Mamás y Papás

Sexo en el embarazo: ¿cuándo es peligroso para el bebé?

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Se puede tener sexo en el embarazo sin ningún problema, ya que no afectará al bebé salvo en ocasiones puntuales, en las que deberás evitarlo. Lo importante es que te apetezca y disfrutes con ello.

Sexo en el embarazo

Aunque existen muchos mitos sobre este tema: sí, se puede tener sexo en el embarazo.

Hace años, se consideraba que podía llegar a ser peligroso para el feto, pero esto no es así. El bebé está protegido por el líquido amniótico y el propio útero, por lo que las relaciones sexuales no le afectarán.

Una embarazada puede tener sexo siempre que le apetezca, ya que no es perjudicial para el feto en absoluto.

De hecho, es bueno tener sexo embarazada. El placer hace que se segreguen hormonas al torrente sanguíneo, que llegarán a través de la placenta a tu bebé, causándole relajación y felicidad (1) .

Lo único es que a pesar de que se puede tener sexo en el embarazo, puedes notar que tengas menos ganas de hacerlo, ya que las hormonas afectan a la libido y al deseo sexual.

Nuestra opinión experta

No pasa nada por perder el apetito sexual. Tu cuerpo está sometido a muchos cambios y no hay de qué preocuparse. Ten relaciones sexuales únicamente si te apetece tenerlas.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Durante las primeras semanas de embarazo es frecuente sentirse cansada y con mucho sueño, lo que hace que pueda apetecerte muy poco o nada tener relaciones sexuales.

Sin embargo, en el segundo trimestre es frecuente que aumente la líbido, debido a la mayor concentración de la hormona progesterona y a la reducción de los síntomas de embarazo.

Ahora que vas a ser mamá, puede interesarte la posibilidad de hacer un seguro privado de salud para tu bebé, que le cubra desde el nacimiento.

Cuida de tu bebé con un seguro de salud


Posturas de sexo en el embarazo

Se puede tener sexo estando embarazada pero: ¿cómo? como estés más cómoda tú y tu pareja.

Según va avanzando el embarazo la barriga puede empezar a molestar en ciertas posturas, pudiendo pasar que no sabes cómo tener sexo en el embarazo.

Buscad aquellas posturas sexuales en las que estéis más cómodos tú y tu pareja. Todas son seguras para el bebé siempre y cuando tu estés cómoda y no sientas ningún dolor.

Lo que hay que tener muy en cuenta es que durante el embarazo es muy peligroso coger infecciones, como enfermedades de transmisión sexual.

Por ello, puedes tener sexo durante el embarazo, pero siempre con protección si no tienes pareja estable, o si tenéis sospecha de que tu pareja tenga alguna enfermedad venérea.

Los cambios hormonales pueden provocarte sequedad vaginal y problemas de lubricación. Si es así, utiliza lubricante para poder seguir disfrutando de las relaciones sexuales.


¿Cuándo es malo tener sexo durante el embarazo?

La estimulación del pecho, las hormonas liberadas durante el orgasmo al torrente sanguíneo, así como prostaglandinas presentes en el propio semen pueden causar un aumento de las contracciones.

Por ello, hay algunas situaciones específicas en las que es malo tener sexo en el embarazo, poniéndose en riesgo tanto tu salud como la del bebé:

  • Si presentes sangrado vaginal.
  • Cuando has roto aguas, o estás teniendo pérdida de líquido amniótico.
  • Si el cuello del útero está dilatado de manera prematura, antes de lo que debería, conocido como incompetencia cervical. Esto aumenta el riesgo de tener un bebé prematuro.
  • Placenta previa, ya que la penetración podría causar sangrado vaginal.
  • Si has tenido antes un parto prematuro.

En estos casos, el médico te recomendará reposo relativo o absoluto, y evitar las relaciones sexuales. Sigue sus consejos a rajatabla o podrías tener serias complicaciones.

Fuentes del artículo
  1. Jordan, R. G., Engstrom, J., Marfell, J., & Farley, C. L. Prenatal and Postnatal Care. Wiley.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.