Mamás y Papás

Diferencia entre esterilidad e infertilidad en los problemas de concepción

logo Roams
Última actualización: 5 de febrero de 2024
Laura Remolina

La diferencia entre esterilidad e infertilidad radica en que esterilidad es cuando no se llega a fecundar al óvulo, mientras que infertilidad es cuando no se logra un embarazo a término.

Diferencia entre infertilidad y esterilidad

A día de hoy, el retraso en la edad de ser padres, los hábitos de vida y la contaminación ambiental están causando que la fertilidad de muchas personas se vea afectada.

Es por ello cada vez más frecuente que se tenga que recurrir a especialistas en fertilidad y que el tema de la infertilidad vaya dejando poco a poco de ser un tabú.

En términos generales, se recomienda que una pareja sin problemas previos de concepción intenten lograr un embarazo durante 12 meses. Si no se consigue en ese periodo de tiempo, puede haber un problema de fertilidad o de esterilidad.

Aunque se utilicen los términos de manera indistinta, la infertilidad y la esterilidad no son lo mismo, existiendo matices que marcan la diferencia:

  • Esterilidad: es cuando no se consigue el embarazo porque no el espermatozoide no fecunda al óvulo. Esto puede deberse tanto a problemas en la calidad del semen como en la disponibilidad de óvulos de la mujer o su calidad.
  • Infertilidad: en este caso se logra la fecundación, pero no se consigue un embarazo a término. Esto puede deberse a que el óvulo fecundado no se implante correctamente en el endometrio, o que logre implantarse pero se produzca un aborto.

A su vez se puede diferenciar entre esterilidad e infertilidad primarias y secundarias, considerándose primaria cuando la pareja no ha logrado nunca tener un hijo y secundaria cuando existen concepciones previas:

Esterilidad e infertilidad: diferencias
Término Primaria Secundaria
Esterilidad: el esperma no consigue fecundar al óvulo Nunca ha sido posible que los espermatozoides fecunden al óvulo Se ha logrado la fecundación con anterioridad, pero ahora no se consigue
Infertilidad: no se logra tener un embarazo a término Nunca antes se ha conseguido un embarazo a término Ya se tiene uno o más hijos, pero ahora no se logra un embarazo a término

De esta manera, una persona puede no ser estéril pero ser infértil: se logra la fecundación del óvulo, pero el embarazo no llega a término.


Diferencia entre infertilidad y esterilidad masculina

La diferencia entre esterilidad e infertilidad en el hombre es que un hombre estéril es aquel cuyos espermatozoides no logran fecundar al óvulo, mientras que el infértil es el que genera un embrión no viable.

Aunque parezca que el motivo por el que se dan abortos se debe a causas femeninas, no tiene por qué ser así.

Un aborto puede deberse a que el endometrio de la mujer no sea adecuado para la implantación, anidación y desarrollo embrionario, pero también puede deberse a defectos congénitos del embrión.

Si algún miembro de la pareja es portador de patologías genéticas, el embrión puede no ser válido, dando lugar a abortos de repetición. En estos casos es recomendable someterse a un cariotipo para descartar malformaciones o graves patologías hereditarias.

Si la prueba da positiva, lo más recomendable sería someterse a una fecundación in vitro con un diagnóstico genético prenatal, eligiéndose solo para la transferencia embrionaria aquellos embriones libres de la enfermedad.

Por ello, un hombre que transmitiera una de estas graves condiciones genéticas podría no ser estéril pero ser infértil, ya que el embrión no sobrevive lo suficiente.


Causas de infertilidad y esterilidad

La infertilidad o la esterilidad puede deberse a factores masculinos, femeninos, de ambos o idiopáticos (se desconoce su origen).

Según la Sociedad Española de Infertilidad (SEF), para hablar de las alteraciones que provocan problemas de reproducción lo más adecuado es referirse a factores causales (1) :

Causas de infertilidad o esterilidad en un hombre

Los motivos por los que un hombre puede ser estéril o infértil pueden deberse a distintos factores (2) :

  • Factores pretesticulares: se debe generalmente a alteraciones en las hormonas sexuales, particularmente las gonadotropinas FSH y la LH, alterando la formación de espermatozoides.
  • Factores testiculares: patologías congénitas, genéticas o adquiridas que afectan a los testículos, como el varicocele (varices testiculares).
  • Factores postesticulares: las causas de la esterilidad se deben a que los espermatozoides tienen problemas para salir en la eyaculación. Algunos ejemplos son la impotencia sexual o la eyaculación retrograda (no sale por la uretra).
  • Factores espermáticos: la calidad de los espermatozoides no es suficiente, generalmente por problemas en la concentración, movilidad, morfología...

