Mamás y Papás

Cómo tomar la temperatura a un bebé: cómo, dónde y cada cuánto tiempo

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
103 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Aprender cómo tomar la temperatura a un bebé es fácil: en menores de 3 meses es más fiable hacerlo en el recto, y a partir de ahí se suele medir cómodamente con el termómetro digital en la axila.

Cómo tomar la temperatura a un bebé con termómetro digital

Si vemos al bebé con la cara muy colorada, o simplemente le notamos más caliente de lo normal, una buena práctica es tomar la temperatura al bebé para descartar que tenga alguna enfermedad.

Para comprobar si nuestro pequeño tiene fiebre la recomendación es hacerlo siempre con un termómetro digital, ya que los de mercurio están desaconsejados porque pueden romperse con facilidad.

Pero: ¿cómo se toma la temperatura a un bebé? la manera más fácil es medir la temperatura en la axila. Valoraremos si el bebé tiene o no fiebre (1) en función de la temperatura obtenida:

Temperatura en la axila
Grados centígrados Fiebre
De 36 a 37ºC Temperatura normal
De 37,1 a 38ºC Febrícula
De 38 a 38,5ºC Fiebre leve
De 38,5 a 39ºC Fiebre moderada
Más de 39ºC Fiebre alta

Existen distintas formas de medir la temperatura en bebés, siendo lo más recomendado hacerlo en la axila. Como son muy pequeños, debemos mirar bien que la punta del termómetro quede en el centro del doblez de la axila y mantener su brazo pegado al cuerpo.

Si no nos fiamos de la medición, o el bebé se mueve, podemos repetirla para comprobar si nos da la misma temperatura.

Algunos bebés se ponen nerviosos al sentir que les inmovilizamos, por lo que entretenerles enseñándoles algo que les gusta o cantándoles suele ayudar.

La fiebre no es mala para el organismo, pero nos indica que existe una infección contra la que el organismo está combatiendo, como la gastroenteritis, o un resfriado.


¿Dónde tomar la temperatura a un bebé?

Para medir la temperatura corporal podemos optar por distintas partes del cuerpo, siendo lo más común la rectal, la axilar y el oído.

En función de la edad, podemos decidir dónde tomar la temperatura de un bebé, teniendo en cuenta ciertos aspectos:

Cómo se toma la temperatura rectal a un bebé

En los bebés recién nacidos, menores de 3 meses, medir la temperatura en el recto puede ser lo más fiable, aunque también es más complejo.

Debe utilizarse un termómetro digital, el cual debemos lavar la punta con agua y jabón, darle con alcohol, aclararlo con agua abundante y secarlo bien. Luego debemos untarla con un poquito de vaselina para no dañar el culito.

Tumbamos al bebé boca abajo, y con mucho cuidado y muy despacio le introducimos 2 cm la punta del termómetro, siendo importante que no se mueva para que la medida sea correcta.

Aunque esta medida sea fiable, hay que tener en cuenta que la temperatura obtenida es 1 grado más alta que la axilar, por lo que se considerará febrícula a partir de 38,1ºC, y fiebre a partir de los 39ºC.

Al terminar, debemos volver a lavar con agua y jabón y alcohol el termómetro para desinfectarlo bien.

Cómo medir la temperatura en la axila a un bebé

La axila es un método más fácil por lo que se recomienda a cualquier edad, aunque puede ser menos preciso, siendo recomendable repetir la medida a ver si se obtiene el mismo resultado.

Lo único que debemos hacer es poner la punta del termómetro en el centro de la axila y mantener el bracito del bebé bien pegado al cuerpo durante la medición.

Para salir de dudas, lo recomendable es hacer 3 mediciones y calcular la media. En caso de que fueran muy diferentes, medir más veces, ya que no se está haciendo correctamente en todos los casos.

Cómo tomar la temperatura en el oído

El oído es sin duda el método más rápido y fiable, pero también presenta algunos inconvenientes:

  • No se puede hacer con un termómetro digital de axila, sino que es necesario un termómetro de oído, que son bastante más caros.
  • No está recomendado en menores de 6 meses, ya que los bebés recién nacidos no tienen el conducto auditivo lo suficientemente grande como para hacer la medición correctamente, y podríamos hacerles daño.
  • En algunos casos particulares duele al bebé al usarse, como por ejemplo en caso de otitis.

En el caso de la medición auditiva ocurre como el recto, que la temperatura obtenida es 1 grado más alta que la axilar.

Por ello, el método más práctico y fácil termina siendo el de tomar la temperatura en la axila del bebé.


Cada cuánto se toma la temperatura a un bebé

La fiebre suele subir a última hora de la tarde, siendo el momento en el que observamos a los bebés más alicaídos, y que más necesitan de nuestros cuidados.

En general, cuando la fiebre aumenta de temperatura la sensación en el bebé será de frío, pudiendo tener hasta temblores y escalofríos. Sin embargo, cuando baja, sudan y sienten calor.

Si le medimos la temperatura al bebé en plena subida, puede ocurrir que tenga 38ºC y que a la media hora tenga más, siendo importante controlarlo para saber cuánto llega a tener.

En casos de fiebres altas, con medir cada media hora la fiebre es suficiente. Una vez que veamos que le empieza a bajar, ya se puede tardar más en volver a medir, aunque se mantenga la vigilancia.

30 minutos después de que le demos al bebé un medicamento antipirético, generalmente paracetamol o Apiretal, la fiebre disminuirá, aunque sólo debemos dárselo si el bebé se encuentra mal. Si está bien no le medicaremos.

Si un bebé de menos de 3 meses tiene fiebre, o si se mantiene en bebés más mayores durante 3 días, es el momento de consultar al pediatra para que le valore.

Si tu bebé es propenso a tener fiebre, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas a tu disposición, para que le revisen siempre que sea necesario.

Hazle a tu bebé un seguro de salud


Preguntas frecuentes sobre cómo tomar la temperatura a un bebé

¿Cómo tomar la temperatura a un bebé recién nacido?

En la axila es más fácil, pero el resultado puede variar de una medida a otra, mientras que la temperatura rectal es bastante más fiable.

Debes tener en cuenta que la medida de temperatura en el recto suele ser 1 grado superior a la axilar, por lo que si te da 38 grados no es fiebre, sería febrícula a partir de 38,2ºC, y fiebre a partir de 39ºC.

¿Cómo hacer para dormir a un bebé con fiebre?

Si se encuentra bien, no hay que darle medicación. Si esta alicaído, dolorido o con malestar se debe administrar paracetamol oral: 0,15 ml por kg de peso del bebé.

Cuando haga efecto, el bebé se calmará y será más fácil dormirle. Conviene ponerle ropa de algodón transpirable, que la temperatura del cuarto no supere los 22ºC y no abrigarle demasiado.

¿Cómo tomar la temperatura a un bebé sin termómetro?

Para notar mejor si está más caliente de lo normal, se puede poner el dorso de la mano o los labios en la frente del bebé, ya que esta piel es más fina.

Aún así, para estar seguros es necesario tener un termómetro digital.

Fuentes del artículo
  1. Soon, G. S., & Laxer, R. M. Approach to recurrent fever in childhood. Canadian Family Physician Medecin De Famille Canadien, 63(10), 756-762. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29025800/

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.