Mamás y Papás

Chupete: siempre elegirlo de talla 0-6 meses, fisiológico y de silicona

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
745 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El chupete es un utensilio de succión del bebé con muchas ventajas, aunque es necesario que esté en buen estado y nunca alargar su uso más allá de los 2 años del bebé.

Chupete: ¿sí o no?

El chupete es un utensilio de puericultura que sirve para que el bebé se calme al succionarlo.

La succión es un reflejo muy importante en los bebés, y en muchos casos, si no se le ofrece el chupete lo compensarán succionándose el dedo o, si se da lactancia materna, pidiendo más el pecho.

El uso del chupete presenta en su mayoría ventajas, pero si se usan en mal estado o se alarga demasiado su uso también pueden tener desventajas:

Ventajas y desventajas chupete
Ventajas Desventajas
Protector natural frente a muerte súbita En mayores de 1 año aumenta el riesgo de otitis
La succión les relaja En mayores de 2 años crea deformidad bucodental
Disminuye la hospitalización en bebés prematuros Si está en mal estado: riesgo de asfixia
Ayuda durante un vuelo o si tiene hipo Si el chupetero es demasiado largo: riesgo estrangulamiento

Por ello, siempre que no se sobrepase su uso continuo a partir de los 12 meses y no se usen chupetes en mal estado, el chupete es muy beneficioso.


Chupete en el recién nacido

Algo muy importante es cuándo ofrecer el chupete al bebé: la respuesta depende de cómo le alimentemos.

En los bebés alimentados con lactancia artificial o lactancia mixta se puede ofrecer el chupete desde el nacimiento.

Sin embargo, está demostrado que el chupete y la lactancia materna pueden interferir, rechazando el pecho el bebé si se ofrece demasiado pronto, conocido como: confusión tetina pezón (1) .

Entonces, si estoy dando el pecho al bebé: ¿cuándo empezar con el chupete? cuando la lactancia esté bien establecida.

Esto depende de cada caso, ya que hay bebés que maman muy bien, haciendo un agarre correcto desde el principio y sin soltar el pecho, mientras que a otros les cuesta más.

Generalmente, la lactancia está establecida, y por ello se puede introducir el chupete cuando el bebé tenga 1 mes, aunque si a los 20 días el bebé mama perfectamente, podemos ofrecérselo ya.

El introducir el chupete supone un gran alivio para la madre en lactancia materna, ya que el bebé ya no sólo se calma con su pezón, también lo hace succionado el chupete.


Tipos de chupete

Existen multitud de tipos de chupete: según la edad, según su forma, según el material del que estén hechos...

Según su tamaño:

  • De 0 a 6 meses.
  • De 6 a 18 meses.
  • De 18 a 36 meses.

La recomendación es usar siempre el chupete más pequeño: el de 0 a 6 meses, ya que la tetina debe ser lo más pequeña posible para evitar que deforme el paladar y los dientes de los niños.

Según su forma:

  • Chupete anatómico: la tetina es una gota aplastada, intentando imitar la forma del pezón. No están recomendados.
  • Chupete fisiológico: la tetina en este caso es pequeña, plana y simétrica. No hace presión sobre el paladar y es más diferente del pezón materno, disminuyendo el riesgo de confusión tetina-pezón.

Se recomienda que el chupete sea siempre fisiológico, ya que el anatómico pone en riesgo la lactancia materna y tiene muchas más posibilidades de terminar deformando la cavidad oral del bebé.

Según el material del que esté hecho:

  • Chupete de silicona.
  • Chupete de látex.
  • Chupete de caucho.
  • Chupete de goma.
  • Chupete de plástico.

La recomendación es que siempre se usen chupetes de silicona: tienen un tacto suave, y son los más higiénicos y resistentes, reduciéndose el riesgo de rotura.

Por ello, a la hora de elegir un chupete, independientemente de la edad del bebé debemos cogerlo de 0 a 6 meses, fisiológico y de silicona (2) .

El resto de chupetes no son recomendables, pudiendo ser incluso peligrosos para el correcto desarrollo del bebé.


¿Cómo esterilizar chupetes?

Esterilizar el chupete significa dejarlo libre de microorganismos que pudieran infectar al bebé, siendo esto especialmente importante cuando son recién nacidos.

Existen diversas formas de esterilizar chupetes: siendo las más frecuentes sumergiéndolos en líquido de esterilización, o hirviéndolos en un cazo con agua durante 5 minutos.

A día de hoy, esto es muy fácil ya que muchas marcas venden los chupetes dentro de una cajita de plástico que funciona como esterilizador.

