Mamás y Papás

Enfermedades en el embarazo: complicaciones más comunes y cómo prevenirlas

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina

Durante el embarazo pueden aparecer enfermedades que no teníamos antes. Una vida saludable puede prevenir muchas, pero otras complicaciones necesitarán un seguimiento para que no vayan a más.

Complicaciones en el primer trimestre del embarazo

Durante el embarazo tenemos que mantener una vida tranquila y saludable para evitar futuras complicaciones.

Existen multitud de enfermedades que se desarrollan en el embarazo, de distinta sintomatología y gravedad, que en algunas ocasiones llegan a poner en riesgo la vida del bebé e incluso de la madre.

En general, el sangrado en el embarazo no suele ser buena señal, especialmente si este es muy abundante.

Si estás en las primeras semanas de gestación, un sangrado leve de color oscuro o rosado no tiene por qué ser grave, puede tratarse del sangrado de implantación del óvulo fecundado.

Sin embargo, si tienes una hemorragia abundante debes consultarlo siempre con urgencia. Durante el principio del primer trimestre podrías estar teniendo un embarazo ectópico.

En esta patología, el feto comienza a desarrollarse en un espacio diferente al útero, y no es compatible con su desarrollo normal (1) , siendo necesario abortar y hacerte un legrado.


Enfermedades por falta de ácido fólico y por la dieta en el embarazo

Para que durante la gestación vaya todo correctamente es muy importante cuidar la dieta, existiendo distintas enfermedades en el embarazo por mala alimentación.

Hay por ello que tener muy presente qué podemos comer y qué no, siendo necesario incluir un suplemento diario de ácido fólico para prevenir malformaciones en el feto como la espina bífida.

Mientras estemos embarazadas no debemos comer alimentos crudos o poco cocinados, como el embutido o productos curados o ahumados, quesos blandos o sin pasteurizar, y carnes, huevos o pescados poco hechos.

Esta medida nos permitirá reducir las posibilidad de contraer enfermedades de riesgo en el embarazo, como son la toxoplasmosis, la salmonella y la listeria.

Estas son bacterias que pueden afectar a cualquier persona, pero el riesgo de contraer estas enfermedades infecciosas en el embarazo aumentan hasta 20 veces (2) : mientras estemos embarazadas somos más propensas a contagiarnos.


Enfermedades en el embarazo de alto riesgo

Las complicaciones más graves durante la gestación son aquellas enfermedades en el embarazo que afectan al bebé, o que ponen en riesgo la vida de la madre.

Durante el tercer trimestre, una de las más temidas es la preeclampsia, la cual se caracteriza por una subida de tensión arterial en la madre, y una pérdida de traspaso sanguíneo de la placenta al bebé (3) .

Por su alto riesgo, la preeclampsia se considera una de las enfermedades que ponen en riesgo el embarazo, siendo grave para la madre y el bebé, llegando a ser mortal para ambos si no se controla.

Otras de las enfermedades en el embarazo más comunes son:

  • Hipertensión arterial: además de por su relación con la preeclampsia, la subida de la tensión arterial es una complicación típica del embarazo, en chicas que tenían previamente valores correctos, especialmente las últimas semanas.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Enfermedades autoinmunes en el embarazo, destacando la artritis reumatoide y el lupus.
  • Problemas de tiroides: las enfermedades de tiroides se suelen relacionar con un aumento o disminución hormonal: hipertiroidismo o hipotiroidismo, aumentando el primer caso las posibilidades de desarrollar preeclampsia.
  • Obesidad: si tenías sobrepeso antes de quedarte embarazada, tendrás que controlar la ganancia de kilogramos que tienes, siendo más adecuado si de hecho en vez de ganar, pierdes algo de peso.

Todas estas enfermedades afectan tanto a la madre como al bebé. Será necesario hacer un control estricto y seguir todas las instrucciones de la matrona o ginecóloga para que no se complique más.


¿Cómo prevenir enfermedades en el embarazo?

Una chica que tenga enfermedades previas, como problemas de tiroides o enfermedades autoinmunes, deberá informarse de cómo gestionar su enfermedad durante el embarazo, ya que la sintomatología puede empeorar.

Sin embargo, en muchas ocasiones, personas sanas desarrollan ciertas complicaciones por primera vez durante el embarazo, como la diabetes gestacional (4) .

Generalmente, tras el parto, y con el seguimiento necesario todo vuelve a la normalidad, pero es muy importante controlarlas.

Para mantenernos sanas, es importante tener un estilo de vida saludable. Esto también sirve para reducir los odiosos síntomas de embarazo:

  • Descansar y dormir mucho: el desarrollo embrionario consume mucha energía, por lo que te sentirás más cansada de lo normal, especialmente en el primer trimestre.
  • Hacer deporte suave a diario: así te mantendrás en forma, y es lo mejor para que aumente la transfusión sanguínea de la placenta al bebé.
  • Come sano y equilibrado: una dieta variada, con mayoría de productos frescos, verduras y frutas es ideal para darte los nutrientes necesarios y prevenir enfermedades durante el embarazo.
  • Sigue las indicaciones de la matrona o ginecóloga: hazte todas las pruebas, ponte las vacunas necesarias y sigue a rajatabla las instrucciones que te den los especialistas.

Preguntas frecuentes sobre las complicaciones en el embarazo

¿Qué son las enfermedades de coagulación en el embarazo?

Son enfermedades que alteran la coagulación de la sangre, siendo las más comunes la enfermedad de von Willebrandt y la hemofilia.

¿Qué pasa si tengo infección de orina al final del embarazo?

Si en los análisis del tercer trimestre, antes del parto, te detectan infección de orina, te la tratarán con antibióticos justo antes del nacimiento para evitar que se contagie el bebé durante el expulsivo.

¿Cuáles son enfermedades de la piel en el embarazo?

Durante la gestación tienes más posibilidades de desarrollar dermatitis atópica, soriasis, lupus o en general cambios estéticos en la piel, como la aparición de estrías.

Fuentes del artículo
  1. Cunningham, F. G., Leveno, K. J., Bloom, S. L., Spong, C. Y., Dashe, J. S., Hoffman, B. L., Casey, B. M., & Sheffield, J. S. Ectopic Pregnancy. En Williams Obstetrics McGraw-Hill Education. accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?aid=1102101950
  2. Montoya, J. G., & Remington, J. S. Management of Toxoplasma gondii infection during pregnancy. Clinical Infectious Diseases: An Official Publication of the Infectious Diseases Society of America, 47(4), 554-566. https://doi.org/10.1086/590149
  3. Dickens, L. T., & Thomas, C. C. Updates in Gestational Diabetes Prevalence, Treatment, and Health Policy. Current Diabetes Reports, 19(6), 33. https://doi.org/10.1007/s11892-019-1147-0
  4. Ma’ayeh, M., & Costantine, M. M. Prevention of preeclampsia. Seminars in Fetal & Neonatal Medicine, 25(5), 101123. https://doi.org/10.1016/j.siny.2020.101123

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.