Mamás y Papás

El aborto: definición, tipos, semanas de embarazo y precios

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina

El aborto supone el fin del embarazo, y puede ocurrir espontáneamente de manera natural, o inducido por un procedimiento, ya sea por deseo de la madre o por malformaciones fetales graves.

¿Qué es un aborto?

El aborto es el procedimiento que pone fin a un embarazo, ya sea de manera natural, lo cual se conoce como aborto espontáneo o provocado, también conocido como aborto inducido.

El aborto es una necesidad básica para la salud, pero que a día de hoy tristemente es todavía un tema muy controvertido, siendo aún ilegal en muchos países.

El hecho de ilegalizarlo no disminuye el número de abortos, sino su peligrosidad, ya que en lugar de hacerlos en clínicas especializadas con garantías sanitarias se recurre a abortos clandestinos.

Los abortos clandestinos no tienen las condiciones de esterilidad ni de seguridad necesarias para la embarazada, poniendo en riesgo su vida.

Por sus altos índices de mortalidad, sólo recurren a estos abortos caseros las personas realmente desesperadas, cuyas condiciones económicas no les permiten pagarse un viaje a un país en el que sea legal.

Por ello, ilegalizar el aborto sólo sirve para poner en riesgo a las personas con menos dinero, ya que las que lo pueden pagar abortan igual, en condiciones de salubridad, sea legal o no en su país.

Nuestra opinión experta

El aborto es una decisión libre que debes tomar sin coacciones ni presiones de ningún tipo. Tú eres la que está embarazada, y nadie más que tú debería decidir por ti ni por tu cuerpo.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Si has sufrido un aborto pero quieres ser mamá puede interesarte hacerte seguro privado de salud. Ten en cuenta que deberás hacerlo 6 meses antes de embarazarte para que pase el tiempo de carencia y estés cubierta.

Hazte un seguro de salud antes del embarazo


Tipos de aborto

Existen distintas clases de aborto en función de cómo se clasifiquen. La primera gran distinción es si el aborto es o no deseado.

Cuando se da de manera natural, sin intervención médica se llama aborto natural o espontáneo, y suele deberse a alteraciones cromosómicas en el óvulo fecundado, siendo más frecuente a mayor edad (1) .

Por el contrario, si abortamos por decisión propia, se llama aborto provocado, y a su vez podemos diferenciar distintos tipos en función del método utilizado.

Aborto espontáneo

Es cuando se da un aborto natural, una pérdida involuntaria de la gestación durante las primeras semanas de embarazo, en concreto, antes de la semana 20.

Sobre un 10-20% de los embarazos terminan en aborto natural, aunque se considera que el porcentaje es aún mayor ya que la mayoría ocurre antes de la menstruación, por lo que no llegas nunca a saber que estabas embarazada.

Por ello, aunque sea un tema tabú y las embarazadas y familias suelan pasar el duelo en silencio, sin el apoyo que quizás necesitarían, es más frecuente de lo que se podría pensar.

Con respecto al riesgo de aborto por semanas, el 80% de los abortos naturales ocurren antes de la semana 12 de embarazo, aunque a partir de la semana 9 disminuye el riesgo de aborto, siendo menores al 3%.

Los síntomas de aborto son en la mayoría de los casos un sangrado abundante, similar o mayor al de la menstruación y un fuerte dolor abdominal.

Es un sangrado rojo intenso, con coágulos, muy diferente al sangrado de implantación, que es breve, en poca cantidad y más oscuro, el cual significaría que se está implantando el embrión en el útero y seguimos embarazadas.

Puede ocurrir que tras un aborto natural sigan quedando restos en el útero, para lo cual se hace un legrado. Consiste en un raspado de la cavidad interna uterina, para retirar tejidos que siguieran retenidos (2) .

En ocasiones se tiene un sangrado escaso con molestias abdominales, y no sabemos si el embarazo sigue o no su curso. Lo más probable es que se trate de una amenaza de aborto, por lo que debes acudir al médico urgentemente.

Pastillas abortivas

El aborto bioquímico, mediante el uso de pastillas para abortar es uno de los métodos más seguros y eficaces para poner fin al embarazo.

Consiste en la combinación de dos medicamentos: mifepristona y misoprostol. Primero se toma una píldora abortiva de mifepristona que bloquea el efecto de la hormona progesterona: necesaria para el embarazo.

En segundo lugar, se toma la segunda pastilla abortiva, de misoprostol, que provoca un sangrado uterino, bajándote la regla de inmediato y con ello, abortando.

Las píldoras para abortar son útiles hasta los 77 días de embarazo (11 semanas). A partir de ahí, necesitarás abortar en una clínica por otros métodos como la aspiración o el aborto quirúrgico.

Las pastillas abortivas son una manera cómoda y menos invasiva para poner fin al embarazo, pudiendo hacerlo en tu casa, sin necesidad de desplazarte a una clínica.

Aborto por aspiración

Si quieres poner fin al embarazo, una opción es el aborto por aspiración, pudiendo hacerse como mucho hasta la semana 14.

Es más incómodo que las pastillas para abortar ya que te lo tienen que hacer en una clínica, pero si estás de más de 11 semanas es la opción menos invasiva.

Consiste en provocar un vaciado del útero por aspiración, para lo cual te administran un anestésico local, y si lo deseas para estar más tranquila, un sedante.

El procedimiento dura algo más de 5 minutos, pero en total pasarás en la clínica alrededor de 2 horas.

