Mamás y Papás

¿Qué no puede comer una embarazada? Ni alimentos crudos ni sin pasteurizar

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina

Controlar qué no comer en el embarazo es importante ya que alimentos crudos como carnes, huevo, pescados, y la verdura mal lavada son fuentes de listeria y salmonella, muy peligrosas para el bebé.

¿Qué puede comer una embarazada?

Durante el embarazo nuestro cuerpo es puro cambio, y necesita alimentarse con productos saludables, adecuados para la formación y desarrollo del feto.

Según van avanzando las semanas de embarazo, las necesidades nutricionales van a ir cambiando.

Por ejemplo, al principio de la gestación es muy importante una ingesta mínima de 400 microgramos diarios de ácido fólico para evitar anomalías en el tubo neural del bebé, como la espina bífida.

La alimentación en el embarazo es vital, ya que los nutrientes que incluyamos en nuestra dieta pasarán a formar parte del cuerpo del recién nacido.

También existen ciertas limitaciones. Algunos síntomas de embarazo, especialmente las náuseas, pueden llevarnos a aborrecer ciertos alimentos.

Si vas a ser madre pronto, puede interesarte la posibilidad de hacer un seguro privado de salud para tu bebé, que le cubra desde el nacimiento.

Cuida de tu bebé con un seguro de salud


Alimentos buenos para el embarazo

Si tienes dudas sobre qué comer durante el embarazo es muy sencillo: una dieta sana y equilibrada, formada principalmente por alimentos reales, como frutas, verduras, carnes, pescados, lácteos... y eliminando ultraprocesados.

Es una dieta similar a lo que deberás comer durante la lactancia materna: productos sanos para tu bebé:

  • Lácteos: durante el embarazo aumentan las necesidades de ingerir calcio, siendo importante tomar al menos 4 lácteos al día: leche, yogures, quesos pasteurizados...
  • Verduras de hoja verde: espinacas, brócoli, acelgas, lechuga... ricas en ácido fólico e ideales también para combatir el estreñimiento. Es muy importante desinfectarlas bien antes de comerlas.
  • Carnes rojas y mariscos indispensables por ser ricos en hierro, necesario para prevenir la anemia, típica durante el embarazo por las necesidades del feto.
  • Fruta, especialmente las que son ricas en vitamina C como las naranjas, mandarinas, kiwi... ayudan a la absorción del hierro de los alimentos, por lo que es muy buena opción tomarlas como postre.
  • Pescado: por su alto contenido en yodo, muy importante para el desarrollo cerebral del bebé (1) . Especialmente pescado azul de pequeño tamaño, como los lirios, bocartes, sardinas...
  • Huevos: por sus propiedades alimenticias y su gran cantidad de proteína, es una excelente opción que comer en el embarazo.
  • Legumbres como las lentejas, las alubias, los garbanzos, guisantes... ricas en fibra y proteína vegetal, ideal para el tránsito intestinal, aunque deberás tener cuidado ya que favorecen los gases en el embarazo.

Una dieta variada, fomentando los alimentos indicados, es lo mejor que puede comer una embarazada para que su bebé se desarrolle correctamente.


Alimentos que no pueden comer las embarazadas

Que no comer en el embarazo es uno de los temas más frecuentes en las madres primerizas, especialmente durante el primer trimestre.

Y es que, cuanto estás acostumbrada a tomar de todo, te cuesta un poco ponerte las pilas y aprender qué no se puede comer en el embarazo bajo ninguna circunstancia.

Durante la gestación nuestras defensas están disminuidas, por lo que somos especialmente susceptibles a contaminarnos por listeria o salmonella, patógenos comunes en algunos alimentos.

Por ello, aprender las cosas que no puede comer una embarazada te librará de más de un susto.

Estos son algunos de los alimentos prohibidos en el embarazo:

