Mamás y Papás

La muerte súbita en bebés puede prevenirse: dormir siempre boca arriba

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
4 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La muerte súbita en bebés es un síndrome por el cual un bebé aparentemente sano fallece en la cuna mientras dormía, sin explicación aparente. Para prevenirla, el bebé debe dormir boca arriba y con la cuna despejada.

¿Qué es la muerte súbita en bebés?

El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) es la muerte repentina de un bebé sano en la cuna, ocurriendo de manera impredecible y sin encontrarse una explicación al hacerle la autopsia.

En España mueren al año unos 50 bebés por muerte súbita.

Se considera una de las principales causas de muerte en bebés lactantes, aumentando su incidencia en otoño e invierno (1) .

Si te preocupa la muerte súbita, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas a tu disposición siempre que lo necesites, aunque a día de hoy es algo impredecible.

Contrata un seguro de salud para tu bebé


Muerte súbita en bebés: causas

A pesar de que sigue sin haber unanimidad entre los científicos sobre la causa de la muerte súbita en bebés, parece que se tiene claro que no es un único motivo, sino una combinación de factores.

Existen ciertas alteraciones a nivel cerebral, del sistema inmune y metabólico que hacen que esos bebés puedan tener más tendencia a sufrir muerte súbita.

Cuando un bebé con esas anomalías se encuentra en ciertas condiciones de riesgo para el SMSL, es cuando aumentan mucho las probabilidades de muerte del lactante.

Estos son los factores de riesgo para la muerte súbita, que deben evitarse para reducir al máximo las posibilidades:

  • El bebé duerme boca abajo.
  • Dormir en colchones blandos o sobre ropa de cama.
  • Son hermanos de un bebé fallecido por muerte súbita.
  • Se les abriga demasiado a la hora de dormir.
  • La temperatura de su dormitorio es superior a los 22 grados centígrados.
  • Nacieron de manera prematura o con bajo peso.
  • Se exponen al humo del tabaco, aunque sea de manera pasiva.
  • La madre fumaba o se drogaba durante el embarazo.
  • La madre es adolescente.

Cuantos más de estos factores de riesgo se practiquen, mayor será el peligro de que el bebé sufra muerte súbita.


¿Cómo evitar la muerte súbita en bebés?

Desde hace décadas, y según han ido cambiando las pautas para evitar el SMSL se ha conseguido prevenir la muerte súbita de muchos bebés, pasando de 1000 muertes al año a apenas 50.

Las pautas han ido cambiando conforme pasan los años, especialmente en lo que se refiere a la posición en la que debe dormir el bebé.

Hasta principios de los 90 se recomendaba que los bebés durmieran boca a abajo, luego que lo hicieran de lado, y desde el 2000 en adelante que se duerma boca arriba, habiéndose conseguido reducir considerablemente las muertes anuales.

Actualmente, estas son las recomendaciones (2) para prevenir la muerte súbita en bebés:

  • Dormir boca arriba. Si el bebé se gira en sueños debemos volver a ponerle boca arriba hasta que sea capaz de girar en ambas dirección por sí mismo.
  • Que el colchón sea firme.
  • La cuna debe estar totalmente despejada, sin almohada, ni juguetes ni chichoneras mullidas.
  • Poner al bebé un pijama transpirable y si es necesario un body, pero no abrigar en exceso ni usar gorro para dormir más que el primer día de vida.
  • Que la temperatura de su dormitorio no sea demasiado alta, siendo lo ideal entre 18 y 20 grados centígrados.
  • Usar preferiblemente saco de dormir en vez de colchas y mantas, que podrían terminar cubriendo la cara del bebé.
  • Dormir en el cuarto con adultos preferiblemente el primer año de vida, pero no antes de lo 6 meses.
  • Dar lactancia materna todo lo posible, ya que es un protector natural de muerte súbita (3) .
  • Que el bebé use chupete para dormir. La succión nocturna ha demostrado prevenir el SMSL.
  • Si el bebé sufre reflujo gastroesofágico o apnea del sueño debe controlarse y aumentar la vigilancia.

Probabilidad de muerte súbita del bebé por meses

Aunque se considera que el riesgo de muerte súbita es desde el primer mes de vida hasta que el bebé cumple 12 meses, no todos los meses son igual de peligrosos para el bebé.

La inmensa mayoría de muertes por SMSL son en bebés de entre 2 y 4 meses, reduciéndose considerablemente las posibilidad a partir de los 4 meses.

Aún así, se recomienda mantener las prácticas de prevención de muerte súbita todo lo posible, especialmente hasta que el bebé cumpla 6 meses.

A pesar de ello, no todos los bebés tienen el mismo riesgo. La muerte súbita del lactante es mucho más común en varones que en niñas, y también influyen factores étnicos, siendo más frecuente en bebés de raza negra.

Gracias a estas pautas, las muertes se han reducido considerablemente en España, pasando de 134 muertes anuales en 1990, a 70 en el 2000, 57 en 2010 y solo 39 en 2018 (4) .

Nuestra opinión experta

No te agobies por la muerte súbita ni te gastes dinero innecesario en monitores para controlar a tu bebé si está sano. Lo que debes hacer es seguir a rajatabla las normas de protección de la muerte súbita: ¡todo suma!.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Preguntas frecuentes sobre la muerte súbita en bebés

¿Mi bebé puede dormir boca abajo encima de mi?

Si tú estás despierta mientras el bebé duerme sí, ya que si hiciese una apnea te darías cuenta.

¿Puedo poner una almohada en la cuna del bebé?

No. El bebé podría moverse durante la noche y quedar con la cara pegada a la almohada, dificultando su respiración.

¿Cuál es la temperatura ideal para dormir a un bebé?

Es mejor que por la noche la temperatura esté algo más baja que por el día. Unos 18-20ºC por la noche y por el día 20-22ºC.

¿Hasta qué edad puede ocurrir la muerte de cuna?

Se considera que hasta los 12 meses hay que seguir a rajatabla las prácticas de prevención de muerte súbita, pero a partir de los 6 meses ya no se registran apenas casos.

Fuentes del artículo
  1. Goldberg, N., Rodriguez-Prado, Y., Tillery, R., & Chua, C. Sudden Infant Death Syndrome: A Review. Pediatric Annals, 47(3), e118-e123. https://doi.org/10.3928/19382359-20180221-03
  2. Jullien, S. Sudden infant death syndrome prevention. BMC Pediatrics, 21(Suppl 1), 320. https://doi.org/10.1186/s12887-021-02536-z
  3. Marinelli, K. A., Ball, H. L., McKenna, J. J., & Blair, P. S. An Integrated Analysis of Maternal-Infant Sleep, Breastfeeding, and Sudden Infant Death Syndrome Research Supporting a Balanced Discourse. Journal of Human Lactation: Official Journal of International Lactation Consultant Association, 35(3), 510-520. https://doi.org/10.1177/0890334419851797
  4. Muerte súbita infantil: número de defunciones España 2005-2018. Statista. Consultado en https://es.statista.com/estadisticas/732028/fallecimientos-por-muerte-subita-infantil-en-espana/

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.