Mamás y Papás

Hormona antimülleriana: valores y cambios según la edad

logo Roams
Última actualización: 17 de noviembre de 2023
Laura Remolina
109 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La hormona antimülleriana es una proteína producida por el ovario en función del número de óvulos: a mayores niveles en sangre, mayor reserva ovárica y con ello, fertilidad.

La hormona antimülleriana y la reserva ovárica

La hormona antimulleriana (AMH) es una proteína que produce el ovario de manera proporcional al número de óvulos: cuantos más óvulos haya, mayor será la concentración de AMH en sangre.

En concreto, esta hormona empieza a ser liberada por los folículos de los ovarios cuando empieza la pubertad, reduciéndose hasta la menopausia.

El estudio de la AMH se utiliza principalmente para valorar la reserva ovárica, es decir, el número de óvulos disponibles en un momento determinado, siendo un indicativo de la fertilidad de una mujer.

Esto convierte a la hormona antimülleriana en una proteína ideal para una prueba de fertilidad en la mujer, indicándonos cómo es de fértil.

Cuanto más altos sean los niveles de AMH, mejor será la reserva ovárica de la mujer: más óvulos tendrá. Esto mejora sus posibilidades de embarazo natural, o su respuesta ante una estimulación ovárica en caso de técnicas de reproducción asistida.


Hormona antimülleriana: valores

Los valores límite de la hormona antimülleriana están entre 0 y 12 ng/ml de sangre. Sin embargo, lo más frecuente es que se encuentren entre 1 y 4 ng/ml.

Con una analítica de sangre en cualquier momento del ciclo menstrual se pueden ver sus valores (1) , considerándose:

Reserva ovárica según valores AMH
Reserva ovárica Concentración de AMH en sangre
Baja 0,2-1 ng/ml
Normal 1-3 ng/ml
Elevada Mayor de 3 ng/ml

Sin embargo, en una clínica de fertilidad suelen recomendar evaluar los resultados junto con otras pruebas adicionales, como el recuento de folículos antrales o un estudio de las hormonas FSH, LH, prolactina y estradiol.

Sin embargo, estos estudios no pueden hacerse en cualquier momento del ciclo como la AMH. Deben valorarse entre el día 3 y 5 después de que empiece la regla, que es cuando se encuentran en estado basal.


La hormona antimülleriana puede variar

A lo largo de la vida de una mujer, la hormona antimülleriana va variando, siendo algo totalmente natural.

En la infancia los niveles de AMH en sangre son muy bajos, y empiezan a aumentar cuando se empieza a ovular: a partir de la pubertad.

Entre los 22 y los 25 años la concentración de AMH en sangre alcanza su pico máximo, siendo el momento más fértil de una mujer, y a partir de ahí empieza a disminuir lentamente hasta los 30 años.

A partir de los 35 años los niveles de AMH disminuyen cada vez más rápido, hasta que desaparecen por completo en la menopausia.

Estos son los valores medios de hormona antimülleriana según la edad:

  • Hasta los 33 años 2,1 ng/ml.
  • De 33 a 37 años: 1,7 ng/ml.
  • De 38 a 40 años: 1,1 ng/ml.
  • Desde los 41 años: 0,5 ng/ml.

Teniendo en cuenta los valores de la tabla, valores por debajo de 1 ng/ml se considerarían bajos. Esto explica que sea tan complicado conseguir un embarazo a los 40 años.

Sin embargo, los niveles de AMH pueden variar mucho de una mujer a otra, así como verse alterados por diversas patologías:

Hormona antimülleriana alta y ovarios poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos es una alteración hormonal muy común en mujeres en edad fértil, en las cuáles sus ovarios producen más hormonas masculinas (andrógenos) de lo normal.

Esto da lugar a la aparición de pequeños quistes en los ovarios, menstruaciones irregulares, dolor pélvico y problemas de fertilidad, entre otros síntomas.

Las mujeres con ovario poliquístico presentan unos niveles de AMH más elevados de lo normal, disminuyendo más despacio con la edad.

