Cómo cuidar a un bebé en las distintas etapas de desarrollo

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
2 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Cómo cuidar a un bebé depende de la edad del peque, cambiando así sus hábitos de alimentación, descanso o entretenimiento. Las madres y padres irán desenvolviéndose cada vez mejor según conozcan a su pequeño.

¿Cómo cuidar a un bebé prematuro en casa?

El nacimiento de un bebé prematuro supone una situación de incertidumbre para la familia, que esperan con ansia que puedan irse a casa cuanto antes.

Una vez que es capaz de respirar por sí mismo, sin aporte de oxígeno, sepa succionar con fuerza suficiente para alimentarse y su peso esté por encima de los 2kg ya suelen recibir el alta hospitalaria.

En casa tenemos que tener en cuenta cómo cuidar a un bebé prematuro, ya que hay que debido a las pocas semanas de gestación, hay que tratarlos de manera especial (1) :

  • Mucha higiene: es muy importante lavarse las manos siempre antes de coger al bebé o alimentarle, no siendo recomendable que le cojan muchas personas. Un prematuro es muy delicado y podemos transmitirle enfermedades devastadoras para su salud.
  • Precaución con los cambios de temperatura. Los prematuros autoregulan mal su temperatura, por lo que hay que vigilar que no se enfríen o pasen demasiado calor.
  • Controlar sus tomas y peso. En ocasiones los bebés prematuros son tan inmaduros que no lloran al sentir hambre. Por ello, deberemos estar atentas y alimentarles con frecuencia y en pequeñas cantidades, para que lo digieran con más facilidad.
  • Observar siempre sus deposiciones: han de ser blandas, sin que sean diarrea o estreñimiento.
  • Mucha calma: el ambiente debe ser tranquilo y silencioso, con luces tenues para no alterar su descanso.

El pediatra llevará un seguimiento periódico del bebé, controlando su peso, desarrollo y perímetro cefálico, así como las tomas que hace, deposiciones y cualquier duda que puedas tener.

Si has tenido un bebé prematuro, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud, o incluirle gratuitamente en tu propio seguro, el cual le cubrirá hasta que tenga 1 mes.

Incluye a tu bebé en tu seguro de salud gratis


Cómo cuidar a un bebé de 1 mes

Aunque la situación no es tan delicada como cuando el bebé nace antes de 37 semanas, cómo cuidar a un bebé recién nacido en casa puede ser un quebradero para las madres y padres primerizos.

Los bebés no lloran por demasiados motivos: puede ser hambre, sueño, cambio de pañal o incomodidad por distintos motivos, como por ejemplo que les duela la tripita.

Atendiendo a estos pilares básicos, así es cómo se debe cuidar a un recién nacido:

  • Alimentación del bebé: idealmente, se alimentará al recién nacido con lactancia materna, y si no es posible, se hará con leche de fórmula. Ambas a demanda: siempre que el bebé muestra señales de hambre.
  • Sueño: se puede optar por el colecho o que duerma en su propia cuna, pero siempre en la habitación de los padres. Para evitar el riesgo de muerte súbita, el bebé debe descansar en una cuna despejada, sin peluches ni almohadas ni nada que pueda cubrir su cara como chichoneras mullidas, a una temperatura agradable, que no supere los 22 grados, acostándole siempre boca arriba, y preferiblemente tapándole con saco en lugar de mantas.
  • Cambiar el pañal frecuentemente para que no esté mucho tiempo en contacto con la orina, o podría irritársele el culito. Cuando haga caca se le debe mudar inmediatamente, limpiando siempre en dirección genitales hacia el ano, para prevenir que coja una infección de orina.

Es importante, además de llevar a cabo estas pautas, ir poco a poco conociendo al bebé. Cada uno es de una manera, y la única forma de comprenderles es pasar tiempo con ellos y observar sus gestos. Aunque no puedan hablar, se hacen entender muy bien.

La higiene del bebé no tiene por qué ser todos los días, aunque es recomendable hacerlo para que forme parte de su rutina diaria, ayudando al descanso.

Los mayores cambios de aquí en adelante en los cuidados son relacionados con la alimentación, ya que las pautas de sueño que debemos llevar a cabo son las mismas, cunas despejadas y ambiente tranquilo de descanso.


Cuidados de un bebé de 7 meses

A partir de los 6 meses de edad el bebé ya no solo toma leche. Ahora empieza además con la alimentación complementaria, pero no hay que preocuparse porque coma poco, ya que su principal alimento hasta los 12 meses sigue siendo la leche.

En el menú de un bebé de 6 meses se incluye prácticamente de todo, ofreciéndole cada día un producto nuevo.

No existe un orden en la introducción de alimentos. Pero debemos tener cuidado con los alérgenos, que deberán darse 3 días consecutivos para asegurarnos de que no le causan reacción alérgica (2) .

Algunos de las alergias más comunes en niños es por alérgenos como el gluten, frutos secos, soja, huevo, pescado...

