Mamás y Papás

Biopsia corial: definición, resultados, enfermedades, precio y opiniones

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
193 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La biopsia corial es una prueba diagnóstica invasiva que se usa cuando hay sospecha de anomalías cromosómicas en el feto, realizándose entre la semana 10 y la semana 14 de embarazo.

¿Qué es una biopsia corial?

Una biopsia corial es una prueba diagnóstica del embarazo que consiste en tomar una muestra de las vellosidades coriales de la parte de la placenta del bebé.

Es una prueba invasiva que sólo se lleva a cabo si hay sospecha de anomalías fetales a nivel cromosómico o enfermedades hereditarias.

¿Cuándo se hace la biopsia corial? Entre la semana 10 y la semana 14 de embarazo. Hacerla antes sería peligroso para el feto, asociándose a problemas en el desarrollo de sus extremidades (1) .

A día de hoy, se considera la biopsia corial como la mejor técnica para valorar anomalías cromosómicas y hereditarias durante el primer trimestre de embarazo.


Biopsia corial: ¿qué enfermedades detecta?

La biopsia corial es una prueba invasiva, lo que significa que hay cierto riesgo de dañar al feto o a la evolución del embarazo, por lo que sólo se lleva a cabo si es necesario.

Entonces: ¿quién debe hacerse una biopsia corial?:

  • Si la prueba del cribado bioquímico del primer trimestre da un riesgo alto (1/250) para el síndrome de Down (trisomía 21) o el síndrome de Edwards (trisomía 18).
  • Si se han tenido embarazos anteriores en los que el feto tuviera anomalías cromosómicas.
  • Si tras someterse a un cariotipo alguno de los progenitores presenta anomalías cromosómicas que pudiera haber transmitido al bebé.
  • Si en la ecografía del primer trimestre se observan anomalías físicas en el feto, como un engrosamiento nucal.
  • Para confirmar que el feto no es portador de anomalías genéticas cuando se lleva a cabo una fecundación in vitro tras un procedimiento de diagnóstico genético preimplantacional.
  • Si se tienen gemelos con una discordancia de tamaño igual o superior a 1 semana de gestación.
  • Tras un aborto, para llevar a cabo un estudio genético en caso de que se estuvieran dando abortos de repetición (2) .

Las enfermedades diagnosticadas tras una biopsia corial así como las anomalías cromosómicas que las causan se resumen en la siguiente tabla:

¿Qué enfermedades detecta una biopsia corial?
Enfermedad Anomalía genética
Síndrome de Down Trisomía 21
Síndrome de Edward Trisomía 18
Síndrome de Patau Trisomía 13
Síndrome de Turner Monosomía X
Síndrome 47 XXY o XYY
Triple X Carga cromosómica XXX
Síndrome DiGeorge Delección 22q11
Síndrome velo-cardio-facial (VCFSse) Delección 22q11
Beta Talasemia Gen HBB
Fibrosis quística Gen CFTR
Anemia falciforme Gen HBB
Hipoacusia hereditaria recesiva 1A o 1B Gen CX26

¿La biopsia corial duele? Procedimientos

La biopsia corial no duele, pero puede resultar molesta o notarse un pinchacito similar a cuando te realizan una citología.

Existen dos procedimientos para llevar a cabo la biopsia corial, dependiendo de la práctica del ginecólogo:

  • Vía transvaginal o transcervical: se hace a través del cuello del útero, introduciendo una pinza semirrígida con la que se toma la muestra del corión frondoso placentario mientras se vigila el proceso por ecografía. También puede usarse una cánula de aspiración. Se debe realizar entre las semanas 10 y 14 de embarazo. La cantidad de muestra obtenida es mayor en este procedimiento.
  • Vía transabdominal: se usa anestesia local, por lo que no duele la biopsia corial. Se punciona la pared abdominal con un trócar, a través del cual se introduce una pinza hasta el corión, todo bajo control ecográfico. Puede hacerse de la semana 11 a la 14.

Después de la biopsia corial se recomienda hacer un reposo de 1-2 días, así como ponerse en las primeras 72 horas la vacuna anti-D en las embarazadas que sean Rh negativas.


Biopsia corial: resultados definitivos

Por norma general, a las 48 horas de haberse realizado la biopsia corial ya se obtiene el primer cariotipo, llegando a la consulta del ginecólogo.

Por ello, si la biopsia corial da resultados malos, es probable que ya se detecten en ese primer estudio.

Sin embargo, no será hasta 3 semanas después cuando se tengan los resultados definitivos de la biopsia corial, ya que es necesario hacer un cultivo largo.

Puede darse el caso de que los resultados no sean concluyentes y se haga necesario hacer otra prueba diagnóstica: una amniocentesis o estudio del líquido amniótico. Esto se estima que ocurre en un 2% de los casos (3) .


Biopsia corial y precio

Los precios de la biopsia corial varían mucho en función de dónde estés haciendo el seguimiento de tu embarazo.

Si estás haciéndote tus controles por la Seguridad Social, y tras el cribado bioquímico del primer trimestre obtienes un riesgo alto (1/250), la biopsia corial es gratis para ti, ya que el coste lo asume Sanidad.

Si por el contrario estás haciéndote el seguimiento por lo privado, y necesitas una biopsia corial por ejemplo porque has logrado el embarazo por un tratamiento de reproducción asistida, el precio puede variar entre 700 y 1000€.


Preguntas frecuentes sobre la biopsia corial

¿La biopsia corial qué opiniones suscita?

En general son opiniones positivas ya que a pesar de ser una prueba invasiva que conlleva un riesgo, este es menor al 1% y la prueba permite una detección muy temprana de anomalías cromosómicas, por si fuese necesario realizar un aborto.

¿Qué es mejor biopsia corial o amniocentesis?

La biopsia corial es la prueba de elección, y en caso de que no aportase suficiente información se llevaría a cabo una amniocentesis, la cual presenta más riesgos y posibilidad de complicaciones.

¿Cuáles son las contraindicaciones de una biopsia corial?

No debe hacerse nunca antes de la semana 10 de embarazo, ni en casos de isoinmunización (incompatibilidad Rh) ni en pacientes con alta carga viral de VIH, hepatitis B o C.

¿Qué riesgos tiene una biopsia corial?

Las posibles complicaciones son:

  • Sangrado vaginal o molestias abdominales en la zona de la punción, según qué procedimiento se haya llevado a cabo para tomar la muestra.
  • Riesgo de infección del líquido amniótico y de la membrana, así como de rotura de membranas de un 1%.
  • Riesgo de aborto: aunque ha ido disminuyendo mucho gracias a los avances en ciencia, siendo inferior al 1%.
Fuentes del artículo
  1. Burton, B. K., Schulz, C. J., & Burd, L. I. Limb anomalies associated with chorionic villus sampling. Obstetrics and Gynecology, 79(5 ( Pt 1)), 726-730. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1565357/
  2. Yong, P. J., McFadden, D. E., & Robinson, W. P. Developmental origin of chorionic villus cultures from spontaneous abortion and chorionic villus sampling. Journal of Obstetrics and Gynaecology Canada: JOGC = Journal d’obstetrique et Gynecologie Du Canada: JOGC, 33(5), 449-452. https://doi.org/10.1016/S1701-2163(16)34877-0
  3. Alfirevic, Z., Navaratnam, K., & Mujezinovic, F. Amniocentesis and chorionic villus sampling for prenatal diagnosis. The Cochrane Database of Systematic Reviews, 9(9), CD003252. https://doi.org/10.1002/14651858.CD003252.pub2

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.