Mamás y Papás

La reserva ovárica son los óvulos que tiene una mujer: su fertilidad

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
23 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que tiene una mujer en un momento determinado, indicando lo fértil que es. Va disminuyendo con la edad, haciéndolo más rápidamente a partir de los 35 hasta la menopausia.

Baja reserva ovárica

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que tiene disponibles una mujer en un momento determinado, siendo un indicador de su fertilidad.

Nacemos con una cantidad enorme de ovocitos (óvulos inmaduros), de aproximadamente un millón, de los cuáles sólo unos 500 llegarán a madurar para convertirse en óvulos.

En la pubertad, es el momento más fértil. A partir de los 30 la reserva ovárica empieza a disminuir, existiendo entre los 35 y los 37 años una gran reducción de la cantidad de óvulos, hasta que se llega a la menopausia.

Tener una baja reserva ovárica con 40 años es normal. El problema es cuando tenemos una reserva ovárica demasiado baja para nuestra edad.

Nuestra opinión experta

El cuerpo de cada mujer es diferente. Aunque la cantidad de óvulos disminuya con los años, algunas chicas de 37 pueden tener mayor reserva ovárica que otras a los 30, aunque no es lo normal.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

La baja reserva ovárica lleva a muchas mujeres a someterse a técnicas de reproducción asistida, al no quedar embarazadas de manera natural.


Aumentar reserva ovárica naturalmente

Aunque la edad sea una cuestión de peso para la fertilidad en las mujeres, hay cómo mejorar la reserva ovárica.

Para ello tenemos que aumentar en nuestra dieta el consumo de alimentos que ayudan a la liberación de la hormona foliculoestimulante (FSH), clave en el crecimiento y en la maduración de los óvulos:

Alimentos para aumentar la fertilidad
Alimento Ejemplos Propiedades
Frutos secos Nueces y almendras Gran cantidad de selenio y antioxidantes
Vegetales de hoja verde Espinacas y lechuga Contienen ácido fólico, calcio y hierro
Frutas y verduras Aguacate, zanahoria, calabaza Grasas omega 3, vitamina E y beta-carotenos
Legumbres Alubias, lentejas y guisantes Ácido fólico y hierro

Hábitos de vida sanos, como cuidar la alimentación, hacer ejercicio físico, y no consumir alcohol, tabaco ni drogas es la mejor manera de subir la reserva ovárica, dentro de las posibilidades de tu organismo.

Si vas a someterte a una fecundación in vitro, pueden suministrarte para aumentar tu fertilidad DHEA para baja reserva ovárica.

Se trata de dehidroepiandrosterona, una hormona esteroide, que junto con la testosterona ha demostrado incrementar las tasas de embarazo al aumentar la estimulación en los óvulos.

Ten en cuenta que si quieres quedarte embarazada te convendría contratar un seguro de salud. Deberías hacértelo unos 6-8 meses antes del embarazo para que pase el tiempo de carencia y te cubra.

Hazte un seguro de salud 6 meses antes de quedarte embarazada


Pruebas de reserva ovárica

Si te vas a someter a una técnica de reproducción asistida, como la inseminación artificial, o simplemente quieres conocer tu fertilidad, existen distintas formas de saber la reserva ovárica.

Un análisis de la reserva ovárica te permitirá saber cuantos óvulos tienes en un momento determinado, indicándote lo fértil que eres.

¿Cómo se mide la reserva ovárica? fundamentalmente mediante 3 pruebas: por ecografía, y por la determinación en sangre de las hormonas antimulleriana (AMH) y FSH.

Determinación de reserva ovárica por ecografía

Una manera sencilla es observar de manera directa la reserva ovárica por ecrografía.

Para ello, el mejor momento es los primeros días de la menstruación, contándose el número de folículos que hay en cada ovario (sacos, en cuyo interior madura el ovocito hasta formar el óvulo).

Se consideran como valores normales encontrar como mínimo de 5 a 7 folículos en cada ovario.

Una baja reserva ovárica por ecografía mostraría muy pocos folículos, menos de 4 por cada ovario.

