Mamás y Papás

Azoospermia: cuando no hay espermatozoides en la eyaculación

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
6 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La azoospermia es la ausencia de espermatozoides en la eyaculación. Puede tratarse de una obstrucción en los conductos seminales o bien a problemas en la espermatogénesis, una situación más grave.

¿Qué es la azoospermia?

Cuando una pareja lleva 12 meses teniendo relaciones sexuales sin protección, teniendo en cuenta los días fértiles de la mujer, y aún así no logra el embarazo, puede haber algún problema de fertilidad.

En estos casos, las parejas suelen acudir a un especialista de fertilidad, ya sea por la Seguridad Social o por lo privado, para buscar qué esta dificultando la gestación.

En torno a un 50% de los casos, se debe a problemas de esterilidad masculina, siendo la azoospermia una de las posibilidades.

Se define como azoospermia cuando, tras realizarse el hombre un seminograma, no se observan espermatozoides en la eyaculación. Por ello, la azoospermia y el embarazo natural no son compatibles.

En función de la concentración de espermatozoides por mililitro de semen, se pueden distinguir:

Concentración de espermatozoides en el semen
Clasificación Concentración de espermatozoides
Normozoospermia Semen de calidad normal: más de 15 millones/ml semen
Oligospermia Menos de 15 millones de espermatozoides/ml de eyaculación
Criptozoospermia Menos de 100.000 espermatozoides/ml de semen
Azoospermia 0 espermatozoides en la eyaculación

Además del seminograma, en los casos de azoospermia se suele hacer un estudio hormonal, valorándose los niveles de la hormona folículo estimulante (FSH)

Esta es la hormona responsable de la producción de espermatozoides. Si los valores de FSH son más altos de lo normal, indica que hay una disminución, o incluso ausencia de la células productoras de esperma.

Paralelamente, también se suele analizar la concentración de testosterona y de fructosa.


Azoospermia: causas

Cuando no hay presencia de esperma en el semen puede deberse principalmente a dos motivos: que no se estén produciendo espermatozoides, o que estos sí se produzcan pero no lleguen a salir junto con la eyaculación:

  • Azoospermia secretora: los testículos no pueden producir espermatozoides. Es la más frecuente, suponiendo un 70% de los casos de azoospermia. Puede deberse a un factor hereditario hereditario (1) o bien adquirirse con el tiempo. Sus causas más frecuentes son anomalías en el descenso testicular u otros problemas en los testículos, exposición a fármacos, quimio o radioterapia, alteraciones hormonales o incluso azoospermia por estrés.
  • Azoospermia obstructiva: es cuando existe algún bloqueo en las vías seminales, por lo que el esperma se produce pero no logra salir al exterior (2) . Lo más frecuente es que se deba a traumatismos, inflamaciones, o bien a que no existan los conductos deferentes. También es la que ocurre en hombres sometidos a una vasectomía,

En función de qué esté causando la ausencia de espermatozoides pueden aplicarse unas soluciones u otras.

Por ejemplo, si la esterilidad masculina se debe al consumo de algún fármaco, con dejar de tomarlo la azoospermia sería reversible.


Tratamiento para la azoospermia

Para diagnosticar un tratamiento u otro, la clínica de fertilidad debe hacer una serie de pruebas para determinar la causa de la azoospermia.

En los casos de azoospermia obstructiva lo más frecuente es llevar a cabo una cirugía para eliminar la obstrucción, permitiéndose así lograr un embarazo natural pasados unos meses.

Si por cualquier motivo es necesario recurrir a técnicas de reproducción asistida, se lleva a cabo una aspiración de espermatozoides para extraerlos, o si no es posible se recurre a una biopsia testicular.

En pacientes con azoospermia secretora debida a alteraciones hormonales suele recurrirse a un tratamiento hormonal, mejorando la espermatogénesis. En este caso, se trataría de una azoospermia secretora reversible.

Sin embargo, no todas las azoospermias tienen un tratamiento, ya que a veces no es posible revertir la causa, siendo necesarias técnicas de reproducción asistida o incluso recurrir a semen de un donante.


Azoospermia e ICSI

En situaciones en las que no se consigue que los espermatozoides salgan en la eyaculación, o se recuperan cantidades demasiado bajas para una inseminación artificial, se necesitan técnicas más complejas.

En esos casos se suele recurrir a la fecundación in vitro, ya que al fecundarse el óvulo en el laboratorio, no son necesarias grandes cantidades de espermatozoides, o que estos tengan buena movilidad.

En concreto, la fecundación in vitro por microinyección citoplasmática (ICSI) es la más compatible con la azoospermia, aunque depende del caso.

Las posibilidades de embarazo serán siempre mayores en una azoospermia obstructiva: la producción de espermatozoides no está alterada, por lo que se pueden extraer por aspiración y llevar a cabo una fecundación in vitro.

Sin embargo, en el caso de la azoospermia secretora las posibilidades bajan, siendo el proceso bastante más complejo.

El hombre debe someterse a una biopsia testicular en la cual se intentarán extraer espermatozoides vivos (3) , así como estudiar el tejido testicular para encontrar qué está alterando la espermatogénesis.

Sin embargo, los espermatozoides que suelen conseguirse son pocos e inmaduros, dificultándose la fecundación del óvulo y con ello la generación de embriones.


Preguntas frecuentes sobre la azoospermia

¿Cómo tratar la azoospermia por estrés?

El estrés causa alteraciones hormonales, disminuyendo la concentración de esperma o incluso eliminándola temporalmente.

Para revertir la azoospermia y volver a ser fértil, debes evitar esa situación de estrés. Hacer terapia, deportes como el yoga o el mindfullness pueden serte de mucha ayuda.

¿Puedo quedarme embarazada si mi pareja tiene azoospermia?

, pero debe seguir el tratamiento indicado: someterse a cirugía, tratamiento hormonal, aspiración de espermatozoides o biopsia testicular, según el caso.

¿Es posible la inseminación artificial en casos de azoospermia?

No. La inseminación artificial requiere una elevada concentración de espermatozoides, y esto no ocurre en la azoospermia. Lo más común es la FIV-ICSI.

Fuentes del artículo
  1. Peña, V. N., Kohn, T. P., & Herati, A. S. Genetic mutations contributing to non-obstructive azoospermia. Best Practice & Research. Clinical Endocrinology & Metabolism, 34(6), 101479. https://doi.org/10.1016/j.beem.2020.101479
  2. Wosnitzer, M. S., & Goldstein, M. Obstructive azoospermia. The Urologic Clinics of North America, 41(1), 83-95. https://doi.org/10.1016/j.ucl.2013.08.013
  3. Rigot, J. M. [Management of testicular biopsies in secretory azoospermias]. Contraception, Fertilite, Sexualite (1992), 25(7-8), 630-632. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/9410379/

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.