Esterilidad masculina: causas, síntomas, pruebas y tratamiento

logo Roams
Última actualización: 27 de junio de 2023
Laura Remolina
3 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La esterilidad masculina es cuando un hombre tiene problemas para embarazar a su pareja. Se suele deber a una baja calidad del semen, ya sea por factores pretesticulares, testiculares, postesticulares o espermáticos.

Esterilidad masculina: causas

Cuando una pareja lleva 12 meses teniendo relaciones sexuales durante los días fértiles de la mujer sin lograr un embarazo, es frecuente que haya algún problema de fertilidad, siendo las estadísticas:

  • Un 40% de los casos infertilidad femenina.
  • Otro 40% de los casos: infertilidad masculina (1) .
  • En el 20% restante: infertilidad en ambos o desconocida.

En el caso de los hombres, según cuál sea el motivo de la esterilidad masculina se puede llevar a cabo un tratamiento u otro, por lo que es importante que el hombre se haga pruebas de fertilidad.

Las principales causas de esterilidad masculina son 4 factores diferenciados, aunque todos ellos terminan afectando de una manera u otra a la calidad seminal.

Tras hacerse un seminograma, se puede obtener algún indicio para saber qué causa la esterilidad masculina:

Factor pretesticular

También conocido como factor endocrino, es cuando la infertilidad por factor masculino se debe a alteraciones hormonales que afectan a la función de los testículos.

En concreto, esta desregulación hormonal afecta a las hormonas luteinizante (LH) y Folículo estimulante (FSH), alterando la espermatogénesis: la producción de espermatozoides.

En este caso, las anomalías hormonales que generan infertilidad masculina pueden deberse a las siguientes causas:

  • Malos hábitos: vida sedentaria, mala alimentación, no hacer deporte, consumir alcohol, tabaco o drogas...
  • Diabetes.
  • Alteraciones en el tiroides: hipotiroidismo o hipertiroidismo.
  • Hipogonadismo hipogonadotrópico: disminución de testosterona.
  • Hiperprolactinemia: elevados niveles de la hormona prolactina en sangre.

Estas causas de esterilidad masculina pueden deberse a factores hereditarios, como a sustancias externas como el consumo de fármacos.

Factor testicular

En este caso, los motivos de la infertilidad masculina se deben a una alteración que afecta directamente a los testículos.

Esta puede ser congénita (se nace con dicha patología) o bien adquirirse con el paso del tiempo por la influencia de factores externos:

  • Factores congénitos a nivel testicular: alteraciones cromosómicas como el síndrome de Klinefelter, a nivel genético como el síndrome de Noonan o enfermedades producidas por defectos genéticos en el cromosoma Y.
  • Factores externos causantes de alteraciones a nivel testicular: efectos adversos producidos por fármacos, quimioterapia, radioterapia, consumo de drogas, infecciones, lesiones y patologías.

Factor postesticular

Cuando las causas de infertilidad masculina se deben a problemas en los conductos seminales como a obstrucciones, se conocen como factor postesticular.

Una vez que los espermatozoides se producen en los testículos estos llegan al epidídimo, donde maduran, y antes de eyacular deben pasar a los conductos deferentes y a la uretra: como el semen atraviesa todos ellos, se conocen como vías seminales.

Si cualquiera de estas vías presenta una anomalía u obstrucción, no habrá presencia de espermatozoides en la eyaculación, o estarán en muy baja concentración.

Las vías seminales pueden estar obstruidas por distintas causas, siendo las principales las infecciones, los traumatismos, anticuerpos anti-espermatozoides, fibrosis quística...

También se consideran alteraciones a nivel postesticular patologías como la hipospadia: la uretra no termina en la punta del pene, o la incapacidad de eyacular.

Factor espermático

De entre todas las causas de la infertilidad masculina, las que se deben a problemas en los propios espermatozoides son las más comunes, pudiendo afectar a la forma, vitalidad, movilidad o cantidad de esperma.

Tras llevar a cabo un seminograma para valorar la calidad del semen, se puede diagnosticar:

  • Oligospermia: concentración de espermatozoides baja.
  • Astenozoospermia: movilidad en los espermatozoides mala o deficiente.
  • Teratospermia: porcentaje elevado de espermatozoides amorfos.
  • Necrospermia: baja vitalidad, gran cantidad de espermatozoides muertos.
  • Azoospermia: no hay espermatozoides en la eyaculación.

En función de cuáles de las anomalías a nivel espermático se tengan, se pueden recomendar más pruebas para buscar el origen, como una biopsia testicular.


Signos de esterilidad masculina

Por norma general, la infertilidad masculina en hombres sanos no se detecta hasta que no se consigue el embarazo pasados unos meses.

Si en la familia hay muchos casos de esterilidad masculina, o si se padece alguna alteración hormonal o patologías que cursan con reducción de la fertilidad, sí que se debería sospechar una posible esterilidad.

Aunque no siempre se detectan, existen algunos síntomas de esterilidad masculina que pueden apreciarse:

  • Líbido baja: poco impulso sexual.
  • Problemas de erección.
  • Alteraciones en el semen: color inadecuado, fuerte olor, muy líquido o muy viscoso... podrían ser señales de infección.
  • Cambios en el tono de la voz, pérdida del vello corporal o de masa muscular: señales de alteraciones a nivel hormonal.
  • Dolor al orinar: podría haber una infección.
  • Presencia de varices en los testículos: varicocele.