Los síntomas normales después de un aborto suelen ser cólicos y sangrado, además del batacazo hormonal y sentimental que supone poner fin a un embarazo (3) .

Aborto quirúrgico o legrado evacuador

Si estás de entre 15 y 22 semanas, tendrás que recurrir a un aborto quirúrgico para poner fin al embarazo, el cual siempre se hace bajo sedación.

Este consiste en provocar el aborto con unas pinzas estrechas, a través del cuello del útero, necesitando en ocasiones tomar medicamentos previamente para dilatar el cérvix (4) .

El procedimiento es indoloro y se tarda sobre 15 minutos, aunque el tiempo total en la clínica de principio a fin ronda las 5 horas.

En algunas situaciones puede darse un aborto retenido: se aborta de manera natural pero no se expulsa, por lo que hay que recurrir a métodos quirúrgicos para extraerlo, se conociéndose también como aborto diferido.

Una variante es el aborto por inyección de metotrexato, el cuál se utiliza para poner fin a los embarazos ectópicos, aquellos en los que el óvulo fecundado se implanta fuera del útero, siendo incompatibles con la vida del feto.


Aborto legal en España

Se puede abortar en España de manera legal, en todo el territorio nacional, así como en muchos otros países.

La ley del aborto en España ha ido sufriendo modificaciones al cabo de los años. Actualmente se legisla según la Ley Orgánica 2/2010 de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Esta ley explica hasta qué semana se puede abortar en España:

  • Hasta la semana 14 de embarazo, la decisión es libre para la embarazada, sin necesidad de permiso sanitario. Se le informará previamente de las ayudas a la maternidad existentes, y tras 3 días obligatorios de reflexión podrá abortar por el método elegido.
  • Entre la semana 14 y la 22 el aborto será legal siempre que 2 especialistas diferentes justifiquen malformaciones fetales o enfermedad grave en la embarazada.
  • A partir de la semana 22 sólo será legal ante anomalías en el feto o enfermedad grave incompatibles con la vida, aprobado por un comité médico.

Por ello hasta cuando se puede abortar dependerá de si es por voluntad propia o por enfermedad del feto o de la madre.

Solo si el feto tiene malformaciones incompatibles con la vida, secundadas por un comité médico, se puede abortar en España cualquier mes antes del nacimiento.


Cómo abortar

Como en España el aborto es legal y totalmente gratuito por la seguridad social, no es frecuente que la gente busque cómo abortar en casa.

Esto es tremendamente peligroso, y no debe valorarse bajo ningún concepto, pudiendo provocar una hemorragia mortal para la embarazada.

Si necesitas saber cómo provocar un aborto, tu matrona puede informarte y resolver todas tus dudas, lo cual dependerá básicamente de cuánto estés embarazada, calculando tus semanas de embarazo desde tu fecha de última regla.

Si estás de menos de 11 semanas, la mejor manera de provocar un parto es mediante las pastillas abortivas. A partir de ahí, tendrás que acudir a una clínica especializada para procedimientos de aspiración o legrado.

No hay cómo abortar naturalmente de manera fiable. No hagas ninguna barbaridad y recurre a métodos fiables y seguros para tu integridad física.


¿Cuánto cuesta abortar en España?

Como poner fin al embarazo es legal en España, tenemos derecho a abortar por la seguridad social.

¿Cuánto cuesta abortar en España? Los procedimientos y la seguridad son iguales a las clínicas privadas, sólo que con la seguridad social se hace de manera gratuita.

Sin embargo, aunque cuánto cuesta un aborto variará de una clínica a otra, poner fin a un embarazo por lo privado lleva un coste de entre 300 y 500€, en función del método.

¿Cuánto se tarda en abortar por la seguridad social? unas semanas, ya que deberás hablar con tu médico o la matrona, los cuales gestionarán la cita con la clínica.


Preguntas frecuentes sobre el aborto

¿Se puede tener un embarazo después de un aborto?

, aunque se recomienda esperar entre 1 y 3 meses para volver a intentarlo.

Aunque no suele haber problemas para volver a quedarse embarazada, una persona que ha sufrido un aborto natural tiene más posibilidades de sufrir otro.

¿La tos puede provocar un aborto?

No, un embrión bien implantado no se suelta por la tos, sino por alteraciones cromosómicas o malformaciones.

¿Cómo sé si estoy teniendo un aborto espontáneo o regla?

Los coágulos del aborto suelen ser de mayor tamaño y de color grisáceo. Además el dolor abdominal tipo cólico es más intenso en el aborto espontáneo.

¿El estreñimiento en el embarazo puede causar aborto?

No, el estreñimiento es un síntoma de embarazo que no perjudica al feto.

Fuentes del artículo
  1. McBride, W. Z. Spontaneous abortion. American Family Physician, 43(1), 175-182. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1986486/
  2. Griebel, C. P., Halvorsen, J., Golemon, T. B., & Day, A. A. Management of spontaneous abortion. American Family Physician, 72(7), 1243-1250. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16225027/
  3. Horvath, S., & Schreiber, C. A. Unintended Pregnancy, Induced Abortion, and Mental Health. Current Psychiatry Reports, 19(11), 77. https://doi.org/10.1007/s11920-017-0832-4
  4. ESHRE Capri Workshop Group. Induced abortion. Human Reproduction (Oxford, England), 32(6), 1160-1169. https://doi.org/10.1093/humrep/dex071

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.