Mamás y Papás

Granitos del bebé en el cuerpo: acné, calor, irritación o enfermedades

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
57 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los granitos en el cuerpo del bebé suelen ser benignos, y en función de cómo sean y dónde salgan distinguiremos si se trata de acné, granitos por sudor, eritema tóxico o enfermedades infecciosas como varicela y sarampión.

¿Por qué le salen granitos a los bebés en el cuerpo?

Aunque sea muy común el dicho de "tener la piel como un bebé" para indicar que es muy suave, los recién nacidos son muy propensos a tener granitos, imperfecciones, urticarias y más afecciones en la piel.

Los granitos en el bebé generalmente son inofensivos, aunque también pueden estar indicando que tienen algún tipo de enfermedad, por lo que es importante aprender a distinguirlos.

Los granitos en el cuerpo del bebé más comunes en bebés están causados por acné, por el exceso de calor o sudor, por el pañal, por eritema tóxico o por infecciones.

Si te preocupan los granitos en la piel de tu bebé, y no sabes cómo quitarlos, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas a tu disposición siempre que lo necesites.

Hazle a tu bebé un seguro de salud


Granitos en el cuerpo del bebé por calor

En la gran mayoría de los casos, si observas granitos en la frente, cuello, axilas, y especialmente en las zonas de repliegue, puede ser granitos por sudor del bebé, también llamados sudamina.

Estos granitos del bebé por calor suelen ser rojos, y tienen un contenido cristalino, como si se tratase de gotas.

Se forman cuando el bebé está demasiado abrigado, encontrándose por mucho tiempo por encima de su temperatura normal, bloqueando sus glándulas sudoríparas.

En los casos más graves, los granitos del sudor en bebés pueden extenderse por grandes zonas del cuerpo, de manera similar a un sarpullido.

La mejor solución para los granitos en la piel del bebé por calor es abrigar menos al peque, intentar utilizar prendas de algodón transpirable y no ponerle más capas de ropa de las que tú uses.

Además, para los cuidados del bebé conviene no usar cremas hidratantes grasas, que dificultan aún más la transpiración, empeorando los granitos por calor del bebé.


Granitos blancos en los bebés: acné

En muchas ocasiones observamos que aparecen granitos en el bebé de 1 mes que no tenía cuando nació. Suelen ser totalmente benignos: se tratan de acné

Estos granitos en la cara del bebé pueden ser a su vez de 3 tipos diferentes:

  • Acné neonatal: aunque hay bebés que nacen con ellos, estos granitos en la cara suelen salir a las 2-3 semanas de vida. Son como una erupción roja, áspera al tacto, pero que no molestan al bebé. Salen debido a las hormonas maternas, y van desapareciendo con el paso de las semanas (1) .
  • Milia: si tu bebé tiene granitos en la cara similares a pequeñas perlas blancas, se trata de milia. Suelen tenerse desde el nacimiento en mejillas, nariz, frente o incluso granitos en la barbilla del bebé, y desaparecen a los 1-2 meses.
  • Acné del lactante: aunque tengan este nombre, no guarda ninguna relación con dar de mamar al bebé. Son unos granitos en la cara del bebé lactante que aparecen a los 2-3 meses, siendo unos puntos blancos y negros que suelen salir en las mejillas. Se deben a herencia genética y desaparecen solos, pero si es muy grave puedes consultar al pediatra para que te recete alguna crema para los granitos del bebé.

Estos granitos en la piel del bebé son siempre benignos, se pasan con el tiempo y no suelen ser motivo de preocupación, sino más bien estético.


Granitos rojos en un bebé

En función de cómo sean los granitos rojos en el cuerpo, y en qué parte salgan, podría deberse a distintos motivos.

Si salen en la cara de un recién nacido, lo más seguro es que se trate de acné neonatal, mientras que si vemos granitos en un bebé de 1 año en las zonas de repliegues como cuello y axilas, se deberá al calor.

