Mamás y Papás

Agarre incorrecto en lactancia: corrígelo lo más pronto posible

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
443 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Un agarre incorrecto en lactancia causará en la madre dolor, grietas o heridas, el bebé no tomará suficiente leche y, en consecuencia, la cantidad de leche materna de la madre disminuirá, haciendo que el recién nacido no gane suficiente peso.

Agarre incorrecto en lactancia materna

Para que la lactancia materna sea posible, y tanto tú como tu bebé podáis disfrutar de todos sus beneficios es vital que el agarre sea correcto.

El agarre es la manera en la que el bebé se engancha al pecho: la unión de su boca con la areola.

Un mal agarre en lactancia terminará más pronto que tarde con la necesidad de dejar el pecho y pasar a lactancia artificial, ya que provoca una serie de problemas no compatibles con la lactancia materna:

  • Crea grietas y heridas en el pezón de la madre (1) , llegando a producir un dolor insoportable, terminando con la lactancia si no se corrige a tiempo.
  • El bebé obtiene menos cantidad de leche, por lo que tiene que mamar más rato, llegando a hacer tomas de 1 hora.
  • El hecho de que no se saque la leche correctamente tras la subida de leche, provoca ingurgitaciones o incluso mastitis (2) .
  • Al succionar peor, no se da un aumento de producción de leche en la madre, por lo que el bebé no ganará peso de manera correcta.

Todos los problemas anteriores acabarán irremediablemente con la lactancia materna exclusiva. Por ello, es importante asegurar un correcto agarre del pezón cuanto antes.

Pezón pintalabios en lactancia

Una manera rápida de darnos cuenta de si el bebé está haciendo un mal agarre es la forma que tiene el pezón cuando el recién nacido se suelta. Si el pezón tiene forma de pintalabios, estando aplastado por uno de los lados: el agarre es incorrecto.

¿Qué provoca el mal agarre? Causas

Cuando a mi bebé le cuesta agarrar el pezón, existen una serie de causas que pueden provocar que el recién nacido no se agarre correctamente al pecho.

Todas ellas tienen solución, pero habrá que actuar cuando antes ya que los primeros días son vitales (3) :

Posibles causas de un mal agarre en lactancia materna
Causa Resultado
Bebé prematuro o pretérmino Les falta fuerza de succión por inmadurez
El bebé no abre la boca, no se engancha No coge el pecho
Pezón invertido o plano No encuentra donde agarrarse. Hacer técnica del "bocadillo"
Bebé con frenillo sublingual corto o anquiloglosia (4) No es capaz de colocar la lengua correctamente para hacer el agarre

Todas estas causas de mal agarre pueden solucionarse cogiendo tu pecho con la mano en forma de "C" presionándolo como un bocadillo, e introduciéndolo así en la boquita del recién nacido, o con el uso de pezoneras de lactancia (5) . Consúltalo con tu matrona y te asesorará.


Callo del lactante

Cuando el agarre no es correcto, el recién nacido en vez de hacer un trabajo de mejillas, lengua y mandíbula para mamar lo compensa haciendo fuerza con los labios sobre el pezón.

Esto, sumado a que su piel es muy fina y acaba de pasar de estar sumergido en el líquido amniótico al exterior, puede provocar una ampolla en el labio del bebé, conocida como callo de succión o callo del lactante.

En ocasiones, no aparece sólo un callo del lactante, sino que todo el labio superior puede llenarse de pequeñas ampollas.

Para que desaparezcan, debes corregir el agarre, disminuyendo así el roce de los labios del bebé con el pezón.


Agarre correcto en lactancia

Es vital que desde el principio el agarre del bebé sea correcto, ya que un mal agarre en lactancia no va a tener nunca un final feliz.

Un buen agarre para amamantar propiciará una correcta succión, ya que la única manera de que consigas producir más leche es asegurarte de que el pecho se vacía por completo en cada toma, siendo a veces necesario aprender a mamar.

Si a tu bebé le cuesta agarrar el pezón, estas son las señales que tienes que observar, propias de un buen agarre de lactancia (6) :

  • Tiene la boca muy abierta, a 90 grados, cubriendo por completo o en gran parte la areola, más por la parte de la barbilla que por la de arriba. La boca nunca debe agarrarse sólo al pezón.
  • Labios evertidos: plegados hacia fuera, tanto el superior como el inferior. Si el labio superior está hacia dentro se creará el callo del lactante.
  • Su barbilla está en contacto estrecho con el pecho.
  • La nariz está despejada, cerca del pecho pero libre, para que pueda respirar. Sino se soltará todo el rato para coger aire.
  • Las mejillas están redondeadas, no se hunden hacia dentro para hacer vacío, sino que es un movimiento de mandíbula y lengua.
  • No hace chasquidos, podría ser una señal de frenillo sublingual corto.
  • Sentimos y oímos que traga y moja bastantes pañales al día.
  • No te duele. Puedes notar una leve molestia o el pezón cansado, pero nunca dolor.
  • Cuando el bebé se suelta al final de la toma, tu pezón está redondeado por igual, nunca como un pintalabios: sería señal de que el agarre es asimétrico.

Si no sabes cómo dar el pecho correctamente, asegúrate de que cumples estos puntos. Un agarre adecuado es totalmente necesario para que la lactancia sea correcta y no te vayas quedando sin leche.


Trucos para que el bebé agarre el pezón

Hay una serie de consejos para facilitar que el bebé agarre el pecho, o lo haga de manera correcta.

Si tu bebé no abre bien la boca para amamantar, no le coloques el pezón directamente en la boca. Ponlo un poco más alto, a la altura de su nariz, y rózale para que lo sienta (7) .

