Mamás y Papás

Estrógenos: hormona para la preparación endometrial en fecundación in vitro

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
5 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los estrógenos son hormonas sexuales femeninas que intervienen en el ciclo menstrual, existiendo fármacos a base de estrógenos para terapia hormonal sustitutiva y preparación endometrial en tratamientos de fertilidad.

¿Qué son los estrógenos?

Los estrógenos son las principales hormona sexual esteroideas en la mujer, y se forman tanto en las glándulas suprarrenales como en los propios ovarios.

Empiezan a formarse en la pubertad y siguen haciéndolo durante la edad fértil de la mujer, disminuyendo drásticamente sus niveles al llegar la menopausia.

Existen 3 tipos de estrógenos naturales que pueden encontrarse en el cuerpo:

  • Estradiol (E2): se sintetiza a partir de la testosterona y es el mayoritario en las mujeres que aún menstrúan.
  • Estrona (E1): es el minoritario de todos los estrógenos y deriva de la progesterona.
  • Estriol (E3): se sintetiza a partir de la androsterona y es de vital importancia durante el desarrollo del embarazo.

Además existen estrógenos sintéticos, que imitan la estructura de los estrógenos naturales del cuerpo, siendo el principio activo de ciertos fármacos hormonales.


Funciones de la estrógenos

Cuando una mujer llega a la pubertad, sus ovarios empiezan a secretar estrógenos desencadenando los caracteres sexuales femeninos:

  • Da lugar a la maduración de los órganos sexuales: útero, trompas de Falopio y vagina.
  • Provoca el desarrollo de las mamas.
  • Aparición de vello corporal en el pubis.
  • Cambios en la voz.
  • Desencadena los ciclos menstruales, y con ello la aparición de la menstruación.

De hecho, la acción de los estrógenos sobre la hipófisis cerebral es responsable del ciclo menstrual y la ovulación de la mujer.

Además de estos cambios relacionados con el desarrollo sexual de la mujer, los estrógenos también tienen importantes funciones en el cuerpo como controlar la síntesis de proteínas, lo cual se relaciona a su vez con:

  • Fortalecimiento óseo: previniendo la osteoporosis (1) . De ahí que cuando los estrógenos disminuyen en la menopausia se debiliten los huesos.
  • Formación de colágeno: elemento clave para la calidad de la piel, el pelo y las uñas.
  • Metabolismo de los lípidos: los estrógenos activan la producción del colesterol bueno, el cual es un protector cardiovascular (2) .
  • Desarrollo emocional: los estrógenos favorecen el flujo sanguíneo corporal, llegando más glucosa al cerebro y estimulando la síntesis de neurotransmisores.
  • Desencadena los ciclos menstruales y con ello la aparición de la menstruación.

Durante la segunda mitad del ciclo menstrual, los niveles de estrógenos se mantendrán disminuidos si baja la menstruación, mientras que si te has quedado embarazada aumentarán, empezando a liberarse por la placenta.


Alimentos con estrógenos naturales

Una manera ideal de asegurarnos unos correctos niveles de estrógenos naturales es cuidando tu alimentación y teniendo una vida sana.

Controlar tu peso, reducir el consumo de azúcares y aumentar el de fibra y hacer deporte con frecuencia son claves para mantener los niveles de estrógenos adecuados a tu edad, habiendo ciertos alimentos especialmente ricos en estrógenos:

  • Soja: especialmente en alimentos fermentados como el tempeh o el miso, ya que son ricas en isoflavonas: estrógenos vegetales.
  • Trébol rojo: reduce los síntomas de la menopausia.
  • Semillas de lino: un par de cucharadas diarias ayudan a la síntesis de estrógenos endógenos.
  • Legumbres, especialmente si las comes al día siguiente de prepararlas, ya que aumentan su concentración en isoflavonas.
  • Brócoli: rico en antioxidantes, los cuales son claves para la salud hormonal.
  • Germinados de alfalfa: favorecen la circulación y el transporte de calcio a los huesos.
  • Infusiones de cúrcuma y jengibre: son antiinflamatorios naturales ideales.

Ten en cuenta que estos alimentos ricos en estrógenos son ideales para los senos y para tu salud reproductiva, así como para aliviar los síntomas que aparecen con la llegada de la menopausia.

Sin embargo, si tienes una desregulación hormonal no es suficiente con cuidar tu alimentación: deberás consultar a tu médico, ya que es importante que los niveles de estrógenos se mantengan en un intervalo.


Niveles de estrógenos

Cuando no consigues quedarte embarazada, es frecuente que te hagan un análisis hormonal para ver qué puede estar causando la esterilidad.

