Los bebés recién nacidos deben hacer piel con piel con mamá al nacer

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
5 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los bebés recién nacidos necesitan unos cuidados especiales y mucha tranquilidad a su alrededor. Se alimentan a demanda, deben dormir boca arriba en una cuna despejada, y hay que bañarlos, manteniendo seco el cordón umbilical.

El bebé recién nacido

A lo largo del embarazo tenemos un pensamiento continuamente en la cabeza: conocer a nuestro bebé.

Y es que todo el sufrimiento del parto se olvida cuando de repente tienes a tu recién nacido entre los brazos.

Los primeros días de vida del bebé puedes sentirte perdida y agotada, también por los cambios hormonales que suceden durante el postparto.

Poco a poco irás conociendo los gestos de tu bebé, a distinguir cuando llora por hambre, por sueño, o porque necesita un cambio de pañal... y cada vez vuestro vínculo será mayor.

Siempre que le cojáis en brazos, es importante hacerlo con mucho cuidado, sujetando bien su cabecita, ya que aún tienen el cuello muy débil para sostenerla.

Aunque los primeros días toda tu familia y amigos quieran conocer al niño recién nacido, tómate tu tiempo. Los bebés tienen el sistema inmune aún débil, y necesitan tranquilidad, no que haya gente en casa a todas horas.


Primeros días del bebé recién nacido

Las primeras horas de vida del bebé pasan muy rápido ante tus ojos:

Nada más nacer, antes incluso de cortar el cordón umbilical, se debe colocar al recién nacido encima de la madre, para que hagan contacto piel con piel.

Esto es importante para favorecer la lactancia materna, así como para el vínculo entre mamá y bebé.

En estos primeros minutos de vida, los pediatras someterán al bebé al test de Apgar, para valorar su vitalidad y salud, y que no necesita intervenciones o ayuda para respirar.

Es importante que se separe al bebé de la madre lo mínimo posible para favorecer el agarre espontáneo del pezón. Cuando se da en la primera hora de vida, la lactancia materna tienen más posibilidades de establecerse correctamente (1) .

Las primeras tomas del bebé del pecho se alimenta de calostro: la primera leche materna, especialmente importante para el sistema inmune del recién nacido (2) .

Al bebé se le pesa y se le mide: altura y perímetro cefálico. También se le pone una inyección de vitamina K para prevenir la enfermedad hemorrágica del recién nacido.

Para reducir el dolor de la inyección haz tetanalgesia: dale el pecho mientras le pinchan.

También se le pone un colirio en los ojos para protegerle de posibles infecciones que ha podido contraer al nacer, o del ambiente.

Estas primeras horas de vida el bebé recién nacido siente mucho frío por el cambio de temperatura respecto al interior de nuestro cuerpo. Para ello, le pondrán un gorrito, y hará piel con piel contra tu pecho mientras se le tapa por encima para que mantenga el calor.

Nuestra opinión experta

A día de hoy, no se lava al bebé al nacer, sino que se le deja con restos de vérnix, una sustancia blanca pegajosa que les cubre todo el cuerpo, y que es bueno dejar que su piel la absorba para reducir la sequedad que le causa el ambiente.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

En los primeros días, el recién nacido expulsará el meconio: su primera caca, negra y pegajosa, como si fuera alquitrán (3) .

Los pediatras le harán más pruebas para descartar que tenga patologías, como la prueba del talón, y controlarán el número de pañales de pis y caca que hace al día para asegurarse de que se está alimentando correctamente.

Si necesitas vigilar más de cerca el bienestar de tu recién nacido, puede interesarte un seguro privado de salud. Así podrán atenderle especialistas en cualquier momento que lo necesites.

Cuida de tu recién nacido con un seguro de salud


Cómo cuidar a mi recién nacido

Los primeros días de vida, el recién nacido pasa prácticamente todo el día dormido.

Es importante que se alimente a demanda, a ser posible amamantado, y sino con lactancia artificial.

Poco a poco irá pasando más tiempo al día despierto y cada vez sus pequeños ojos grises verán mejor, e irán conociendo más su entorno.

El baño del bebé puede hacerse todos los días o días alternos, y deberás asegurarte de no mojar el cordón umbilical, o de que quede bien seco para favorecer su caída.

La temperatura para bañarle debe ser elevada en el cuarto, de unos 22-24 grados (4) y el agua debe estar templadita y agradable.

Después del baño conviene darle un masaje estimulante, con aceite de almendras o un aceite o crema de bebés: ¡ya verás como le gusta!

Nuestra opinión experta

Al sacarle del agua, seca bien al bebé y que el masaje no sea demasiado largo, ya que podrían quedarse fríos.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

A la hora de dormir, no abrigues de más al bebé, ni que el cuarto esté demasiado caliente: lo ideal es que esté entre 18 y 21 grados.

