Estimulación ovárica: tratamiento, síntomas, precio y baja respuesta

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
51 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La estimulación ovárica es el proceso por el cual se consigue, mediante tratamiento hormonal, que aumente el número de óvulos disponibles, ya sea para inseminación artificial o para extraerlos para una fecundación in vitro.

¿Qué es la estimulación ovárica?

La estimulación ovárica es cuando, debido a la toma de hormonas, se consigue aumentar el número de ovocitos que maduran en cada ciclo menstrual, siendo extraídos para llevar a cabo la fecundación in vitro o una inseminación artificial.

Pero no sólo se lleva a cabo la estimulación ovárica para la FIV, también es necesaria para procedimientos relacionados con la fertilidad como la vitrificación de óvulos o la donación de ovocitos.

Para entender el proceso es importante conocer el papel de las hormonas en la ovulación.

La hormona FSH, una gonadotropina, es la responsable del desarrollo folicular: según van aumentando sus niveles, aumentan el número de folículos en los ovarios.

A los 7-8 días de que crezcan los folículos, los niveles de FSH disminuyen, manteniéndose vivo un único folículo.

Alrededor del día 14 de ciclo, cuando empiezan los días fértiles para la mujer, se produce un aumento drástico de la hormona LH, dándose la ovulación: se abre el folículo y el óvulo sale a las trompas de falopio.


Protocolos de estimulación ovárica

En función de lo intenso que sea el tratamiento hormonal (1) , podemos diferenciar dos tipos de estimulación:

  • Estimulación ovárica controlada: se estimula mediante medicamentos a modo de inyección, un tratamiento hormonal que conlleva en torno a 20 inyecciones.
  • Estimulación ovárica natural: es menos invasiva ya que se estimulan los ovocitos mediante la toma oral de medicamentos.

A su vez, la estimulación ovárica controlada puede llevarse a cabo en siguiendo dos protocolos diferentes: el protocolo largo o el protocolo corto.

Protocolo largo de estimulación ovárica

El protocolo largo consiste en dar medicación para detener los ovarios el mes anterior al tratamiento.

Para ello, se empiezan a administrar el día 21 de ciclo agonistas de la GnRH, y a los 10-15 días se empieza con la estimulación ovárica con gonadotropinas (protocolo corto). Conlleva por ello muchas inyecciones.

Algunos fármacos agonistas de la GnRH son el Decapeptyl, el Procrin y el Synarel, este último en formato de spray nasal.

Protocolo corto de estimulación ovárica

El protocolo corto: se comienza con la administración directamente los primeros días de menstruación, sin esa fase previa de paralización del ovario que tiene el protocolo largo por lo que las inyecciones se reducen a la mitad.

A diferencia del protocolo largo, este consiste en antagonistas de la GnRH, los cuales son mucho más efectivos al bloquear el receptor de GnRH (destacan los fármacos Cetrotide y Orgalutran), y las gonadotropinas.

Sin embargo, la elección de un protocolo u otro dependerá de cómo responda la mujer a la estimulación ovárica, siendo en ocasiones necesario recurrir al protocolo largo.

Fármacos a base de gonadotropinas

Las gonadotropinas son las hormonas encargadas de que sólo crezca un único folículo antral, dando lugar en la ovulación a un óvulo maduro.

Los medicamentos para la estimulación ovárica a base de gonadotropinas buscan el mismo efecto pero a una escala mayor:

  • Fármacos con FSH: inducen el desarrollo varios folículos a la vez. Se trata de inyecciones subcutáneas de medicamentos como: Gonal-f, Puregon, Ovaleap, Bemfola, Fostipur, Rekovelle y Elonva.
  • Fármacos con LH: a veces se administran junto con los fármacos con FSH para aumentar la respuesta del organismo, imitando el ciclo menstrual. Los medicamentos que contienen tanto FSH como LH son: Menopur, Meriofert, HMG-lepori y Pergoveris, y consisten en inyecciones subcutáneas.
  • Fármacos con hormona gonadotropina coriónica humana (hCG): se inyectan cuando los folículos tienen un tamaño de 16-18 mm para que maduren y se produzca la ovulación a las 36 horas de su administración. Destaca la inyección de Ovitrelle.