Analítica de AMH

Otro test de reserva ovárica es valorar la hormona antimulleriana, una proteína que produce el ovario de manera proporcional al número de óvulos.

Con una analítica de sangre, en cualquier momento del ciclo menstrual, se pueden ver sus valores, considerándose normal por encima de 1-3 ng/ml, elevada si es mayor a 3ng/ml y entre 0,2 y 1 ng/ml reserva ovárica baja (1) .

En el caso de mujeres con ovario poliquístico, presentan unos niveles de AMH más elevados de lo normal, que disminuyen más despacio con la edad.

Análisis de FSH

Se trata de otra hormona de la reserva ovárica. Tiene que medirse entre el día 2 y el 5 del ciclo menstrual, y al contrario que la AMH, valores altos significan baja reserva ovárica.

Valores de FSH por encima de 10mUI/ml reflejarían una baja reserva ovárica, y por encima de 20mUI/ml serían cercanos ya a la menopausia.

Generalmente se utiliza una combinación de las pruebas de reserva ovárica para tener una idea más fiable de la fertilidad.

Así, con una ecografía vaginal y una analítica se puede determinar el número de óvulos de una mujer en un determinado momento.

Las pruebas de reserva ovárica tienen un precio desde los 50€ en adelante, en función de la clínica de fertilidad.


Valores normales de reserva ovárica por edades

La reserva ovárica va disminuyendo con los años. Alcanza su pico máximo entre los 22 y los 25, y a partir de ahí va bajando, haciéndolo más rápidamente desde los 35.

Al estudiar la reserva ovárica los valores hay que considerarlos teniendo en cuenta la edad de la mujer, ya que lo que puede ser una reserva ovárica normal para tener 36 años, puede ser baja para una chica de 30.

Estos son los valores de reserva ovárica normales por edad, guiándose por la hormona AMH:

  • Hasta los 33 años: 2,1 ng/ml.
  • De 33 a 37 años: 1,7 ng/ml.
  • De 38 a 40 años: 1,1 ng/ml.
  • A partir de los 41 años: 0,5 ng/ml.

Así, mientras que la reserva ovárica normal a los 40 puede ser de en torno a 1 ng/ml esto sería muy bajo para una chica de 35, que su reserva ovárica normal tendría que estar en torno a 1,5 ng/ml.

Las posibilidades de embarazo con baja reserva ovárica se reducen, por lo que en muchas ocasiones, tras 12 meses de intentarlo, o de 6 meses si eres mayor de 35, es mejor recurrir a técnicas de reproducción asistida.

Depende del grado, pero con una baja reserva ovárica el embarazo natural es más difícil de conseguir.


Preguntas frecuentes sobre la reserva ovárica

¿Por qué quedé embarazada natural con baja reserva ovárica?

Tener una baja reserva ovárica no significa que no puedas tener un embarazo natural, sólo que te puede resultar más difícil, teniendo que intentarlo durante más tiempo.

¿Puedo tener baja reserva ovárica y FIV positiva?

, con la fecundación in vitro, aunque tengas pocos óvulos lo importante es la calidad que tengan. Quizás necesites más intentos, pero lo más probable es que termines consiguiendo tener a tu bébe.

¿Qué relación hay entre reserva ovárica y ovarios poliquísticos?

Ninguna, por tener ovarios poliquísticos no tienes por qué tener una baja reserva ovárica (2) , al contrario, como hay múltiples folículos, las mujeres con el síndrome de ovario poliquístico suelen tener muy buena reserva ovárica.

El problema es si va acompañado de otras alteraciones en la ovulación.

Fuentes del artículo
  1. Grynnerup, A. G.-A., Lindhard, A., & Sørensen, S. The role of anti-Müllerian hormone in female fertility and infertility - an overview. Acta Obstetricia Et Gynecologica Scandinavica, 91(11), 1252-1260. https://doi.org/10.1111/j.1600-0412.2012.01471.x
  2. Carmina, E., Fruzzetti, F., & Lobo, R. A. Increased anti-Mullerian hormone levels and ovarian size in a subgroup of women with functional hypothalamic amenorrhea. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 214(6), 714.e1-6. https://doi.org/10.1016/j.ajog.2015.12.055

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.