Una vez descartadas estas opciones, que son las más frecuentes, si se da en recién nacidos podría deberse a una erupción cutánea benigna: el eritema tóxico del bebé.

Aparece durante los primeros dos días de vida, formando en la piel granos y manchas por todo el cuerpo salvo la planta de manos y pies, quitándose solos al cabo de 10 días.

En ocasiones, por su aspecto, se confunde con picaduras de insecto, ya que son pequeños granitos de color rojo que se unen, formando placas. Es muy importante mantener al bebé hidratado.

Si observas sospechosos granitos en tu bebé de 2 años también podría tratarse de alguna enfermedad infecto-contagiosa, siendo las más comunes:

  • Varicela: granos que tienen agua dentro y se convierten en ampollas y luego en costras, acompañados de fiebre. Salen sobretodo alrededor de la boca, manos y pies. Es importante cortar mucho las uñas al bebé para que no se rasque.
  • Sarampión: los granitos en la piel se acompañan de manchas rojas, pudiendo salir granos blancos dentro de la boca. Se acompaña de fiebre y lagrimeo.
  • Herpes neonatal: Son pequeñas ampollas que salen en grupo, generalmente en el cuero cabelludo y el tronco. Es importante ir al pediatra cuanto antes para frenar la expansión a otras partes del cuerpo.
  • Impétigo: infección bacteriana en la que al bebé le salen en la piel ampollas de gran tamaño que se rompen con facilidad, dejando costras. Es necesaria la toma de antibiótico.

Los dos primeros casos: varicela y sarampión pueden evitarse gracias a la vacunación en bebés, siendo la única manera de prevenir la enfermedad y que los peques sufran sus síntomas.

.


Granitos alrededor del ano en bebés: dermatitis del pañal

Cuando observamos granitos en el culete del bebé, teniendo el culo irritado no solemos saber a qué se debe.

Cambiar con poca frecuencia los pañales, o la diarrea pueden provocar que la piel se irrite por el contacto con las heces y la orina, pudiendo llegar a salir al bebé granitos blancos en el ano.

Además, el alcohol de los jabones y perfumes de las toallitas húmedas (2) irritan aún más su culito, empeorando la situación.

Esto se conoce como dermatitis de pañal debe prevenirse, y cuando aparezcan los primeros síntomas, actuar deprisa antes de que empeore.

Junto con la dermatitis atópica, la dermatitis del pañal es de las principales afecciones de la piel de los más peques, causándoles irritación, picores y molestia.

Se trata aumentando la frecuencia de cambiado del pañal, secando mucho la piel del bebé después de limpiarle y aplicando en cada cambio cremas con óxido de cinc en cantidad.


Preguntas frecuentes sobre los granitos en el cuerpo del bebé

¿Por qué le salen granitos al bebé por lactancia materna?

Se trata de un mito, ya que no guarda relación con la lactancia materna, saliendo igual en bebés que toman biberón.

En función de cómo sean los granitos, se tratará de acné neonatal (erupción roja), acné del lactante (granitos que salen a los 2-3 meses) o milia (perlitas blancas).

¿Por qué mi bebé suda mucho y le salen granitos?

Los granitos del bebé por sudor salen cuando está abrigado en exceso, lo cual bloquea las glándulas sudoríparas.

No le abrigues más que tú, usa prendas de algodón transpirables y que la habitación no está a más de 21-22ºC de temperatura.

¿Cómo son los granitos de alergia en bebés?

Son granitos que aparecen y desaparecen en distintas partes del cuerpo, y que producen mucho picor y escozor al bebé.

Consulta a tu pediatra para que determine qué causa la alergia al bebé.

Fuentes del artículo
  1. Cambazard, F. [Neonatal, infantile and pre-puberty acne]. Annales De Dermatologie Et De Venereologie, 130(1 Pt 2), 107-112. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12605139/
  2. Klunk, C., Domingues, E., & Wiss, K. An update on diaper dermatitis. Clinics in Dermatology, 32(4), 477-487. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2014.02.003

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.