Mamás y Papás

Las lombrices en niños son blancas, pequeñas y finas y causan picor anal

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
186 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Las lombrices en niños son unos pequeños parásitos blancos, con forma de gusano que se pegan entre humanos, ya que al estar contagiado se portan sus huevos en las manos.

¿Cómo son las lombrices en los niños?

Es muy común que, aunque sea un tema bastante tabú, durante la infancia los niños en algún momento cojan lombrices.

Si alguna vez hemos visto fotos de lombrices intestinales en niños, son unos gusanos muy pequeños y finos, blancos y de forma redondeada, que miden de 2 a 13 mm.

También llamadas oxiuros o Enterobius vermicularis, sólo afectan a los humanos, siendo de hecho el parásito más frecuente, afectando especialmente a menores de 10 años.

Como solo afectan a las personas, la única manera de contagiarse es llevándose a la boca, sin querer, los huevos de las lombrices.

Los huevos pasan de la boca al intestino delgado, donde salen las larvas. Estas llegan al intestino grueso, y al cabo de 1-2 meses de la infección ponen huevos en la zona perianal: alrededor del ano (1) .

Esto produce mucho picor en el culete, por lo que los niños se rascan, infectando todo lo que tocan: material escolar, sábanas, toallas, manos de otros niños...

Se estiman que los huevos sobreviven en el medio entre 2 y 3 semanas, por lo que cuidados como una estricta higiene de manos y evitar chupar las cosas (como el material escolar) es vital para prevenir las lombrices.


Cómo ver lombrices en niños

Aunque tener oxiuros no afecta a la salud del niño, se terminarían contagiando a toda la familia, por lo que es importante detectarlas cuanto antes.

Para saber si un niño tiene lombrices, podemos intentar verlas, atender a los síntomas o hacer una prueba de diagnóstico de lombrices en niños en el ano:

  • Intentar ver las lombrices. Estas salen por el ano por la noche para poner los huevos, haciéndolo generalmente a las 2 ó 3 horas de que el peque se haya dormido. También pueden observarse en las heces, siendo como pequeñas hebras blancas.
  • Detectándolas por el Test de Graham: a primera hora de la mañana, antes de ducharse, se debe pegar un trozo de celo en el ano del niño y pegarlo luego a un portaobjetos que se entregará al laboratorio. Debe hacerse durante 3 días.
  • Porque existan síntomas de lombrices en niños pequeños.

Si consigues ver lombrices en el niño: haz fotos. Así podrás enseñárselas a tu pediatra y que te confirme el diagnóstico.


Lombrices en niños: síntomas

Si las lombrices en los niños dan síntomas son mucho más fáciles de detectar. El problema es que en ocasiones no se tienen señales, siendo esto especialmente común en los adultos.

Los síntomas de lombrices en niños más frecuentes son:

  • Mucho picor en el ano y alrededores, así como en los genitales, especialmente por la noche. Esto puede causar que el niño esté más irritable, descanse peor, pudiendo tener pesadillas o episodios de sonambulismo.
  • En ocasiones llegan a salir heridas en el ano de tanto rascarse, pudiendo infectarse.
  • En las niñas puede darse irritación en la vagina (2) , flujo, y síntomas de infección de orina, como molestias al orinar.
  • A veces pueden producir dolor abdominal, y rara vez náuseas o vómitos. Hay casos en los que el dolor se ha confundido con apendicitis, especialmente si es más intenso en el lado derecho.

También es importante saber cuáles no son síntomas de las lombrices en los niños, para evitar confundirlas con otras patologías: fiebre, diarrea, bajo aumento de peso, cansancio, anemia, falta de apetito...

Si piensas que tu niño podría tener lombrices, quizás te interese hacerle un seguro privado de salud. Así tendrás a especialistas a tu disposición siempre que lo necesites.

Hazle a tu bebé un seguro de salud


Remedios para las lombrices en niños

Para las lombrices en niños los remedios caseros no funcionan. En el momento en el que se diagnostican oxiuros es necesario llevar a cabo un tratamiento para las lombrices en niños.

El pediatra es el que debe recomendar qué tomar. Existen distintos medicamentos, siendo los más comunes el Mebendazol o el Pamoato de Pirante (3) para quitar las lombrices en niños.

Estos fármacos destruyen con una única dosis las lombrices adultas, aunque para matar los huevos es necesario repetir la dosis a las 2 semanas.

No hay que preocuparse si a pesar de haber tomado los medicamentos para las lombrices en niños sigue habiendo síntomas, ya que debido a la irritación de la zona, el picor suele durar unos días más.

Para acabar con las lombrices en niños el tratamiento debe hacerlo toda la familia al completo, ya que si no podrían volver a contagiarse en cuestión de tiempo.

También es recomendable, a modo preventivo, llevar a cabo una serie de remedios caseros para eliminar las lombrices en niños definitivamente:

  • Duchar al niño por la mañana, ya que en caso de que aún hubiera lombrices, conseguiríamos eliminar gran parte de los huevos.
  • Extremar la higiene: cambiar la ropa interior, las toallas y las sabanas con más frecuencia, y lavarlas con agua caliente cuando se tome el tratamiento.
  • Para las niñas, si hay irritación o vulvitis puede pedirse al pediatra una crema adecuada, así como baños de agua templadita.

Preguntas frecuentes sobre las lombrices en niños

¿Cómo se pueden prevenir las lombrices en niños?

Es complicado, pero habría que evitar que el niño se llevase las manos o cualquier cosa a la boca: lápices y material escolar, juguetes, objetos... así como extremando el lavado de manos, especialmente después de estar con otros niños.

¿Se pueden coger lombrices de comer mucho chocolate?

No, es un mito. Sólo puedes contagiarte de lombrices si de alguna manera los huevos llegan a tu boca, y esto ocurre por contacto, directo o indirecto, con otros niños o adultos contagiados.

¿Puede haber pegado el perro las lombrices al niño?

En el caso de los oxiuros no, ya que no afectan a perros, únicamente a humanos.

Pero sí que si un perro tiene otro tipo de parásito, como la toxocariasis, podría infectar a los niños o al resto de la familia.

Fuentes del artículo
  1. Juckett, G. Common intestinal helminths. American Family Physician, 52(7), 2039-2048, 2051-2052. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/7484705/
  2. O’Brien, T. J. Paediatric vulvovaginitis. The Australasian Journal of Dermatology, 36(4), 216-218. https://doi.org/10.1111/j.1440-0960.1995.tb00979.x
  3. Weatherhead, J. E., & Hotez, P. J. Worm Infections in Children. Pediatrics in Review, 36(8), 341-352; quiz 353-354. https://doi.org/10.1542/pir.36-8-341

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.