Esta prueba de fertilidad consiste en un análisis de sangre entre los días 3 y 5 de ciclo, detectándose en función de los valores obtenidos si la mujer tiene alguna desviación hormonal.

Los hombres tienen niveles de estrógenos menores a las mujeres, siendo lo normal que tengan valores de 10-37 pg/ml mientras que en las mujeres son de 27-161 pg/ml (3) .

Si el médico especialista en fertilidad detecta que tus niveles en sangre no son los adecuados, podría ser la causa de tus problemas para concebir, pudiendo deberse tanto a estrógenos bajos como a un exceso de estrógenos:

Estrógenos bajos: síntomas

Existen diferentes factores que pueden causar que un mujer tenga los estrógenos más bajos de lo normal:

  • Menopausia precoz: antes de los 40 años.
  • Fallo ovárico prematuro: agotamiento de la reserva ovárica antes de los 40 años.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Síndrome de Turner.
  • Trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia.
  • Durante el embarazo niveles bajos de estrógenos pueden indicar afecciones en el feto, siendo necesario hacer pruebas complementarias.

Podrás saber que tienes niveles bajos de estrógenos si te haces un análisis hormonal en sangre, o si presentas los siguientes síntomas:

  • Falta de lubricación, ocasionando relaciones sexuales dolorosas.
  • Aumento en las infecciones urinarias.
  • Menstruaciones ausentes o irregulares.
  • Cambios de humor.
  • Sensibilidad mamaria.
  • Sofocos.
  • Dolor de cabeza.
  • Falta de atención.
  • Depresión.
  • Cansancio.

Estrógenos altos: síntomas

Por el contrario, tampoco es sano tener un exceso de estrógenos, pudiendo deberse a la existencia de ciertas patologías o afecciones:

  • Cáncer en los ovarios, testículos o glándulas suprarrenales.
  • Cirrosis.
  • Endometriosis.
  • Pubertad precoz en niñas.
  • Pubertad tardía en niños.
  • En embarazadas, niveles altos de estriol indican que pronto te pondrás de parto.

Puedes percibir que tienes un exceso de estrógenos o hiperestrogenismo si presentas los siguientes síntomas:

  • Reglas dolorosas.
  • Síndrome premenstrual.
  • Dolor de cabeza al menstruar.
  • Retención de líquido.
  • Pecho fibroso.
  • Disminución en la libido.
  • Irritabilidad.

Si sospechas que podrías tener bajos o altos los estrógenos, consúltalo con tu médico ya que podría estar afectando gravemente a tu salud.


Fármacos con estrógenos

Existen fármacos a base de estrógenos para muchas indicaciones: como anticonceptivo, para tratar problemas hormonales, en la prevención de la osteoporosis...

Sin embargo, destacan su uso en ciertos casos:

  • En la terapia hormonal sustitutiva se pauta la toma de estrógenos en pastillas, ya sea para reducir los síntomas de la menopausia o en conjunto con progesterona en el tratamiento de desequilibrios hormonales.
  • Como parte de un tratamiento de fertilidad ya que son necesarios para preparar el endometrio para una correcta anidación del embrión. Son por ello muy frecuentes en fecundación in vitro fármacos como el Evopad: parches de estradiol.

Preguntas frecuentes sobre los estrógenos

¿Por qué se pautan estrógenos en la menopausia?

Se recomienda la toma de estrógenos, siempre bajo preinscripción médica, en aquellos casos de mujeres que presentan síntomas de menopausia muy fuertes, disminuyendo su intensidad.

¿Qué hace el estrógeno en la fecundación?

Hace que el endometrio esté en las condiciones óptimas para aumentar las probabilidades de anidación del embrión: debe ser trilaminar y estar engrosado.

¿Cuáles son los efectos secundarios de los estrógenos?

Los más frecuentes son dolor de cabeza, sensibilidad mamaria, mareos, vómitos, diarrea o estreñimiento, alteraciones en el deseo sexual...

Fuentes del artículo
  1. Pellegrino, A., Tiidus, P. M., & Vandenboom, R. Mechanisms of Estrogen Influence on Skeletal Muscle: Mass, Regeneration, and Mitochondrial Function. Sports Medicine (Auckland, N.Z.), 52(12), 2853-2869. https://doi.org/10.1007/s40279-022-01733-9
  2. Knowlton, A. A., & Lee, A. R. Estrogen and the cardiovascular system. Pharmacology & Therapeutics, 135(1), 54-70. https://doi.org/10.1016/j.pharmthera.2012.03.007
  3. Hess, R. A., & Cooke, P. S. Estrogen in the male: a historical perspective. Biology of Reproduction, 99(1), 27-44. https://doi.org/10.1093/biolre/ioy043

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.