Por ello, en este caso no podrían utilizarse los valores de AMH como un indicativo de la fertilidad: una mujer con ovarios poliquísticos puede tener grandes concentraciones de AMH y no ser fértil.

Hormona antimülleriana baja: ¿tratamiento?

Por el contrario, pueden observarse niveles excesivamente bajos de AMH para la edad de la mujer, siendo indicativo de baja respuesta ovárica. Ocurre en patologías (2) como:

  • Menopausia precoz: cuando una mujer deja de tener menstruación, y por ello ovulación, antes de los 40 años.
  • Fallo ovárico prematuro: se diagnostica cuando los ovarios dejan de funcionar antes de cumplir los 40 años.

Sin embargo, no existe ningún tratamiento para aumentar los valores de AMH.

En estos casos, se recomienda que la mujer cuide mucho sus hábitos de vida: no consuma alcohol, tabaco ni drogas, haga ejercicio regularmente y tenga una alimentación muy sana:

Alimentos para mejorar la fertilidad
Alimento Ejemplos Propiedades
Frutos secos Nueces y almendras Gran cantidad de selenio y antioxidantes
Vegetales de hoja verde Espinacas y lechuga Contienen ácido fólico, calcio y hierro
Frutas y verduras Aguacate, zanahoria, calabaza Grasas omega 3, vitamina E y beta-carotenos
Legumbres Alubias, lentejas y guisantes Ácido fólico y hierro

Hormona antimülleriana y embarazo

Los niveles de la hormona antimülleriana sirven para predecir las posibilidades de embarazo.

Tener bajos niveles de AMH no indica que no se pueda tener un embarazo natural, ya que depende mucho también de la fertilidad del hombre.

En función de los niveles, se puede tomar la decisión de adelantar los planes de ser madre, o bien congelar óvulos para poder utilizarlos posteriormente para técnicas de reproducción asistida.

En caso de obtenerse niveles muy bajos de AMH, se recomendarían técnicas como la inseminación artificial.

Los niveles bajos de AMH sirven también para predecir el éxito que podrían tener las técnicas de reproducción asistida: poca AMH indica que la respuesta a una estimulación ovárica va a ser peor.

En casos de baja reserva ovárica, la técnica más recomendable suele ser la fecundación in vitro, recurriéndose en los casos más graves a la ovodonación: óvulos procedentes de una donante, se fecundan y se transfieren los embriones para la implantación.

Lo más frecuente suele ser en concreto la fecundación in vitro por ICSI: microinyección intracitoplasmática, ya que mejora las probabilidades de embarazo con niveles bajos de AMH.


Preguntas frecuentes sobre la hormona antimülleriana

¿La hormona antimülleriana cuándo se hace?

A diferencia de otras hormonas, el estudio de la AMH puede hacerse en cualquier momento del ciclo menstrual.

¿Para qué sirve el estudio de hormona antimülleriana en hombres?

Para valorar la función testicular, aunque su uso no es tan predictivo como en el caso de mujeres.

En hombres es más común valorar la hormona FSH.

¿Cuánto cuesta los análisis de AMH?

Un estudio de los valores de la hormona antimülleriana tiene un precio de 50-80€, aunque depende mucho de cada clínica de fertilidad. Algunas incluyen esta prueba en un estudio completo de fertilidad.

Fuentes del artículo
  1. Grynnerup, A. G.-A., Lindhard, A., & Sørensen, S. The role of anti-Müllerian hormone in female fertility and infertility - an overview. Acta Obstetricia Et Gynecologica Scandinavica, 91(11), 1252-1260. https://doi.org/10.1111/j.1600-0412.2012.01471.x
  2. Carmina, E., Fruzzetti, F., & Lobo, R. A. Increased anti-Mullerian hormone levels and ovarian size in a subgroup of women with functional hypothalamic amenorrhea. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 214(6), 714.e1-6. https://doi.org/10.1016/j.ajog.2015.12.055

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.