Mamás y Papás

4 semanas de embarazo: barriga hinchada y puedes tener flujo marrón

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
357 personas han leído este post en los últimos 12 meses

En un embarazo de 4 semanas se empiezan a diferenciar las láminas que darán lugar a los órganos del bebé y comienza la formación del líquido amniótico y de la placenta primitiva. Podrás tener la barriga hinchada, flujo marrón y pechos sensibles.

4 semanas de embarazo

A lo largo de la semana 4 de embarazo, finaliza la implantación del blastocisto en el endometrio. Hasta que la placenta esté formada, el embrión se alimenta gracias al saco gestacional, una cavidad que le protege y le aporta los nutrientes necesarios en un embarazo de 4 semanas.

Una de las capas que forman al futuro embrión empieza a liberar la hormona hCG, la que detectan los test de embarazo.

Como esta fecha puede variar en función de los días que dure tu ciclo, para estar segura será mejor que te hagas la prueba de embarazo cuando lleves unos 5 días de retraso de la regla.

El embrión una vez implantado tiene un tamaño de menos de 1 mm. Una vez finalizada la semana 3, y a lo largo de las semanas de embarazo seguirá creciendo.

En un embarazo de 4 semanas, el embrión está formado por 3 láminas. Cada una de ellas dará lugar a tejidos muy diferentes:

  • Ectodermo: genera el sistema nervioso central del feto.
  • Endodermo: formará los órganos encargados de la digestión: tracto gastrointestinal, hígado, páncreas y el tiroides.
  • Mesodermo: de él se desarrollará la sangre, el esqueleto y los músculos.

Es a las 4 semanas de embarazo cuando empieza también a formarse la cavidad amniótica y a rellenarse de líquido amniótico, que protegerá a tu bebé hasta el momento del parto.

También empieza a desarrollarse el trofoblasto en un embarazo de 4 semanas: el órgano que dará lugar a la futura placenta.

Para que al embrión no le falte de nada, es importante que continúes con el suplemento de ácido fólico durante todo el embarazo (1) .

¿Cómo es un bebé de 4 semanas de embarazo?

En la semana 4 de embarazo el bebé es como una semilla de amapola, y mide sólo 2 mm.


Embarazo 4 semanas: síntomas

Al final de la semana 4 de embarazo es cuando tendría que venirte la regla, por lo que si aún no tenías síntomas de embarazo, el retraso te avisará.

Recuerda que aunque no te venga la menstruación, tendrás que esperar a partir del quinto día de retraso si quieres aumentar las probabilidades de que te dé un test de embarazo positivo (2) .

Aunque los síntomas de embarazo de 4 semanas aún no son perceptibles para algunas mujeres que tienen embarazos sin síntomas, otras chicas ya empiezan a sentir signos tempranos de la gestación:

Sangrado en el embarazo

El sangrado en un embarazo de 4 semanas es común y se conoce como sangrado de implantación, producido porque cuando el blastocisto se une al endometrio se rompen algunos vasos sanguíneos para conseguir la anidación (3) .

Esta hemorragia no lo sufren todas las embarazadas, siendo lo más común que el sangrado en un embarazo de 4 semanas sea poco abundante y sólo dure algún día. Mucho menos que la menstruación.

Nuestra opinión experta

Si estás embarazada y no sabes si la hemorragia es el sangrado de implantación o la regla, lo mejor es que consultes a tu médico para salir de dudas.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Es importante valorar la hemorragia si fuera muy abundante, ya que podría tratarse de una embarazo ectópico (4) .

Barriga de 4 semanas de embarazo

A las 4 semanas de embarazo puedes notar la barriga hinchada, como si te fuera a bajar la regla: el dolor de ovarios y el ocasionado por la implantación pueden ser bastante similares.

Aunque a las 4 semanas de embarazo la barriga pueda hincharse, el útero aún no ha crecido: sigue teniendo el mismo tamaño.

También es común el dolor de riñones en un embarazo de 4 semanas. Es una molestia similar a la menstrual y muchas mujeres lo sienten en la parte baja de la espalda

Flujo marrón en el embarazo

Debido al sangrado de implantación, este puede mezclarse con el flujo vaginal pudiendo aparecer flujo marrón en un embarazo de 4 semanas. Siempre que sea solo esto y la hemorragia no se haga tan abundante como la menstruación no hay de qué preocuparse.

Nuestra opinión experta

Intenta estar tranquila. El flujo marrón no tiene por qué indicar nada malo. La implantación es un paso clave para el embarazo y es normal que se ocasionen ciertos sangrados leves.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Náuseas y pecho inflamado

Algunas embarazadas ya empiezan a sentir náuseas la semana 4 de embarazo. Están provocadas por los cambios hormonales en tu torrente sanguíneo, que ahora mismo son un no parar.

Intenta no hacer comidas copiosas que dificultarán tu digestión, sino hacer muchas tomas a lo largo del día, para que el estómago no se quede demasiado vacío ni llenarlo en exceso y aliviar las náuseas en el embarazo.

Los senos también son de los primeros en sentir los síntomas de un embarazo de 4 semanas. Puedes notarlos doloridos e inflamados, sensación similar a cuando te está a punto de venir la regla, pero algo más intenso.

También es normal que te sientas cansada y con dolor de cabeza a lo largo del día. Intenta reposar y dormir todo lo posible.


4 semanas de embarazo: ecografía y pruebas

Aunque la ecografía de un embarazo de 4 semanas aún no nos ofrecerá imágenes claras de la vesícula gestacional, si ya tienes un test de embarazo positivo puede ser un buen momento para comentarle a tu médico que estás embarazada.

El grosor del endometrio a las 4 semanas de embarazo si que puede apreciarse en una ecografía, estando las paredes del útero engrosadas para permitir que la implantación del blastocisto sea correcta.

Nuestra opinión experta

Al final de la semana 4 de embarazo cumplirás tu primer mes embarazada. ¡Enhorabuena! Aún queda un largo camino por delante así que aprovecha a relajarte y descansar todo lo posible. Tu cuerpo agradecerá la energía.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Si estás embarazada, puede interesarte hacerte un seguro de salud que cubrirá a tu bebé desde el momento del nacimiento.

Hazte un seguro de salud y cuida de ti y de tu bebé

Fuentes del artículo
  1. Valentin, M., Coste Mazeau, P., Zerah, M., Ceccaldi, P. F., Benachi, A., & Luton, D. Acid folic and pregnancy: A mandatory supplementation. Annales D’endocrinologie, 79(2), 91-94. https://doi.org/10.1016/j.ando.2017.10.001
  2. Heckscher, M., & Sikking, E. Test de Embarazo. Ediciones B.
  3. Breeze, C. Early pregnancy bleeding. Australian Family Physician, 45(5), 283-286.
  4. Cunningham, F. G., Leveno, K. J., Bloom, S. L., Spong, C. Y., Dashe, J. S., Hoffman, B. L., Casey, B. M., & Sheffield, J. S. Ectopic Pregnancy. En Williams Obstetrics McGraw-Hill Education. accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?aid=1102101950

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.