El reflejo de boqueo del bebé hará que instintivamente estire el cuello para alcanzar el pezón, abriendo la boca al máximo. Esto facilita bastante un buen agarre en lactancia.

El bebé no debe tener en la boca sólo el pezón

Recuerda que para un agarre adecuado el bebé no tiene que tener nunca en la boca sólo el pezón, sino cubrir prácticamente toda la areola, tapándola más por la parte de la barbilla que por la de la nariz.

Otro truco para que el bebé agarre de manera correcta es la técnica del bocadillo: sujétate la punta del pecho con la mano en forma de "C", en introduce así toda la areola en su boca bien abierta (8) .

En resumen, sigue estos pasos para lograr un buen agarre:

  1. Coloca al bebé de frente a ti Su nariz debe quedar de frente a tu pezón
  2. Controla el eje de su cuerpo: la línea cabeza-hombros-cadera debe estar alineada Si el cuerpo está en una dirección y la cara girada le costará más mamar
  3. Roza tu pezón con la nariz y labio superior del bebé Así abrirá mucho la boca, bien abierta.
  4. Introduce rápidamente todo lo que puedas del pecho en su boca Hazlo apretando ligeramente al bebé hacia ti.
  5. Comprueba que su barbilla esté pegada a tu pecho Asegúrate de que la nariz queda libre para que pueda respirar mientras traga.

Preguntas frecuentes sobre el agarre incorrecto en lactancia

¿Cómo hacer que el bebé suelte el pezón tras el agarre del pecho en lactancia?

Debes primero soltar el agarre al pecho. Para ello, mete con cuidado el dedo en el extremo de su boquita, rompiendo así el vacío.

Nunca tires de él sin que se haya soltado ya que el bebé estira el pezón: succionará más fuerte y terminará haciéndote grietas.

¿Cómo introducir el pezón en la boca del bebé para lograr un buen agarre?

Para asegurar un buen agarre al pecho materno, coloca el pezón a la altura de su nariz, rózale y cuando abra la boca introduce tanto pezón como areola, quedando esta cubierta casi por completo.

Con este agarre de lactancia profundo asegurarás un correcto vaciado del pecho, siendo cómo dar el pecho correctamente.

¿Por qué mi bebé no sabe succionar?

Sí que sabe, pero puede estar ocurriendo algo que no le permita hacerlo correctamente, como un pezón invertido o plano, o que hayas introducido chupete o tetinas demasiado pronto y esté dándose la confusión tetina-pezón, afectando a la lactancia y al agarre.

El uso de una pezonera puede ayudarle a succionar con un buen agarre para amamantar. Consulta con tu matrona para que valore tu situación en particular.

¿Por qué tengo dolor al mamar?

Porque el agarre no está siendo correcto, no deberías sentir nunca dolor. Comprueba que cumples todos los pasos anteriormente listados para un agarre adecuado y si aun así te sigue molestado, consulta con tu matrona para que valore tu caso.

¿Cuánto duran las grietas en el pezón?

Las grietas en el pezón durarán solo unos días si corriges el agarre del bebé e intentas mantener el pezón seco.

Un agarre asimétrico en la lactancia te permitirá hacer la toma de manera más indolora, llamándose así porque el bebé no cubre la areola igual por todos los lados, sino que cubre más parte con el labio inferior que con el superior.

¿Cómo sacar punta al pezón para amamantar?

Si tienes el pezón plano o invertido no tienes de qué preocuparte: el pezón no es necesario para mamar, sólo sirve para indicar al bebé dónde está el pecho.

Por ello, no es necesario que saques hacia fuera el pezón, sino que hagas la técnica del bocadillo: coge tu pecho con la mano en forma de "C" presionándolo como un bocadillo, e introduciéndolo así en la boquita del recién nacido.

Si no lo consigues, siempre puedes recurrir como última opción al uso de pezoneras para facilitar el agarre.

¿Cómo lograr labios evertidos lactancia?

Intentando que el bebé abra la boca todo lo posible, consiguiéndose un agarre profundo.

Para dar de mamar correctamente, pon el pezón por encima de su boca, a la altura de su nariz, para que sea el bebé el que incline hacia atrás la cabeza para alcanzar el pezón, abriendo la boca al máximo y quedando los labios evertidos durante la toma.

Fuentes del artículo
  1. Douglas, P. Re-thinking lactation-related nipple pain and damage. Women’s Health (London, England), 18, 17455057221087864. https://doi.org/10.1177/17455057221087865
  2. Berens, P. D. Breast Pain: Engorgement, Nipple Pain, and Mastitis. Clinical Obstetrics and Gynecology, 58(4), 902-914. https://doi.org/10.1097/GRF.0000000000000153
  3. Aguayo Maldonado, J. La lactancia materna | Editorial de la Universidad de Sevilla. Consultado en https://editorial.us.es/es/detalle-libro/290052/la-lactancia-materna
  4. AEPED. Frenillo lingual corto. ¿Cuándo es un problema? Consultado en https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/frenillo-lingual-corto-cuando-es-un-problema
  5. McKechnie, A. C., & Eglash, A. Nipple Shields: A Review of the Literature. Breastfeeding Medicine, 5(6), 309-314. https://doi.org/10.1089/bfm.2010.0003
  6. Pediatrics, A. A. of, & Gynecologists, A. C. of O. and. Breastfeeding Handbook for Physicians. https://doi.org/10.1542/9781581108057
  7. Padró, A. Mucha teta. El manual de lactancia materna: Las respuestas a todas tus preguntas. Penguin Random House Grupo Editorial España.
  8. Padro, A. Somos la leche: Dudas, consejos y falsos mitos sobre la lactancia / We Are Milk: Doubts, advice, and false myths about breastfeeding. National Geographic Books.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.