Tratamiento de estimulación ovárica

En una estimulación ovárica controlada el objetivo es imitar lo que ocurre en un ciclo normal, pero consiguiéndose mediante medicamentos que la ovulación sea más intensa y en ambos ovarios, estimulándose la liberación de muchos óvulos.

Pero: ¿cómo se hace la estimulación ovárica paso a paso?.

El proceso de estimulación ovárica se basa en un tratamiento dividido en 3 fases

  • Supresión hipofisaria: se administran fármacos similares a la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH) para bloquear el flujo hormonal entre ovarios-hipófisis. Así el cuerpo deja de producir gonadotropinas (FSH y LH), manteniéndose los ovarios en reposo (protocolo largo).
  • Desarrollo folicular múltiple: se administran gonadotropinas para que empiecen a desarrollarse los folículos de manera sincronizada. Una vez que el tamaño de los folículos durante la estimulación ovárica alcanza los 16-18 mm, es el momento de pasar a la fase siguiente.
  • Maduración folicular final: consiste en la inyección para la estimulación ovárica de un fármaco con la hormona hCG, consiguiéndose que los óvulos de los folículos maduren por completo.

Una vez terminado el tratamiento para la estimulación óvarica es muy importante llevar a cabo la punción folicular unas 32-34 horas después de la inyección de hCG (2) .

Así se conseguirán extraer los óvulos antes de que sean liberados a la trompa de Falopio.

Síntomas de la estimulación ovárica

Ahora que sabes cómo es la estimulación ovárica y el reajuste hormonal que se lleva a cabo, parece evidente que tengamos que percibir algún síntoma, siendo los más habituales:

  • Dolor de ovarios.
  • Hinchazón abdominal.
  • Retención de líquidos.
  • Mayor cantidad de flujo vaginal.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensibilidad e hinchazón en los senos.
  • Cambios de humor.

Sin embargo, al igual que ocurre con los síntomas de embarazo, hay mujeres que los sienten con mucha intensidad y otras que no los perciben, variando mucho de un caso a otro.

Estimulación ovárica: efectos secundarios

Pero además de los leves síntomas que pueden sentirse, existen riesgos en la estimulación ovárica, siendo el más peligroso desarrollar el conocido como síndrome de hiperestimulación ovárica.

Consiste en una respuesta exagerada a las inyecciones para la estimulación ovárica, provocando una fuerte y dolorosa inflamación en los ovarios.

Aunque es más frecuente tras inyecciones que cuando se dan tratamientos orales, también puede ocurrir, siendo los principales síntomas:

  • Dolor en el vientre.
  • Hinchazón abdominal, pudiendo llegar a aumentar el tamaño de la cintura.
  • Náuseas con o sin vómitos.
  • Diarrea.
  • Sensibilidad en los ovarios.

Por norma general, lo síntomas desaparecen al cabo de una semana o con la próxima menstruación. Sin embargo, si justo te quedases embarazada los síntomas podrían empeorar, pudiendo llegar a necesitar hospitalización.


Estimulación ovárica fallida

Cuando una mujer no responde al tratamiento hormonal, se consiguen muy pocos o ningún óvulo por punción folicular, conociéndose como baja respuesta a la estimulación ovárica.

Aunque puedan parecer términos similares, no es lo mismo que tener una baja reserva ovárica: un número bajo de óvulos disponibles.

Una mujer puede tener una baja disponibilidad de óvulos, pero sin embargo responder bien a la estimulación ovárica controlada.

Se pueden predecir las bajas respondedoras a la estimulación ovárica según algunos factores:

  • Edad alta en la mujer.
  • Observación por ecografía de menos de 5 folículos.
  • Concentración de hormona antimülleriana inferior a 1ng/ ml (3) .
  • Hormona FSH basal mayor a 10 mUI/ml.
  • Estradiol basal superior a 50 pg/ml.
  • Valor del cociente cociente FSH/LH.
  • Concentración de inhibina B inferiores a 45 pg/ml.
  • Estradiol basal superior a 50 pg/ml.
  • Estradiol basal superior a 50 pg/ml.

