Mamás y Papás

La temperatura basal aumenta 2 días después de la ovulación

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
114 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La medida de la temperatura basal es útil para detectar cuándo son tus días fértiles. Justo después de que pase la ovulación, tu temperatura basal subirá de 0,4ºC a 1ºC. Mídete la temperatura a diario para detectarlo.

Temperatura basal en la ovulación

Si estás intentando quedarte embarazada, es muy importante que conozcas cuando son tus días fértiles, e intentes tener relaciones sexuales a diario durante esos días.

La ovulación es el proceso durante el cual el óvulo maduro abandona el ovario y baja por la trompa de falopio. Si en ese recorrido se encuentra con espermatozoides, puede darse la fecundación.

Tus días fértiles son los que rodean a la ovulación. Si tienes relaciones el resto del mes pero no en tus días fértiles, será fácil que no te quedes embarazada pronto.

Para saber si estás ovulando, puedes hacerte un test de ovulación, o vigilar los síntomas en tu cuerpo, siendo uno de ellos el aumento de la temperatura basal.

La temperatura basal es la que tiene nuestro cuerpo en reposo. La temperatura basal en la ovulación aumenta ligeramente, registrándose esa temperatura 2-3 días después de la ovulación.

Por ello, la temperatura en la ovulación de una mujer no aumenta, sino que cuando sube la temperatura la ovulación ya ha pasado.

Esto te sirve para prever cuándo será tu ovulación el próximo mes, aumentando así tus posibilidades de embarazo.

Si quieres controlar tu temperatura basal a modo anticonceptivo, para no tener relaciones sexuales sin protección los días fértiles: ten cuidado. 1 de cada 4 mujeres se quedan embarazadas en el primer año (1) .


Control de la temperatura basal

Para que sea efectivo, tenemos que medir la temperatura basal de forma correcta. Los termómetros digitales son más precisos (o un termómetro basal de embarazo), y tendremos que hacerlo siempre por la mañana, a la misma hora.

¿Cómo tomar la temperatura basal para saber si estoy ovulando? Lo ideal es dejar el termómetro a mano y medirte la temperatura en la vagina o en el recto, todas las mañanas a la misma hora.

Hazlo según te despiertes, sin llegar a salir de la cama.

Vete anotando a diario los resultados, y así podrás conocer cuál es tu temperatura basal, y detectar el aumento que se da 2-3 días después de la ovulación: cuando acaban de pasar tus días fértiles.

Con esos datos, cómo calcular tu temperatura basal es muy sencillo: la media de las temperaturas diarias.

Es importante que el control de ovulación por temperatura se dé siempre en las mismas condiciones, y que hayas dormido un mínimo de 6-7 horas, ya que la temperatura basal se ve afectada por muchos factores:

  • Fiebre u otras enfermedades.
  • Estrés.
  • Trabajar a turnos, ya que el descanso no es regular.
  • Dormir menos de lo normal, o en exceso.
  • Consumo de alcohol o drogas.
  • Cambios horarios, por ejemplo durante los viajes.
  • Patologías ginecológicas.
  • Medicación.

Aprende qué datos debes descartar

Si algún día descansas mal, consumes alcohol, o cualquiera de los factores de arriba, tu temperatura basal se verá afectada. Anota un comentario junto al dato para tenerlo en cuenta: si es diferente a los demás, debes descartarlo y no usarlo para calcular la media.


¿Cuál es la temperatura basal en la ovulación?

La temperatura basal normal de la mujer se sitúa entre los 35,5 y los 36,6ºC, variando de una persona a otra, y en función de la hora del día (2) .

En la ovulación, el óvulo maduro provoca un aumento de progesterona, que es la hormona responsable del aumento de temperatura 2-3 días después de la ovulación.

La temperatura basal después de cuando se ovula sube ligeramente, en torno a 0,5ºC generalmente, aunque puede ser de 0,3ºC a 1ºC.

En general, la temperatura basal tras la ovulación se sitúa entre 36,6 y 37,2ºC.

Entonces, ¿cuál es la temperatura basal cuando estás ovulando? durante la ovulación la temperatura basal seguirá inalterada, y a los 2 ó 3 días será cuando se de el aumento.

Nuestra opinión experta

Si tu temperatura basal media es por ejemplo de 36,5ºC, puede que tras la ovulación estés en 36,8ºC por ejemplo.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

La variación es muy pequeña, por lo que tendrás que ser cuidadosa a la hora de tomarte la temperatura para quedar embarazada, o no podrás detectar tus días de mayor fertilidad.

Para tu próximo ciclo, ya sabrás cuáles son tus días fértiles. Si sigues controlando la temperatura basal durante varios meses, podrás tener más precisión de tu ovulación.

Recuerda que no sube la temperatura cuando ovulas, sino unos días después. Cuando tienes la temperatura basal más alta ya se han pasado tus días más fértiles.

Ten en cuenta que si quieres quedarte embarazada te interesaría contratar un seguro de salud. Deberás hacértelo unos 6-8 meses antes de embarazarte para que pase el tiempo de carencia y te cubra.

Hazte un seguro de salud 6 meses antes de quedarte embarazada


Preguntas frecuentes sobre la temperatura basal en ovulación

¿Hay que mirar la temperatura en la vagina para detectar tu ovulación?

Puedes medirlo en la boca, axila, vagina o recto, pero en la vagina y en el recto es más fiable.

Elijas el lugar que elijas, hazlo siempre ahí, ya que la temperatura no es la misma en todas las partes del cuerpo.

¿Tras la ovulación tienes fiebre?

No se considera fiebre, sino un aumento de la temperatura basal de en torno a 0,4ºC fruto de la acción de la progesterona.

¿Cuándo baja la temperatura basal si no estás embarazada?

Si no estás embarazada, la temperatura se mantiene elevada como mínimo 3 días y luego desciende, antes de que te venga la regla.

Si al cabo de 18 días tras la ovulación sigues con la temperatura basal elevada, se considera un posible síntoma de embarazo.

Fuentes del artículo
  1. Simmons, R. G., & Jennings, V. Fertility awareness-based methods of family planning. Best Practice & Research. Clinical Obstetrics & Gynaecology, 66, 68-82. https://doi.org/10.1016/j.bpobgyn.2019.12.003
  2. Dinarello, C. A. Thermoregulation and the pathogenesis of fever. Infectious Disease Clinics of North America, 10(2), 433-449. https://doi.org/10.1016/s0891-5520(05)70306-8

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.