Mamás y Papás

Verduras para niños: ideas de platos de verduras que les encantarán

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
36 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Las verduras para los niños son un elemento fundamental, garantizando con sus propiedades un correcto desarrollo del bebé. Ofrécelas de distintas maneras para que no se cansen de comerlas.

Recetas con verduras para niños

Si desde el principio de la alimentación complementaria, introducimos muchas verduras en el menú del bebé de 6 meses, este las aceptará sin problema, y disfrutará de ellas (1) .

De hecho, por sus vitaminas, propiedades y fibra, las verduras deberían ser la base de su alimentación, siendo fundamentales para un correcto desarrollo del bebé.

Las recetas de verduras para niños te darán ideas para que coman este alimento tan importante, que disfruten haciéndolo, e incluso que os echen una mano en la cocina.

Aunque hay muchísimos platos de verduras para niños, aquí incluimos algunas recetas fáciles y saludables que les encantarán:

Espinacas a la crema

Este plato no sólo es sano, sino delicioso. Puede variarse la receta y en vez de espinacas, hacer otras verduras a la crema, como berenjena, calabacín, calabaza, puerros...

Ingredientes:

  • 500 gramos de espinacas congeladas.
  • 1 brick de nata o leche evaporada (opción más saludable).
  • 1/2 cebolla picada.
  • 1 diente de ajo.
  • Queso para gratinar.
  • Pimienta negra y sal al gusto.

Preparación:

  • Sofreir en una sartén en aceite de oliva la cebolla hasta que esté transparente. Añadimos el ajo y rehogamos hasta que se dore ligeramente.
  • Añadir las espinacas, y una vez que estén cocinadas, la leche evaporada.
  • Echamos sal y pimienta al gusto, y dejamos cocinar unos minutos hasta que quede una crema ligeramente espesa.
  • Se pone en una fuente para horno, y ponemos por encima el queso rallado para gratinarlo.
  • Lo metemos al horno unos minutos a 200 ºC hasta que se dore a nuestro gusto

Tortilla de calabacín y cebolla

Esta receta le suele encantar a los niños por su sabor suave y ligeramente dulce. Además, se hace en apenas unos minutos:

Ingredientes:

  • 2 calabacines pequeños.
  • 1 cebolleta.
  • 4 huevos grandes.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.

Preparación:

  • Lavar bien el calabacín, retirar la piel una tira sí una no, cortar a la mitad y a su vez en rodajas finas.
  • Meter 8 minutos al microondas para que se reblandezca.
  • Mientras tanto, calentar aceite de oliva en una sartén y pochar la cebolleta hasta que quede transparente.
  • Batir en un bol los huevos, bien batidos, y añadir la sal, la cebolleta y el calabacín.
  • Cuajar la tortilla unos minutos por cada lado. Para que sea apta para un menú de 6 meses, cuajar por completo.

Espaguetis con verduras variadas

A los más peques les chiflan los espaguetis. Una opción es ofrecerlos con verduras en lugar de con carne, y el sabor es el mismo. También puedes ofrecer pasta rellena de verduras, pero es más complicado hacerlo casero.

Ingredientes:

  • 350 gramos de espaguetis.
  • 1 berenjena.
  • 1 calabacín.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 tomate.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y especias al gusto.

Preparación:

  • Cocer la pasta en una olla con agua hirviendo.
  • Cortar las verduras en trozos pequeños y sofreir a fuego medio en una sartén tapada por orden de dureza: cebolla, berenjena, calabacín y tomate.
  • Añadir la pasta y remover, echando algo de sal y especias al gusto como: albahaca fresca, cebollino, cilantro, orégano, pimienta...
  • Opcional: espolvorear queso por encima al gusto.

Tempura de verduras

La tempura es una manera divertida de ofrecer verduras a los más peques de la casa. Como es una opción frita, tiene que hacerse sólo puntualmente, ya que no es la opción más saludable (2) .

Ingredientes:

  • 2 zanahorias.
  • 2 cebollas.
  • 1 calabacín.
  • 2 pimientos rojos.
  • 200 gramos de harina para rebozar.
  • 1 vaso de agua muy fría.
  • 1 clara de huevo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y especias al gusto.

Preparación:

  • Batir la clara de huevo mucho, de manera que forme espuma pero sin llegar al punto de nieve.
  • Mezclar 3/4 partes de la harina con la clara batida, el agua fría y una pizca de sal.
  • Cortar las verduras en tiras de 1 dedo y medio de ancho y pasarlas por la mezcla anterior.
  • Eliminar el exceso de harina y echar de una en una en la sartén en aceite caliente, sin que se peguen entre ellas, cocinando 3-4 minutos por cada lado.
  • Dejar reposar en papel de cocina unos minutos para eliminar el exceso de aceite.
  • Servir mojadas en salsa de soja dulce rebajada en agua, u otras salsas al gusto.

Verduras camufladas para niños

Lo ideal es ofrecer desde el principio de la alimentación complementaria las verduras en su forma natural: hervidas, asadas, al vapor... para que el peque aprecie sus sabores y texturas reales, como hace la técnica del BLW o Baby led weaning (3) .

Si la enmascaramos para engañar al bebé, estos serán más selectivos con la comida, y no se fiarán de lo que les estamos poniendo en el plato.

Una buena opción para que acepten mejor las verduras es cocinar con ellos. Así aumentará su interés por el plato, siendo más fácil que lo pruebe.

Si ya vas tarde y tu bebé rechaza las verduras en todos los formatos, siempre puedes camuflarlas con alguna de estas ideas:

  • Tartas de verduras: de cebolla, zanahoria, calabaza, calabacín...
  • Pizzas vegetales.
  • Calabacetis: spaguetis de calabacín.
  • Rollitos primavera.
  • Pasta fresca rellena de verduras.
  • Croquetas.
  • Lasaña, poniendo calabacín en lugar de pasta.
  • Buñuelos.
  • Berenjenas rellenas.

Verduras para el estreñimiento en niños

En contra de la creencia popular, no todas las verduras son buenas para el estreñimiento. Algunas como la zanahoria hervida, de hecho, lo aumentan.

Para reblandecer las heces en los niños, además de aumentar la ingesta de agua es importante ofrecer verduras que contengan mucha fibra: apio, espinacas, brócoli, legumbres como las lentejas y los garbanzos...

Una buena opción es incluir estas opciones en las cenas de verduras para niños, ya que digerirán durante la noche y hay mas posibilidades de que consigan hacer caca por la mañana.

En general, para que el niño no llegue a estreñirse deben incluirse verduras en todas las comidas. Si el bebé tiene mucha tendencia, fomentar el consumo de estas verduras a diario, así como de frutas como el kiwi y las ciruelas.

Fuentes del artículo
  1. AEPED. Recomendaciones de la AEP sobre alimentación complementaria | Asociación Española de Pediatría. Consultado en https://www.aeped.es/comite-nutricion-y-lactancia-materna/nutricion-infantil/documentos/recomendaciones-aep-sobre-alimentacion
  2. Gurnani, M., Birken, C., & Hamilton, J. Childhood Obesity: Causes, Consequences, and Management. Pediatric Clinics of North America, 62(4), 821-840. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2015.04.001
  3. Prats, B. Baby-led weaning (edición revisada y actualizada): 80 recetas para que tu hijo coma solo. Penguin Random House Grupo Editorial España. https://www.google.ie/books/edition/Baby_led_weaning_edici%C3%B3n_revisada_y_act/Za0LEAAAQBAJ?hl=es&gbpv=1&dq=BLW+espa%C3%B1ol&printsec=frontcover

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.