  • Tendrás que aprender a distinguir qué quesos puede comer una embarazada: se deben evitar los quesos blandos: brie, camembert, feta, queso azul, queso fresco sin pasteurizar... por el riesgo de contagiarte por listeria. Por ello: se puede comer queso en el embarazo, pero debes estar atenta y que estén siempre hechos con leche pasteurizada.
  • ¿Puedo comer paté embarazada? se puede comer paté en el embarazo siempre que estén pasteurizados: los comprados generalmente lo están, pero no es así con los pates o foies hechos en casa, por lo que están prohibidos en el embarazo.
  • Comer jamón en el embarazo no está recomendado, especialmente si en los análisis no te dio inmunidad a la toxoplasmosis. Lo puedes comer muy puntualmente, así como embutidos, si los mantienes antes congelados durante unos días, pero si los puedes evitar mejor. ¿qué embutidos puede comer una embarazada? los cocidos tipo fiambre, como el jamón york, ya que no están hechos con carne cruda.
  • ¿Las embarazadas pueden comer mariscos? pueden y deben. Siempre que estén bien cocinados, se puede comer marisco en el embarazo: son una excelente fuente de hierro. Los que se consuman crudos, como el caso de la ostra, están prohibidos en el embarazo.
  • Comer pescado en el embarazo es muy importante, siendo una excelente fuente de yodo y de grasas omega 3, pero no todos. Los pescados grandes, como el tiburón, el atún rojo, el pez espada... deben evitarse por su alto contenido en mercurio. Sin embargo, las embarazadas pueden comer atún en lata.
  • Las embarazadas no pueden comer salmón ahumado, ni ningún otro producto crudo. El riesgo de contraer listeria es alto, por lo que son alimentos descartados. Lo mismo ocurre con comer anchoas en el embarazo o boquerones en vinagre: están en salmuera pero no están cocinados por lo que son alimentos que no debe comer una embarazada. Esto también afecta evidentemente a platos de pescado crudo, como el sushi o el ceviche.
  • Carnes poco hechas: puedes comer carne de todo tipo, de hecho es una perfecta fuente de hierro, pero debe estar siempre muy cocinada: ni poco hecha ni al punto: muy cocinada, ya que hay riesgo de contraer listeria. El chuletón tendrá que esperar a después del parto.
  • El huevo, nunca crudo: en todas sus preparaciones: mayonesas o salsas caseras, tortillas poco hechas, revueltos, pastelería casera... ya que el huevo crudo puede contagiarnos de salmonella. Las mayonesas caseras en los bares, ya no pueden contener huevo crudo por ley, precisamente por brotes de salmonelosis.
  • Cuidado con las ensaladas: son un alimento ideal, pero debes asegurarte de desinfectar con algún producto específico antes de comerlas. Son fuente de todo tipo de microbios, como toxoplasma, listeria, salmonella... De hecho, los brotes germinados conviene directamente evitarlos, por ese mismo motivo.
  • Alcohol: ni una sola gota. Atraviesa la placenta y llega al feto, que por su metabolismo inmaduro tarda mucho en conseguir eliminarlo por completo. No bebas nada que no querrías que bebiera tu bebé.
  • Se puede beber café, pero de manera controlada: como mucho un par de tazas al día (si es con cafeína). También debes limitar otras fuentes de cafeína como el té, refrescos y chocolate. Su consumo abusivo aumenta el riesgo de aborto y bajo peso al nacer.

Tómate muy en serio el tema de la alimentación. Aunque pensemos que no es importante, puede afectar al bebé causándole malformaciones, problemas mentales o incluso causar aborto (2) .


Preguntas frecuentes sobre qué comer en el embarazo

¿Cuáles son alimentos con hierro para el embarazo?

Carnes rojas como la ternera, mariscos, huevo, pescados y legumbres son alimentos ricos en hierro ideales para tu embarazo.

Combinarlos con frutas ricas en vitamina C, ayudará a su absorción, mientras que la cafeína ha demostrado disminuir su fijación.

¿Se puede comer picante en el embarazo?

, no afecta al bebé. Lo único es que aunque antes te sentase bien, quizás estando embarazada el picante te puede provocar ardor de estómago o reflujo.

¿Las embarazadas pueden comer bacon?

, es un producto ahumado que se cocina antes de comerlo, por lo que es seguro.

Eso sí, no es muy sano por su alto contenido en grasas y colesterol, por lo que debes consumirlo de manera muy puntual.

Fuentes del artículo
  1. Danielewicz, H., Myszczyszyn, G., Dębińska, A., Myszkal, A., Boznański, A., & Hirnle, L. Diet in pregnancy-more than food. European Journal of Pediatrics, 176(12), 1573-1579. https://doi.org/10.1007/s00431-017-3026-5
  2. Marangoni, F., Cetin, I., Verduci, E., Canzone, G., Giovannini, M., Scollo, P., Corsello, G., & Poli, A. Maternal Diet and Nutrient Requirements in Pregnancy and Breastfeeding. An Italian Consensus Document. Nutrients, 8(10), E629. https://doi.org/10.3390/nu8100629

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.