Además, para prevenir la muerte súbita debe dormir en una cunita despejada, sin mantas, ni almohadas, ni juguetes, y hacerlo siempre boca arriba.


¿Qué necesito para los primeros meses de mi bebé?

Especialmente en el caso de las madres y padres primerizos, es difícil controlar las ganas de comprar de todo para tu bebé.

Pero, ¿son realmente necesarias tantas cosas para los bebés recién nacidos?.

Tu familia y amigos te querrán regalar productos para el bebé, lo cual resulta de mucha ayuda, sobretodo si se trata de tu primer hijo.

Estas son las cosas que necesitarás como mínimo para cuidar a tu bebé recién nacido:

  • Minicuna, moisés o cuna colecho para que el bebé duerma. Aunque queráis hacer colecho (que duerma con vosotros en la cama), los 3 primeros meses de vida del bebé no está recomendado, y es mejor que duerma en su cunita.
  • Fular porteador o carrito para transportar al bebé.
  • Grupo zero: para llevar al bebé en el automóvil.
  • Bañera: ya sea un mueble con cambiador o una bañera plegable, necesitarás un recipiente adecuado para el baño del bebé.

Luego hay una serie de productos, que para algunos pueden resultar indispensables y para otras personas no, depende de cómo criéis al bebé, del tamaño de vuestra casa o de vuestras costumbres:

  • Mueble cambiador, para mudar el pañal a tu bebé. También se puede utilizar una colchoneta cambiador sobre una mesa, o incluso hacerlo directamente en la cama, pero es útil para los primeros meses y tu espalda agradecerá que le cambies en un sitio elevado.
  • Termómetro para la bañera: muy útil ya que nos indica cuándo la temperatura es correcta para el bebé, aunque cuando tengas práctica, podrás meter el codo en el agua y sentir si está demasiado fría o caliente.
  • Cámara de vigilancia o aparato para oír al bebé cuando llora: lo necesitarás si tu hogar es grande, o no se le escucha al bebé desde todas las partes de la casa.
  • Sacaleches: si alimentas a tu bebé con lactancia materna, un sacaleches manual o eléctrico te permitirá extraerte y hacer un banco de leche. Así, una vez que la lactancia esté establecida, tu pareja o familiares podrán darle algún biberón al bebé y no caerá en ti siempre esa responsabilidad.
  • Saco para dormir: mejores para la muerte súbita que las mantas en la cuna, con las que el bebé podría cubrirse la cara, o quedar destapado.
  • Hamaca: para cambiar al bebé de postura y que no esté siempre tumbado boca arriba, ayudan a prevenir la plagiocefalia.

A partir de aquí, hay infinidad de productos para tu bebé, y según vaya creciendo e interactuando con el entorno, podrá disfrutar de ellos: como parques, alfombras de juegos, juguetes interactivos...


Preguntas frecuentes sobre los recién nacidos

¿Qué hay que comprar antes de tener un bebé?

Una cuna, un cambiador, una bañera, un carrito o fular de porteo, una silla para el coche, ropa de primera talla, pañales y toallitas son lo más necesario. El resto de cosas depende de los hábitos de cada familia.

¿Qué es lo mejor para el recién nacido los primeros días?

La lactancia materna, pasar mucho tiempo al día haciendo contacto piel con piel con su madre, dormir a una temperatura agradable y la tranquilidad, siendo conveniente restringir el número de visitas.

¿Cómo saber si el bebé tiene frío?

Tocándole el pecho o debajo de la nuca. Las manos y pies siempre las suelen tener frías por su circulación aún inmadura, por lo que no son buenos referentes y podríamos abrigarles de más.

¿Por qué lloran los recién nacidos?

Es su manera de llamar la atención y comunicarse, haciendo que estemos con ellos y sintiéndose seguros. Generalmente se debe a hambre, sueño, cambio de pañal, frío/calor o molestias intestinales o por gases.

Fuentes del artículo
  1. OMS. Alimentación del lactante y del niño pequeño. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/infant-and-young-child-feeding
  2. Pribylova, J., Krausova, K., Kocourkova, I., Rossmann, P., Klimesova, K., Kverka, M., & Tlaskalova-Hogenova, H. Colostrum of healthy mothers contains broad spectrum of secretory IgA autoantibodies. Journal of Clinical Immunology, 32(6), 1372-1380. https://doi.org/10.1007/s10875-012-9733-9
  3. Carlos González. Las cacas del bebé. Consultado en https://www.carlosgonzalezpediatra.com/2016/07/las-cacas-del-bebe/
  4. Visscher, M. O., Adam, R., Brink, S., & Odio, M. Newborn infant skin: physiology, development, and care. Clinics in Dermatology, 33(3), 271-280. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2014.12.003

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.