Mamás y Papás

Testosterona: qué es, funciones, cómo aumentarla y valores de referencia

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
4 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La testosterona es una hormona sexual típica masculina, que interviene en su función sexual desde el desarrollo hasta la producción de espermatozoides.

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es una hormona sexual típica masculina, responsable del desarrollo tanto de los genitales como de los caracteres secundarios masculinos.

Es un esteroide producido por los testículos mayoritariamente, que aunque se encuentre en mayores niveles en los hombres, también existe en las mujeres, relacionándose con el deseo sexual (1) .

La testosterona proviene del colesterol, y se forma en las células de Leydig de los testículos, y en menor medida en las glándulas suprarrenales.

El proceso de formación de testosterona se conoce como esteroidogénesis, y se regula mediante el eje hipotálamo-hipófisis mediante la hormona luteinizante (LH), gonadotropina que a su vez está controlada por la GnRH.

Cuando la testosterona se libera a la sangre puede viajar libre o unida a otras proteínas: la albúmina y la globulina fijadora de hormonas sexuales, lo cual inhibe su función ya que al estar unida no puede fijarse a su receptor y desencadenar su función.

Función de la testosterona en el hombre

Desde el desarrollo embrionario la testosterona tiene un papel, siendo la responsable de la aparición de los genitales masculinos y de los caracteres sexuales secundarios en la pubertad.

Las principales funciones de la testosterona en el cuerpo masculino son:

  • Provoca el crecimiento del pene, testículos, escroto y glándulas secretoras de hormonas sexuales.
  • Promueve la aparición de los caracteres sexuales secundarios: aparición de vello corporal y barba, voz más grave, crecimiento de la nuez en la garganta...
  • Estimula la fertilidad masculina ya que su liberación promueve la producción de espermatozoides.
  • Participa en la maduración de los espermatozoides, así como la formación del semen.
  • Promueve desde la pubertad un aumento en la masa muscular y la fuerza.
  • Desencadena el crecimiento de los huesos, siendo muy útil en la prevención de la osteoporosis.
  • Aumenta la libido sexual (2) .

Función de la testosterona en la mujer

Se sabe que los andrógenos tienen también un papel en la fertilidad femenina, especialmente a nivel de deseo sexual y del funcionamiento de los ovarios, aunque siguen siendo necesarias más investigaciones al respecto.

Se ha demostrado que los andrógenos desencadenan un aumento en la cantidad de receptores de hormona folículo estimulante (FSH) en los folículos, induciendo su crecimiento y con ello la maduración de los óvulos.

De hecho, los andrógenos tienen un papel en el desarrollo de los folículos en los ovarios, teniendo que estar en unas concentraciones específicas para que no se desencadenen problemas de esterilidad:

  • Si los niveles son elevados: se desencadena un desarrollo excesivo de folículos ováricos, teniendo desregulada su función y causándose el síndrome de ovario poliquístico.
  • Si por el contrario los niveles son demasiado bajos: se asocia a una baja respuesta a la estimulación ovárica, así como a una producción de óvulos insuficiente, comprometiéndose la fertilidad.

Cómo aumentar la testosterona

Tener unos niveles saludables de testosterona es vital para tener una buena salud, reduciéndose el riesgo de padecer enfermedades, manteniendo una correcta homeostasis corporal y función sexual.

Aumentar la testosterona puede dar lugar a que se incremente tanto la vitalidad como la masa muscular en los hombres y el bienestar sexual en las mujeres, por lo que es frecuente que la gente consulte cómo subir la testosterona.