Causas de esterilidad o infertilidad en la mujer

Con respecto a los motivos por los que una mujer es estéril, podemos distinguir (3) :

  • Factores cervicales: alteraciones anatómicas o funcionales que dificultan el recorrido del espermatozoide y del óvulo por las trompas de Falopio o útero, como pólipos o quistes.
  • Factores endocrinos: como problemas hormonales que afecten al ciclo menstrual o a la ovulación, como los estrógenos, provocándose falta de menstruación o de ovulación.
  • Factores uterinos: como la existencia de tumores o miomas, imposibilitando el avance de los espermatozoides hasta el óvulo.
  • Factores tubáricos: las trompas de Falopio tienen que ser lo suficientemente permeables como para que los ovulos puedan salir. Un ejemplo sería una obstrucción en las trompas.

Por otro lado, también se pueden distinguir causas de la infertilidad en mujeres: se logra que el óvulo se fecunde pero el embarazo no llega a término.

  • Fallo de implantación: el óvulo fecundado no llega a implantarse en el endometrio, por ejemplo porque este no esté lo suficientemente engrosado o no sea trilaminar por causas hormonales a nivel de estrógenos o progesterona.
  • Aborto: el embarazo se detiene antes de llegar a término, causando la muerte del embrión o feto.

Tratamiento contra la esterilidad o infertilidad

Para conseguir tener hijos siendo estéril o infértil, el primer paso es acudir a un médico especialista para hacerse pruebas de fertilidad.

Tras someterse en primer lugar a un seminograma en el hombre, y a analíticas y ecografías en la mujer, se puede determinar el problema de esterilidad o bien ser necesarias más pruebas.

En función del problema de esterilidad o infertilidad que tengas, el especialista te recomendará una intervención quirúrgica, un tratamiento hormonal o bien una técnica de reproducción asistida concreta.

En general siempre se empieza por la técnica más sencilla con la que sería posible lograr un embarazo dada las patologías existentes, siendo las más frecuentes:

  • Inseminación artificial: consiste en inseminar a la mujer con el esperma de la pareja o de un donante, tratándolo para mejorar su calidad y estimulando hormonalmente a la mujer para mejorar las probabilidades de embarazo.
  • Fecundación in vitro: es un tratamiento más complejo en el cual se estimula a la mujer para extraerle varios óvulos de calidad, se fecundan con espermatozoides en el laboratorio y una vez generados los embriones se transfieren al útero de la mujer para su implantación.
  • Fecundación in vitro con ovodonación: en casos en los que la mujer es estéril y no produce óvulos viables, puede someterse a una fecundación in vitro con óvulos de una donante.

Preguntas frecuentes sobre la diferencia entre esterilidad e infertilidad

¿Cuál es la diferencia entre fertilidad y esterilidad?

Fertilidad es la capacidad de concebir un embrión que llegue a término con salud, mientras que esterilidad es la imposibilidad de generar gametos viables: ya sean espermatozoides u óvulos.

¿Cómo saber si una mujer es estéril o infértil?

Si nunca has llegado a tener un test de embarazo positivo tras 12 meses de intentar quedarte embarazada podrías ser estéril, mientras que si has logrado el embarazo pero abortas o tienes fallos de implantación eres infértil.

¿Si tengo 36 años debo esperar 12 meses para intentar quedarme embarazada?

No, las mujeres a partir de los 35 años sólo deben intentar el embarazo durante 6 meses, siendo recomendable acudir a un especialista en fertilidad si no se logra en ese periodo de tiempo.

Fuentes del artículo
  1. SEF. SEF - Sociedad Española de Fertilidad. Consultado en https://www.sefertilidad.net/
  2. Fainberg, J., & Kashanian, J. A. Recent advances in understanding and managing male infertility. F1000Research, 8, F1000 Faculty Rev-670. https://doi.org/10.12688/f1000research.17076.1
  3. Hull, M. G., & Cahill, D. J. Female infertility. Endocrinology and Metabolism Clinics of North America, 27(4), 851-876. https://doi.org/10.1016/s0889-8529(05)70044-x

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.