Mamás y Papás

¿Cuándo se sabe el sexo del bebé? semana 8 por análisis o 13 en ecografía

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
144 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los únicas maneras fiables de saber el sexo del bebé es a partir de la semana 8, con un análisis de sangre o a partir de la 13 con una ecografía, siempre que el feto esté bien colocado.

Cómo saber el sexo del bebé

Saber si es niño o niña en el embarazo es un tema que sigue dando mucho que hablar.

Y es que aunque a día de hoy nos parezca impensable, hace 40 años no se conocía el sexo del bebé hasta el mismo momento del parto.

Existen algunos mitos sobre cómo saber si es niño o niña de forma casera, aunque la única manera fiable de saber el sexo del bebé es por analítica o ecografía (1) .

¿Cómo conocer el sexo de mi bebé? lo más habitual es que, si llevas tu embarazo por la sanidad pública lo sepas entre la semana 13 y la 20.

Esto dependerá de cuándo tengas las revisiones, ya que antes de la semana 13 es muy complicado que se vea en la ecografía, ya que los genitales externos aún no están desarrollados.


¿En qué semana se sabe el sexo del bebé?

El sexo del bebé generalmente se conoce por ecografía, a manos de un experto en imagen o tu ginecólogo.

¿Cuándo se sabe el sexo de un bebé? por ecografía se suele observar a partir de la semana 13, aunque depende de muchos factores.

Si el bebé no está en buena posición y no podemos ver sus genitales, la semana en la que sabremos el sexo del bebé se puede retrasar hasta la ecografía morfológica de la semana 20 de embarazo.

También depende de si llevamos el embarazo por la pública o la privada. Si en la pública tienes la ecografía la semana 12, no tendrás otra hasta la semana 20, por lo que no tendrás cómo saber si es niño o niña.

Si llevas tu embarazo por la privada, y no se consigue ver con 13 semanas el sexo del bebé, lo más probable es que te den otra cita un par de semanas más tarde para saber si es niño o niña por ecografía.

Si tienes mucha curiosidad, a partir de la semana 8 de embarazo se sabe el sexo de un bebé si te hacen una analítica de sangre: si hay presencia de cromosomas masculinos es un niño, y si no los hay, es una niña.

Otra manera fiable de saber si es niño o niña sin ecografía es aprovechando una amniocentesis.

Esta es una prueba invasiva, peligrosa para el bebé, que nunca se hará con el objetivo de conocer el sexo del bebé, pero en la que se puedan descartar enfermedades, y de paso, saber si es niño o niña.

Por ello: ¿cuándo saber el sexo del bebé? con un análisis de sangre puedes conocerlo la semana 8, y con una ecografía deberás esperar a partir de la semana 13.

Sea cual sea el sexo del bebé, puede interesarte la posibilidad de hacer un seguro privado de salud para tu bebé, que le cubra desde el nacimiento.

Cuida de tu bebé con un seguro de salud


Calculadora sexo bebe: cómo saber si es niño o niña

Por internet circulan muchos remedios caseros para saber si es niño o niña, tablas ancestrales como el calendario chino de embarazo o incluso en función de tus síntomas.

A todos estas maneras de adivinar el sexo del bebé hay que darles la credibilidad que tienen: cero. Si los usas, que sea para divertirte y entretenerte, pero no tienen respaldo científico alguno.

Nuestra opinión experta

No te fíes de juegos de internet. Sólo podrás saber el sexo de tu bebé de manera fiable por un test de sangre o por una ecografía.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Revelación de sexos de bebés: ideas

A día de hoy, debido a la influencia de las costumbres americanas, cada vez están más de moda las "gender reveal parties": fiestas en las que se revela el sexo del bebé.

Hay empresas especializadas, que te harán el análisis de sangre para ver el sexo del bebé y no te lo dirán, sino que se descubrirá en función del color de alguna sorpresa: azul si es niño y rosa si es niña.

Si quieres descubrir el sexo del bebé junto a tu familia y amigos, hay cientos de opciones divertidas:

  • Rompiendo una piñata.
  • Explotando un gran globo.
  • Con fuegos artificiales.
  • Partiendo una tarta.
  • Volcando pintura sobre los futuros papás.
  • Globos que salen de una caja.
  • Confeti.
  • Bombas de humo.

Aunque si lo pensamos, y nuestra idea es dar una educación en igualdad a nuestros hijos, sea el género que sea, pierde un poco de sentido obsesionarnos tanto con su sexo.

Esto es una señal de que a día de hoy, aún tenemos ideas preconcebidas o estereotipos sobre cómo debe comportarse alguien por ser de un sexo u otro, cuándo eso sólo dependerá de cómo le eduquemos.

Fuentes del artículo
  1. Jordan, R. G., Engstrom, J., Marfell, J., & Farley, C. L. Prenatal and Postnatal Care. Wiley.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.