En estos casos en los que la mujer tiene una baja respuesta a la estimulación ovárica, existen algunos tratamientos para mejorarla:

  • Pretratamiento con andrógenos: aumenta el número de folículos.
  • Hacer un ciclo de inseminación artificial, siempre que el hombre no tenga problemas de fertilidad.
  • Tratamiento personalizado de estimulación ovárica: el flare-up es un protocolo corto con GnRH el cual se basa en provocar la liberación de FSH y LH al inicio del ciclo, lo cual se suma al tratamiento hormonal, siendo más efectivo.
  • Acumulación de óvulos vitrificados: se van congelando los óvulos obtenidos en cada ciclo hasta tener un número suficiente para una FIV.
  • Ovodonación: cuando se han intentado extraer óvulos sin éxito durante varios ciclos, siempre está la opción de recurrir a óvulos de una donante, los cuales son de alta calidad.
  • Adopción en embriones: en caso de mujeres solteras o si la pareja también tiene problemas de esterilidad, puede hacerse uso de embriones ya generados, listos para transferir al útero.

Precio de la estimulación ovárica

El precio de la estimulación ovárica depende del tratamiento de fertilidad al que tengas que someterte, ya que las dosis de hormonas necesarias no son las mismas:

Precio de la estimulación ovárica
Técnica de reproducción asistida Precio
Inseminación artificial 200-300€
Fecundación in vitro (ICSI) 1000-1200€

En el caso de la fecundación in vitro, el precio es más elevado ya que la dosis y la medicación es bastante más fuerte.

Si cumples los requisitos para el tratamiento por la Seguridad Social, podrás acceder gratis a la estimulación ovárica.

Sin embargo, debes tener en cuenta que hay cola de espera, siendo diferente según cuál sea tu Comunidad Autónoma.

Si por el contrario no cumples los requisitos para acceder al tratamiento por la sanidad pública, deberás realizarlo en una clínica de fertilidad, en la cual tendrás tú que pagar el importe al completo.


Preguntas frecuentes sobre la estimulación ovárica

¿Para qué sirve la ecografía en la estimulación ovárica?

Se conoce como ecografía basal, y sirve para contar el número de folículos antrales que se observan en los ovarios, siendo un indicativo de la reserva ovárica.

¿Cuánto dura la estimulación ovárica?

La estimulación ovárica dura en torno a 10 días, aunque depende mucho de la respuesta de la mujer al tratamiento y del crecimiento de los folículos.

¿Cuántos óvulos se producen en una estimulación ovárica?

Una respuesta normal sería obtener entre 4 y 15 óvulos por ciclo, aunque en casos de baja respuesta pueden obtenerse 3 o menos.

¿Cómo es la regla después de la estimulación ovárica?

La regla suele venir a los 14-15 días de la ovulación, aunque debido al tratamiento hormonal esta puede ser irregular, adelantándose o atrasándose.

¿Se puede tomar alcohol durante la estimulación ovárica?

Cuando te estás sometiendo a cualquier tratamiento de fertilidad se recomienda no consumir alcohol, tabaco ni drogas.

Fuentes del artículo
  1. Quaas, A. M., & Legro, R. S. Pharmacology of medications used for ovarian stimulation. Best Practice & Research. Clinical Endocrinology & Metabolism, 33(1), 21-33. https://doi.org/10.1016/j.beem.2018.10.002
  2. Homburg, R. Adverse effects of luteinizing hormone on fertility: fact or fantasy. Bailliere’s Clinical Obstetrics and Gynaecology, 12(4), 555-563. https://doi.org/10.1016/s0950-3552(98)80051-5
  3. Grynnerup, A. G.-A., Lindhard, A., & Sørensen, S. The role of anti-Müllerian hormone in female fertility and infertility - an overview. Acta Obstetricia Et Gynecologica Scandinavica, 91(11), 1252-1260. https://doi.org/10.1111/j.1600-0412.2012.01471.x

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.