocrinology, 6(3), 129-143. https://doi.org/10.4274/Jcrpe.1471
  3. Brown, C. L., Halvorson, E. E., Cohen, G. M., Lazorick, S., & Skelton, J. A. Addressing Childhood Obesity: Opportunities for Prevention. Pediatric Clinics of North America, 62(5), 1241-1261. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2015.05.013

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.