Mamás y Papás

El bebé prematuro es el que nace antes de las 37 semanas de embarazo

logo Roams
Última actualización: 20 de junio de 2023
Laura Remolina
109 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Se considera bebé prematuro al que nace con 37 semanas de embarazo o antes. Suelen presentar complicaciones, siendo más graves cuanto más corta es su edad. En casa habrá que tener unos cuidados especiales.

¿Cuándo un bebé es prematuro?

Un bebé es prematuro cuando nace en la semana 37 de embarazo o antes, adelantándo un mínimo de 3 semanas a la fecha prevista de parto (1) .

Aunque los avances en ciencia permiten que las complicaciones en bebés prematuros sean mínimas, cuanto más corto es el embarazo y más se adelanta el prematuro, más problemas puede desarrollar.

Así, un bebé prematuro de 31 semanas será menos propenso a tener complicaciones que un bebé prematuro de 26 semanas.

El grado de prematuridad se clasifica lógicamente en función de las semanas de embarazo en las que se da el nacimiento del bebé:

  • Prematuro tardío: si nace entre la semana 34 y la semana 36 de embarazo. Así, un bebé prematuro de 31 semanas sería un prematuro tardío.
  • Prematuro moderado: cuando el nacimiento es entre la semana 32 y la 34.
  • Muy prematuro: si nace entre la semana 25 y la 32 de embarazo: por ejemplo, un bebé prematuro de 30 semanas.
  • Bebés prematuros extremos: cuando el nacimiento es antes de la semana 25 de embarazo. Con 24 semanas es un bebé prematuro de 5 meses: prematuro extremo.

De hecho, el bebé más prematuro que ha sobrevivido nació con 21 semanas y dos días.

En general, la mayoría de los partos prematuros son a partir de la semana 34: prematuros tardíos.

Si acabas de ser mamá, igual te interesa valorar la opción de hacer un seguro de salud para proteger a tu bebé, o incluirle gratuitamente en tu propio seguro privado.

Protege a tu bebé con un seguro de salud


Cómo son los bebés prematuros

En función del grado de prematuridad, y de cada caso en particular, los síntomas del bebé prematuro pueden ser más o menos graves.

Los síntomas de nacimiento prematuro más comunes son:

  • Cabeza muy grande en proporción a su cuerpo.
  • Delgadez: no presentando las formas redondeadas típicas de un recién nacido ya que es durante las últimas semanas de embarazo cuando se acumula más grasa.
  • Presencia de lanugo (vello fino) recubriendo todo su cuerpo.
  • Baja temperatura corporal, especialmente justo después del parto, debido a la menor reserva de grasa.
  • Dificultad para respirar: por su inmadurez pulmonar.
  • Problemas para alimentarse debido a la escasez de reflejos para succionar y tragar. Por ello, en ocasiones se recomienda el uso de pezoneras para la lactancia materna.

Dependiendo de las complicaciones, hay bebés prematuros que no necesitan estar ingresados.

Otros sin embargo tendrán que pasar un tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) del hospital en una incubadora para bebés prematuros para ayudarles a mantener su temperatura estable.

Estos bebés nacidos pretérmino permanecen ingresados hasta que son capaces de respirar y alimentarse por sí mismos.

Nuestra opinión experta

Si tu bebé tiene que permanecer un tiempo en incubadora puede ser un momento muy duro. Intenta estar tranquila y piensa que en nuestro país las tasas de supervivencia son muy altas, especialmente si el prematuro supera 1kg de peso.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Para los bebés prematuros son especialmente necesarios los beneficios de la leche materna, recurriendo en los casos en los que la madre no amamanta a bancos de leche materna.


Tabla de peso de bebés prematuros

El desarrollo de los bebés se mide basándose en 3 parámetros clave: el peso, la longitud y el perímetro de la cabeza o perímetro cefálico.

Como es lógico, cuantas más semanas tiene un bebé prematuro, mayor serán estos parámetros, existiendo tablas que podemos utilizar como referencia.

Las tablas muestran por separado los datos para niños y niñas, ya que los varones suelen pesar más, tener más longitud y la cabeza más grande.