Si se tienen alguna de estas señales de infertilidad masculina, lo mejor es acudir al médico cuanto antes, o si se está intentando concebir un bebé, a una clínica de fertilidad.


Prueba de esterilidad masculina

Para valorar la fertilidad del hombre, lo más frecuente es acudir a un especialista en fertilidad para que lleve a cabo una serie de pruebas básicas:

  • Exploración física: exploración del abdomen, ingles, pene y próstata, evaluación del volumen y consistencia testicular y ecografía de los testículos, valorándose los conductos deferentes.
  • Seminograma (2) : análisis de la calidad del esperma, estudiándose la concentración de espermatozoides, su viabilidad, forma, movilidad...
  • Análisis hormonal: se hace cuando el seminograma presenta alguna alteración. Para ello se extrae una muestra sanguínea y se valoran hormonas sexuales como testosterona, FSH, LH y prolactina.

Sin embargo, acudir a una clínica de fertilidad no es la única forma de hacer una prueba de fertilidad para hombres: en España existen test de fertilidad masculina en las farmacias.

Esta prueba puede hacerse en casa cómodamente, en pocos minutos, ayudando a saber si el hombre es fértil o no.

El test de fertilidad masculina mide la concentración de espermatozoides en el semen con un 97% de fiabilidad, pero no mide otros factores.

Si se detectase una posible esterilidad en el hombre, se llevarían a cabo pruebas más complejas:

  • Estudio de fragmentación del ADN espermático: muy común si el hombre está expuesto a contaminantes, tabaco, elevadas temperaturas...
  • Cultivo del semen: se hace cuando la concentración de leucocitos en el esperma es superior a 1 millón/ml. El objetivo es detectar una posible infección.
  • Cariotipado: estudio de los cromosomas que hay en los espermatozoides. Lo normal es que haya 23, siendo uno de ellos los cromosomas sexuales: XX en mujeres y XY en los hombres.
  • Prueba hiposmótica: se ponen a los espermatozoides en un medio bajo en sales (hipotónico) para comprobar si entra líquido al interior del esperma: significaría que la membrana del espermatozoide está dañada.
  • FISH de espermatozoides: hibridación in situ fluorescente. Se marcan los distintos cromosomas del esperma con una sonda fluorescente, valorándose así su carga cromosómica.
  • Biopsia testicular: se lleva a cabo cuando no hay espermatozoides en el semen. Consiste en extraer por cirugía pequeñas muestras de los testículos, valorando así la espermatogénesis.

¿Cómo curar la esterilidad masculina?

Una vez detectado qué está causando la disminución de fertilidad en el hombre se puede diseñar un tratamiento de infertilidad masculina específico para cada caso.

En función de la gravedad, se conseguirá mejorar la calidad del semen cambiando hábitos de vida, sometiéndose a tratamientos o directamente recurriendo a técnicas de reproducción asistida:

  • Aumento natural de la fertilidad, mejorando el ritmo de vida: dieta variada y equilibrada, suplementos vitamínicos, hacer deporte, eyacular con frecuencia, no consumir alcohol, tabaco ni drogas, evitar el sobrepeso...
  • Tratamiento hormonal: como las gonadotropinas y el citrato de clomifeno, utilizadas para tratar el hipogonadismo hipogonadotropo.
  • Someterse a cirugía: curándose alteraciones testiculares, como cuando no sobresalen los testículos (criptorquidia) o el varicocele, dilatación de venas en los testículos, aumentando su temperatura.
  • Técnicas de reproducción asistida: cuando no se consigue curar la infertilidad, se puede recurrir a la fecundación in vitro, como la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

En casos de factor masculino muy severo, como que no se produzcan espermatozoides y no pueda recuperarse ninguno por aspiración del epidídimo o biopsia testicular, siempre puede recurrirse a un banco de semen.


Preguntas frecuentes sobre la esterilidad masculina

¿Qué es infertilidad masculina?

Cuando un hombre no es capaz de embarazar a una mujer después de 12 meses de tener relaciones sexuales sin protección, especialmente en los días de ovulación.

¿Cuál es la diferencia entre infertilidad y esterilidad masculina?

Aunque son dos términos que pueden parecer sinónimos, no lo son:

  • Esterilidad: incapacidad de conseguir lograr un embarazo.
  • Infertilidad: incapacidad de conseguir gestar a un bebé.
  • Por ello, un caso de una pareja con abortos de repetición no se consideraría esterilidad, sino infertilidad.

¿Disminuye la fertilidad del hombre con la edad?

, aunque de forma no tan marcada como en las mujeres.

A partir de los 40 años, en el hombre se observa una reducción lenta del volumen seminal, una disminución de la concentración de espermatozoides y un aumento del estrés oxidativo celular.

¿La quimioterapia causa esterilidad en un hombre?

Sí, puede causarla. Por ello, si tienes que someterte a un tratamiento oncológico es muy recomendable que congeles semen previamente.

Fuentes del artículo
  1. Fainberg, J., & Kashanian, J. A. Recent advances in understanding and managing male infertility. F1000Research, 8, F1000 Faculty Rev-670. https://doi.org/10.12688/f1000research.17076.1
  2. La Vignera, S., Calogero, A. E., Condorelli, R., Garrone, F., & Vicari, E. Spermiogram: techniques, interpretation, and prognostic value of results. Minerva Endocrinologica, 32(2), 115-126. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17557037/

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.