Los dientes del bebé salen entre los 6 y los 12 meses de edad

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
1 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los dientes del bebé salen entre los 6 y los 12 meses, causándoles dolor de encía, babeo e irritabilidad. Desde la salida del primer diente deberás cepillarlos con pasta con flúor diariamente para cuidar su esmalte.

¿Cuándo le salen los dientes a los bebés?

Uno de los cambios más llamativos en el desarrollo del bebé es la salida de los primeros dientes.

Al nacer, las encías del bebé antes de salir los dientes son duras y suaves, con la superficie lisa, sin abultamientos.

Cuando le salen los dientes a un bebé, empieza poco a poco a abultarse la encía, empezando generalmente por los incisivos inferiores, hasta que atraviesan la piel y asoma el primer diente.

Aunque la edad de dentición puede variar mucho de un bebé a otro, lo más normal es que salgan entre los 6 y los 12 meses.

En algunos casos puede adelantarse, empezando la dentición en bebés de 3 meses, aunque no es frecuente: la dentición precoz en bebésno es lo normal (1) .

Nuestra opinión experta

En torno a los 3 meses los bebés empiezan la fase oral: se meten en la boca todo lo que está a su alcance. Esto en ocasiones se confunde, y se piensa que le están saliendo los dientes.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Pero porque un bebé se lleve cosas a la boca no significa que esté empezando necesariamente con la dentición. Es su manera de explorar el mundo que le rodea.


Dolor de dientes del bebé

Aunque la dentición en bebés no tiene por qué cursar necesariamente con dolor, a muchos les molesta, poniéndose irritables y afectando a su alimentación y sueño.

El dolor de dientes en bebés suele ser leve, aliviándose con el uso de mordedores, especialmente si están fríos, o masajeándoles con el dedo limpio suavemente la encía.

Si observamos que el bebé está muy irritable, se lleva las manos a la boca y da sensación de tener mucho dolor, podemos consultar al pediatra.

En función de su edad y salud general, este puede recetarnos algún analgésico como el apiretal, para aliviar el dolor de dientes.

Nuestra opinión experta

Hay bebés que no se enteran de la salida de los dientes, y otros que lo pasan muy mal. Se piensa que cuando un bebé tiene más cantidad de baba, la encía está más hidratada y les duele menos la dentición.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Una vez que el diente rompe la encía, el dolor disminuye y desaparecen los síntomas de salida de dientes.

Si te preocupa las molestias dentales de tu niño, igual te interesa contratar un seguro de salud para protegerle, o incluirle gratis en tu seguro de salud.

Cuida de tu peque con un seguro de salud


Síntomas de salida de dientes del bebé

Para ayudar a nuestro peque en todo lo posible a sobrellevar la dentición y sus síntomas, es importante conocer qué hace un bebé cuando le salen los dientes de leche.

Lo principal es que se llevan las manos a la boca, haciendo en ocasiones señales de dolor. Están irritables y llorones, y empiezan a babear mucho más de lo normal.

Nuestra opinión experta

Es importante limpiarles continuamente la baba que les cae por la barbilla, ya que la humedad podría causar que le salieran granitos en la zona.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

En particular, el dolor de dientes del bebé por la noche puede ser especialmente molesto.

Es común que esta irritabilidad llegue a afectar a su descanso. De hecho, se considera que una de las causas de la regresión de sueño de los 8 meses es la salida de los dientes.

Popularmente se piensa que la salida de dientes del bebé da fiebre. Aunque es verdad que se eleva algunas décimas su temperatura mientras están con la dentición, no llega a ser fiebre.

Si tu bebé tiene más de 37,5ºC no se debe a los dientes de leche. Probablemente haya una infección en curso que esté originando ese aumento de temperatura.


Dientes del bebé: orden

En la mayoría de los casos, la salida de dientes del bebé se da en unas edades aproximadas, pudiendo haber ligeros cambios.

Aunque no es lo normal, hay bebés que llegan a nacer con algún diente, y otros que llegan a cumplir los 18 meses sin haber comenzado la dentición.

Por normal general, el orden de salida de dientes del bebé suele ser el siguiente:

  • Incisivos inferiores: entre los 6 y los 12 meses.
  • Incisivos superiores: de los 7 a los 12 meses. Suelen salir entre 4 y 8 semanas después de los inferiores.
  • Laterales inferiores y superiores: de los 9 a los 12 meses.
  • Primeros molares: de los 12 a los 18 meses.
  • Caninos: de los 18 a los 24 meses.
  • Segundos molares: de los 24 a los 30 meses.

No pasa nada si tu bebé no sigue ese orden estrictamente. Si se retrasa de las fechas aproximadas, consulta a tu pediatra para que valore la situación.


Cómo cuidar los dientes del bebé

Desde la salida del primer diente, es necesario establecer unos hábitos de limpieza bucal en el bebé.

Según comience la dentición, habrá que limpiar dos veces al día los primeros dientes del bebé, utilizando un cepillo de dientes de cerdas normales, tamaño infantil y pasta dentífrica con flúor.

Nuestra opinión experta

Cepillar con pasta sin flúor es como si no estuvierais lavando los dientes.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

El flúor es necesario para fortalecer el esmalte de los dientes. Es importante lavar los dientes a diario con una cantidad de pasta, y una concentración de flúor específica según la edad (2) :

  • Antes de que salgan los dientes de leche ya no se recomienda lavar la encía con una gasa, no es necesario.
  • Desde la salida del primer diente a los 3 años: pasta de dientes con 1000 ppm de flúor, utilizando una cantidad similar a un grano de arroz.
  • Desde los 3 a los 5 años: pasta de dientes con 1000 ppm de flúor, utilizando un volumen de pasta como un guisante.
  • A partir de los 5 años: pasta de dientes con 1450 ppm de flúor, utilizando una cantidad similar a un guisante.

Desde la salida de los primeros dientes, conviene visitar al odontopediatra para que valore la dentición.

Hasta que el peque cumpla los 7-8 años, debemos supervisar su cepillado, ya que aún no tienen las habilidades motrices para hacerlo de manera correcta.


Preguntas frecuentes sobre los dientes en bebés

¿Cómo son los dientes del bebé de 4 meses?

En la mayoría de los casos, aún no ha empezado la dentición en un bebé de 4 meses.

Si ya le han salido los dientes, probablemente tenga los incisivos inferiores, y ya tenga o esté apunto de empezar a tener los incisivos superiores.

¿Cuáles son algunos remedios para la dentición del bebé?

Darles mordedores aptos para bebés, sin plásticos BPAs, y a ser posible que estén fresquitos. El roce al morderlos y el frescor en la encía les calmará.

Con las manos bien limpias, podemos masajear suavemente con el dedo su encía, para calmarles.

Remedios como los collares de ámbar son un mito. No sólo no tienen ningún efecto en aliviar los dolores de dientes sino que son muy peligrosos para los bebés, pudiendo ahogarse o estrangularse.

¿Cuáles son síntomas de la dentición de muelas en bebés?

Los mismos que con los primeros dientes: babeo, llevarse objetos continuamente a la boca, irritabilidad, sensibilidad de encía, rechazo a los alimentos, alteraciones del sueño....

Fuentes del artículo
  1. American Academy of Pediatrics. Teething: 4 to 7 Months. HealthyChildren.org. Consultado en https://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/teething-tooth-care/Pages/Teething-4-to-7-Months.aspx
  2. Duggal, M., Cameron, A., & Toumba, J. Odontología pediátrica. Editorial El Manual Moderno.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.