Sólo debes introducir los chupetes en ella, llenarla de agua hasta la marca indicada y ponerla en el microondas el tiempo y potencia regulados por el fabricante, siendo generalmente de unos 3 minutos y medio a 900W.

Sin embargo, tampoco es necesario obsesionarse con la esterilización ni hacerlo todos los días: con lavar el chupete con agua y jabón y aclararlo abundantemente es suficiente, pudiendo esterilizarse de vez en cuando.

Si el chupete se mantiene limpio, en recién nacidos con esterilizarlo una vez por semana, o siempre que se caiga al suelo, es suficiente.

Nuestra opinión experta

A partir de los 3-4 meses, el bebé empieza a llevarse a la boca todo lo que está a su alcance, y va a estar sin esterilizar. Por eso no hay por qué obsesionarse con la esterilización, los bebés deben ir formando poco a poco su sistema inmune.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Mi bebé no quiere chupete

Del mismo modo que algunos bebés rechazan el biberón, hay casos en los que el bebé no quiere saber nada del chupete: lo escupen según se lo metemos en la boca, dándoles incluso arcadas.

Si tu bebé no quiere chupete no hay de qué preocuparse. Debemos ofrecérselo poco a poco, en distintos sitios: en el carrito, en la cuna, en la hamaca... para que se vaya familiarizando con él.

También es importante probar otras marcas. La forma es ligeramente diferente de unas a otras, y se da el caso de bebés que rechazan algunas pero aceptan otras. Eso sí, siempre de talla pequeña (0-6 meses), fisiológicos y de silicona.

También es importante el momento en el que le ofrecemos el chupete: si lo hacemos cuando está enfadado o tiene hambre, lo rechazará muy enfadado.

Debemos metérselo en la boca cuando esté tranquilo, así estará dispuesto a explorarlo y conocerlo, y poco a poco lo irá aceptando.


Cómo y cuándo quitar el chupete

Está demostrado que el chupete presenta múltiples ventajas durante el primer año de vida, pero a partir de los 12 meses es recomendable ir retirándolo poco a poco, y nunca superar el uso a partir de los 2 años.

Si no sabes cuándo quitar el chupete, una buena opción es a partir del año ir dejándolo únicamente para dormir: no se le ofrecerá si llora durante el día, solo para ayudarle a descansar.

Una vez que se acostumbre, si se puede ir retirando poco a poco genial, pero es importante haberlo quitado del todo siempre antes de los 2 años.

¿Cómo quitar chupete? si el bebé ya apenas lo pide será muy fácil, no se lo ofrezcas y poco a poco se irá olvidando de él.

Si es uno de esos bebés adictos al chupe, te será más complicado, pero la recomendación es hacerlo de golpe, tirar los chupetes y no volver a dárselo. Los primeros días preguntará por él pero luego se le olvidará.

La explicación puede darse de distintas maneras: si estás cerca de los reyes, le puedes explicar que los reyes traen juguetes pero que se tienen que llevar el chupe porque ya es mayor.

Podemos utilizar cualquier explicación sencilla, pero es importante que no haya marcha atrás, o la situación se complicará.


Preguntas frecuentes sobre el chupete

¿Cuando el bebé crece debo cambiar la talla de chupete y comprarlos más grandes?

No, tenga la edad que tenga el bebé debes usar siempre los de la talla 0-6 meses.

Usar chupetes más grandes lo único que conseguirá es deformar el paladar del bebé.

¿Si en la calle se cae el chupete al suelo lo pueden chupar los padres?

. De hecho, aunque esto antes estaba contraindicado, se ha demostrado que es muy útil para el sistema inmune del bebé.

¿Se puede poner azúcar en el chupete para que el bebé lo acepte?

No. El chupete no debe mojarse en absolutamente nada, y mucho menos en azúcar.

¿Qué hacer si un bebé de 2 años está todo el día con el chupete?

Según van creciendo, los peques se suelen ir haciendo cada vez más adictos al chupe, por eso es importante empezar a limitar su uso a los 12 meses.

Si no es así, con el bebé de 2 años debe retirarse cuanto antes. Intenta darte 15 días en los que vayas restringiendo su uso poco a poco, a ratitos, y luego quítalo definitivamente buscando alguna explicación que le convenza.

Fuentes del artículo
  1. Zimmerman, E., & Thompson, K. Clarifying nipple confusion. Journal of Perinatology: Official Journal of the California Perinatal Association, 35(11), 895-899. https://doi.org/10.1038/jp.2015.83
  2. Shelov, S. P. Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five. Bantam.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.