Mamás y Papás

Versión cefálica externa: girar al bebé cabeza abajo mediante presión

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
1.031 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La versión cefálica externa es una maniobra obstétrica que consiste en girar al bebé dentro de la barriga materna mediante presiones en los polos, consiguiendo que se sitúe en posición cefálica: cabeza abajo.

Maniobra de versión cefálica externa

La versión cefálica externa es una maniobra de obstetricia que consiste en conseguir cambiar la orientación del feto en la barriga materna, mediante manipulación externa.

Se lleva a cabo cuando el feto está en presentación podálica (de pies) o presentación pelviana (de nalgas) para conseguir girarle hasta que esté en posición cefálica: con la cabeza hacia abajo (1) .

Esto permite el parto vaginal, reduciéndose las tasas de cesáreas, y teniendo beneficios tanto para la madre como para el propio bebé.

La versión cefálica externa sigue un protocolo específico, ya que se hace bajo anestesia en el quirófano por si se provocase el parto, siguiéndose una serie de pasos:

  • Consulta preanestesia, en la cual se lleva a cabo un análisis de sangre.
  • Se firman los consentimientos informados para la propia maniobra de versión cefálica externa, la inducción del parto, asistencia durante el parto y la cesárea por si se necesitase.
  • Se pone suero y monitores.
  • Se inocula suero tocológico, para relajar el útero y facilitar las maniobras.
  • Se pasa a quirófano, donde tiene que estar monitorizada tanto la madre como el bebé y control por ecografía.
  • Se proceden a las maniobras: presionando los polos fetales a través del abdomen materno.
  • Si la maniobra funciona, se deja a la paciente en observación y si todo va bien, se da el alta a la espera del momento del parto espontáneo.
  • Si no se consigue, se mantiene a la mujer en observación por si fuera necesario inducir el parto.

Versión cefálica externa: riesgos

Aunque los riesgos de la versión cefálica externa son bajos para el bebé, se estima que en un 6% de los casos pueden darse complicaciones (2) :

  • Alteraciones del registro cardiotocográfico como sangrado vaginal o rotura de membranas.
  • Versión cefálica externa y adelanto del parto desencadenándose en las primeras 24 horas en un 1% de los casos.
  • Reducción de la frecuencia cardíaca del bebé, aunque esto puede deberse a que suelen dormir después de la maniobra.
  • Hipotensión en la madre durante el protocolo de versión.

Con respecto al feto, la versión cefálica externa tiene riesgos para el bebé, como desprendimiento de la placenta, rotura uterina o hemorragia.

Sin embargo, los riesgos son mayores en un parto con presentación diferente a la cefálica, o en una cesárea, por lo que suele ser beneficiosa la maniobra de versión cefálica.


Opiniones de la versión cefálica externa

La versión cefálica externa deja opiniones muy variables según el resultado de cada caso.

Las tasas de éxito son de entre el 50 y el 60%, siendo en concreto de un 40% en primíparas y de un 80% en multíparas (3) .

En aquellas gestantes en las que el bebé venía de nalgas e iba a tener que someterse a una cesárea, si se consigue girarle se podrá tener un parto natural, por lo que se reducirán los riesgos y hará que las opiniones de la paciente y su familia sean muy positivas.

Sin embargo, en aquellos casos en los que no se consiga, la paciente habrá sufrido las molestias del procedimiento en balde, por lo que no quedará muy contenta con la intervención, ocurriendo igual si se provoca el parto por la maniobra.

Por ello, es difícil saber cuáles son las opiniones generales, ya que depende del éxito de la maniobra en cada uno de los casos específicos.


¿La versión cefálica externa duele?

La versión cefálica es una maniobra en la que aunque los movimientos ejercidos por el sanitario sean ligeros, deben hacerse con firmeza, lo que puede resultar muy molesto y doloroso.

Para que la versión cefálica externa no cause dolor, se administran a la paciente analgésicos o incluso una ligera sedación.

De hecho, es vital para el éxito de la versión cefálica que la mujer esté relajada, ya que si por el dolor tensa los músculos del abdomen se dificultará la maniobra, por lo que la sedación es muy importante.

Si te duele, comunícalo

No dudes en decirle al especialista que te está haciendo daño. Es importante que estés relajada para conseguir girar al bebé.


Preguntas frecuentes sobre la versión cefálica externa

¿Qué pasa después de una versión cefálica externa?

Se monitoriza la frecuencia cardíaca del bebé y si todo es correcto se te dará el alta ese mismo día, a la espera de que te pongas de parto de manera natural.

Si se detectasen anomalías en la frecuencia cardíaca, permanecerás en observación y se decidirá en función del caso si hay que provocar el parto o hacer una cesárea de urgencia.

¿Me hago la versión cefálica externa sí o no?

, siempre que sea la recomendación de los médicos. Una presentación diferente a la cefálica supone un aumento de los riesgos tanto para el bebé como para la madre en el parto, o la obligatoriedad de hacer una cesárea.

¿Cuándo se hace la versión cefálica externa?

Se considera aceptable desde la semana 35 de embarazo, aunque lo más recomendable es hacerla entre la semana 36 y la 37 + 6 días.

¿Cuánto dura la versión cefálica externa?

Sólo dura unos 10 minutos, aunque puede tardar más o menos en función de la habilidad el especialista o del caso específico.

¿Cuándo se da la vuelta el bebé?

El bebé suele colocarse boca abajo en la semana 26, aunque se considera normal que pueda hacerlo entre la semana 28 y la 32, teniendo cada vez menos espacio para volver a girarse.

Fuentes del artículo
  1. Coco, A. S., & Silverman, S. D. External cephalic version. American Family Physician, 58(3), 731-738, 742-744.
  2. Collaris, R. J., & Oei, S. G. External cephalic version: a safe procedure? A systematic review of version-related risks. Acta Obstetricia Et Gynecologica Scandinavica, 83(6), 511-518. https://doi.org/10.1111/j.0001-6349.2004.00347.x
  3. Lauterbach, R., Bachar, G., Ben-David, C., Matanes, E., Ginsberg, Y., Beloosesky, R., Ganem, N., Weiner, Z., & Zipori, Y. Association of Persistent Breech Presentation With External Cephalic Version Success. Obstetrics and Gynecology, 137(2), 258-262. https://doi.org/10.1097/AOG.0000000000004231

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.