Esta es la tabla de parámetros de niños prematuros:

Peso, longitud y perímetro cefálico en niños prematuros
Edad Peso Longitud Perímetro cefálico
40 semanas 3,6 kg 51 cm 35 cm
35 semanas 2,5 kg 46 cm 32 cm
32 semanas 1,8 kg 42 cm 29,5 cm
28 semanas 1,1 kg 36,5 cm 26 cm
24 semanas 0,65 kg 31 cm 22 cm

La siguiente tabla muestra los parámetros adecuados para las niñas prematuras:

Peso, longitud y perímetro cefálico en niñas prematuras
Edad Peso Longitud Perímetro cefálico
40 semanas 3,4 kg 51 cm 35 cm
35 semanas 2,4 kg 45 cm 31,5 cm
32 semanas 1,7 kg 42 cm 29 cm
28 semanas 1 kg 36 cm 25 cm
24 semanas 0,6 kg 32 cm 21 cm

Cuidados del bebé prematuro en casa

Cuando el prematuro sea capaz de respirar por sí mismo, sin necesidad de aporte de oxígeno, sepa succionar para alimentarse y su peso sea suficiente (generalmente por encima de los 2kg) ya puede recibir el alta médica.

Una vez en casa, el bebé prematuro necesita unos cuidados especiales (2) , acordes a su delicado estado de salud:

  • Mucha higiene: lavarse las manos siempre antes de coger al bebé o alimentarle. Evitar que le cojan muchas personas. Un prematuro es muy delicado y podemos transmitirle gérmenes muy peligrosos para su salud.
  • Evitar los cambios de temperatura. Los prematuros autoregulan mal su temperatura, por lo que hay que tener cuidado de que no se enfríen o pasen demasiado calor.
  • Controlar sus tomas y peso. En ocasiones los bebés prematuros no lloran al sentir hambre debido a su inmadurez. Por ello, deberemos estar atentos y alimentarlos de manera frecuente y en pequeñas cantidades, para que lo digieran con más facilidad
  • Vigilar sus deposiciones: han de ser blandas, sin que sean diarrea o estreñimiento.
  • Tranquilidad: el ambiente debe ser calmado y silencioso, con luces tenues para no alterar su descanso.

El pediatra llevará un seguimiento exhaustivo del bebé, controlando su peso, crecimiento y perímetro cefálico, así como las tomas que hace, deposiciones y cualquier duda que puedas tener.


Infecciones en bebés prematuros

Al nacer antes de la semana 37 de embarazo, los bebés prematuros no han completado totalmente el desarrollo de sus órganos, ni de su sistema inmune.

Por ello, son más propensos a sufrir infecciones, y a que estas se compliquen al no combatirlas de manera tan eficiente como lo haría un bebé nacido a término.

Las infecciones en bebés prematuros más comunes son:

  • Neumonía: es una infección pulmonar muy peligrosa para los prematuros. Se provoca por la infección generalmente de virus, pudiendo ser también por bacterias, hongos o parásitos, y se diagnostica tras hacer una radiografía de tórax. Para su tratamiento es necesario antibióticos y nebulizadores (3) .
  • Meningitis: inflamación en las membranas del cerebro y la médula espinal provocada por virus o bacterias. Tiene que tratarse cuanto antes, ya que podría provocar sordera en el bebé prematuro.
  • Sepsis neonatal: es muy grave, ocurriendo cuando el cuerpo reacciona de manera extrema frente a una infección bacteriana.

Preguntas frecuentes sobre los bebés prematuros

¿Un bebé prematuro puede nacer por parto natural?

. Puede ser tanto por parto natural como por cesárea. Depende del caso.

¿A qué edad salen los dientes en bebés prematuros?

Suele retrasarse algo respecto a los bebés nacidos a término, siendo la edad media de 9,6 meses.

¿Cuánto debe pesar un bebé para sobrevivir?

Cuando el peso es superior a 1 kg, aproximadamente a las 28 semanas de vida, la probabilidad de supervivencia es casi total.

Fuentes del artículo
  1. Lockwood, C. J., Resnik, R., Moore, T. R., Greene, M. F., Copel, J. A., & Silver, R. M. Creasy and Resnik’s Maternal-fetal Medicine: Principles and Practice. Elsevier.
  2. Fenton, T. R., & Kim, J. H. A systematic review and meta-analysis to revise the Fenton growth chart for preterm infants. BMC Pediatrics, 13, 59. https://doi.org/10.1186/1471-2431-13-59
  3. Boyle, A. K., Rinaldi, S. F., Norman, J. E., & Stock, S. J. Preterm birth: Inflammation, fetal injury and treatment strategies. Journal of Reproductive Immunology, 119, 62-66. https://doi.org/10.1016/j.jri.2016.11.008

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.