Existen algunas excepciones, que no debemos ofrecer al bebé hasta pasados unos meses:

  • Verduras de hoja verde: no pueden tomar espinacas, borraja y acelga, porque contienen nitratos.
  • Pescados grandes: como el pez espada o emperador y atún, por su cantidad de metales.
  • Marisco: evitar un consumo habitual de cabezas de gambas, cigalas y langostinos y cuerpos de crustáceos como los cangrejos.
  • Leche y derivados: hasta los 9 meses no pueden tomar yogur ni queso fresco, ni otros lácteos. Sólo puede tomar leche materna o de fórmula.
  • Azúcares: no recomendados, introducir lo más tarde que se pueda.

Con respecto a las texturas, se puede optar por ofrecer la comida triturada, o una técnica cada vez más común, el Baby Led Weaning (BLW).

Este consiste en dar sólidos blanditos, cortados en gajos grandes para evitar el atragantamiento, siendo el propio bebé el que se los lleva a la boca.

Por lo demás, se debe seguir teniendo una correcta higiene del bebé y un buen descanso. A diferencia de los recién nacidos, cada vez irá reduciendo más sus horas de sueño.


Cómo cuidar a un bebé de 1 año

A partir del año de edad el bebé ya puede comer de todo, siendo importante que la dieta del bebé de 12 meses sea variada y equilibrada, reduciendo todo lo posible el consumo de azúcares añadidos.

El desarrollo del bebé ya le permite desplazarse, ya sea gateando o en algunos casos incluso andando, lo cual ayuda a que se cansen más, y descansen mejor.

Por lo general, a los padres les resulta ya bastante fáciles los cuidados del bebé de 1 año, ya que empiezan a formar parte de la rutina diaria, y se pierde el miedo que se tenía cuando eran recién nacidos.

Para asegurarnos de que el desarrollo de nuestro bebé es correcto, debemos llevarle a todas las revisiones pediátricas.

En ellas medirán su altura, peso y perímetro craneal, para calcular así sus percentiles y ver cómo se sitúa respecto al resto de bebés de su edad y sexo.

También es importante en esta etapa estimular mucho al peque: hablar con él, cantarle, bailar con él en brazos, comprarle juguetes que favorezcan su psicomotricidad y su inteligencia, como puzzles y manualidades.

Y sobretodo, y probablemente lo más importante, disfrutar mucho de tu bebé, pasar tiempo de calidad con él y aprovechar cada minuto, que el tiempo pasa volando.


Cómo cuidar a un bebé con fiebre

Cuando los bebés se ponen enfermos la situación se complica.

Además de encontrarse mal, durante las enfermedades suelen perder apetito, estar más demandantes y descansar peor.

Para cuidar a un bebé resfriado es importante ser constante y tomar las siguientes medidas:

  • Dar apiretal (paracetamol) para reducir la fiebre y el malestar.
  • Mantenerle hidratado, ofreciendo el pecho o el biberón con frecuencia.
  • Hacer lavados nasales con suero para quitar los mocos al bebé, facilitado así su respiración y por ello su descanso. Es importante hacerlo antes de cada toma, antes de dormir, y siempre que sea necesario, ya que ellos no saben sonarse la nariz.
  • Muchos mimos, cariño y paciencia: cuando están enfermos, los bebés se vuelven mucho más demandantes, necesitando de nuestros brazos continuamente. Es importante que sientan que estamos ahí para ellos, ya que se encuentran mal y no saben qué les está pasando.

Primeros auxilios: atragantamiento y reanimación

Tener nociones básicas sobre primeros auxilios puede salvar la vida de nuestro peque en un accidente.

Lo más común son los atragantamientos, teniéndose que actuar de manera rápida para desbloquear las vías respiratorias del bebé o del niño, lo cual se conoce como maniobra de Heimlich.

En el caso de que el niño pierda el conocimiento y deje de respirar, deberemos hacer el masaje cardíaco o Reanimación Cardio Pulmonar (RCP).


Preguntas frecuentes sobre cómo cuidar a un bebé

¿Cuántos pañales hay que cambiarle al día?

Siempre que haya caca, y no esperar a que la orina esté demasiado tiempo. En un recién nacido suelen ser entre 8 y 12 al día, y luego va disminuyendo..

¿Cuándo hay que llevar a un bebé al pediatra si está enfermo?

Si tiene fiebre durante más de 3 días, cada vez empeora más, se encuentra muy alicaído o observamos que es necesario por cualquier otro motivo preocupante.

¿Qué cuidados necesita la piel de un bebé?

Depende de cada caso. Hay bebés que no necesitan hidratación, mientras que otros con piel atópica requieren cuidados diarios. Tiene que valorarse cada caso.

Fuentes del artículo
  1. Fenton, T. R., & Kim, J. H. A systematic review and meta-analysis to revise the Fenton growth chart for preterm infants. BMC Pediatrics, 13, 59. https://doi.org/10.1186/1471-2431-13-59
  2. OMS. Alimentación del lactante y del niño pequeño. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/infant-and-young-child-feeding

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.