Por ello, estas son algunas maneras de elevar la testosterona:

  • Hacer ejercicio de manera regular: en concreto, los ejercicios de resistencia como levantar pesas son los que ayudar a subir la testosterona rápidamente.
  • Tener una dieta saludable: sin restringir alimentos ni comer en exceso.
  • Alejarse del estrés: el estrés de manera continuada aumenta los niveles de cortisol el cual reduce gravemente la concentración de testosterona.
  • Tomar el sol o un suplemento de vitamina D: la vitamina D se obtiene cuando nuestra piel recibe luz solar, siendo un estimulante natural para la producción de testosterona.
  • Suplementos de zinc: los cuales dan lugar a un aumento en la calidad del semen así como en los niveles de testosterona.
  • Dormir 8 horas al día: ya que el aumento del descanso se relaciona con mayores niveles de testosterona, y al contrario.
  • Tomar potenciadores naturales de testosterona, siempre bajo supervisión médica.
  • Tener una vida saludable: sin consumo de alcohol, tabaco o drogas, así como compuestos con estrógenos.

Testosterona: valores

Los niveles de testosterona están más elevados en los hombres que en las mujeres, y a su vez, van reduciéndose con la edad.

De hecho, cuando una pareja tiene problemas para concebir y acude a un especialista en reproducción, un análisis hormonal es una de las primeras pruebas de fertilidad que se llevan a cabo.

El tener la testosterona baja o alta puede dar información sobre la existencia de tumores testiculares, disminución de la libido sexual, ciclos irregulares...

El hombre tiene unas 20 veces más cantidad de testosterona que la mujer, considerándose normales:

  • Valores de testosterona en el hombre: entre 3 y 10 ng/ml.
  • Niveles de testosterona en la mujer: entre 0,15 y 0,7 ng/ml.

A su vez, los niveles de testorena van disminuyendo con la edad, considerándose los siguientes intervalos:

Tabla de niveles de testosterona por edad
Edad del hombre Niveles de testosterona
20-29 años 3-8,5 ng/ml
30-39 años 3-8 ng/ml
40-49 años 2,5-7 ng/ml
50-59 años 2,5-6 ng/ml
60-69 años 2-5,5 ng/ml
70-89 años 1,5-5 ng/ml

Problemas asociados a la testosterona baja

Tener unos niveles bajos de testosterona desencadenan en el hombre una serie de problemas que están muy asociados a la esterilidad masculina:

  • Dificultad para tener una erección y mantenerla.
  • Disminución del deseo sexual.
  • Oligozoospermia: baja concentración de espermatozoides en la eyaculación.
  • Pérdida de masa muscular y de fuerza.
  • Aumento de la grasa en el cuerpo, agrandándose los pechos.
  • Disminución de la densidad ósea, pudiendo llegar a darse problemas de osteoporosis.
  • Pérdida de vitalidad y cansancio excesivo.

Si tienes estos síntomas, es conveniente que consultes a tu médico, ya que podrías tener un desajuste hormonal que estuviese afectando gravemente a tu salud sexual y reproductiva.


Preguntas frecuentes sobre la testosterona

¿Cómo aumentar la testosterona en un minuto?

El aumento de testosterona es un proceso fisiológico que conlleva unas semanas de buenos hábitos, por lo que no puede ser tan rápido.

Para aumentar tu testosterona debes hacer ejercicio, fomentando el levantamiento de pesas, comer sano, tomar suplementos de vitamina D y zinc y no consumir alcohol, tabaco o drogas.

¿Para que sirve el tratamiento con testosterona en mujeres en un proceso de FIV?

Para mejorar la respuesta a la estimulación ovárica en mujeres que son bajas respondedoras, no desarrollándose suficientes folículos u óvulos de calidad adecuada.

¿Cómo saber si un hombre tiene la testosterona baja?

Si tiene poco deseo sexual, problemas de erección, poco vello facial o corporal, senos agrandados o problemas de fertilidad.

Fuentes del artículo
  1. Cappelletti, M., & Wallen, K. Increasing women’s sexual desire: The comparative effectiveness of estrogens and androgens. Hormones and Behavior, 78, 178-193. https://doi.org/10.1016/j.yhbeh.2015.11.003
  2. Rastrelli, G., Corona, G., & Maggi, M. Testosterone and sexual function in men. Maturitas, 112, 46-52. https://doi.org/10.1016/j.maturitas.2018.04.004

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.