Mamás y Papás

Revisiones del niño sano: comprueban que el desarrollo es adecuado

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
2.060 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La revisiones de niño sano son revisiones pediátricas que se hacen a unas edades determinadas del bebé y del niño, en las cuales se comprueba que el desarrollo físico y mental es correcto y se ponen las vacunas que toquen.

Revisiones pediátricas del niño sano

Para hacer un seguimiento del desarrollo del bebé, desde el nacimiento hasta los 14 años se hacen una serie de revisiones pediátricas llamadas revisiones de niño sano.

Estas se dan de manera preventiva, en unas edades concretas, independientemente de que el niño esté bien o tenga alguna enfermedad, para hacer un seguimiento de su salud.

A parte de las revisiones periódicas, si en cualquier momento el niño se encuentra mal debemos llevarle al pediatra y no esperar a la fecha, ya que ese no es el objetivo de las revisiones de niño sano.

Si quieres que atiendan especialistas de todo tipo a tu niño, sin necesidad de esperar tanto tiempo, puede interesarte hacerle un seguro privado de salud.

Hazle a tu niño un seguro de salud

Revisión del recién nacido

Debe hacerse durante los primeros 10 días de vida. En casos de bajo peso al nacer u otro tipo de urgencias, a veces se manda un seguimiento aún más temprano.

En esta revisión se suele:

  • Hacer una segunda prueba del talón, específica para detectar la fenilcetonuria, una enfermedad metabólica.
  • Revisión de la historia clínica: cómo fue el parto, datos sobre el embarazo, antecedentes genéticos del bebé, su edad gestacional, talla, peso y perímetro craneal.

Revisión del primer mes de vida

Para continuar con las revisiones del recién nacido, cuando el bebé cumple su primer mes de vida se valora:

  • Se mide la longitud, peso, y perímetro craneal del bebé, y se calculan sus percentiles.
  • Se explora físicamente al bebé, revisando todos sus sentidos, mucosas, cadera, esta neurológico y psicomotor, tamaño de las fontanelas...
  • También se revisa la piel por si pudiera estar algo amarillenta: síntoma de ictericia.

Puedes aprovechar a preguntar cualquier duda que tengas sobre los cuidados del bebé, la lactancia materna... ¡lo que sea!.

Revisión de los 2 meses

Cuando el recién nacido cumple los 2 meses llega la hora de las primeras vacunas.

A los 2 meses se le ponen al bebé las vacunas contra la poliomielitis, difteria-tétanos-tosferina, Haemophilus influenzae B, hepatitis B y enfermedad neumocócica (1) .

Además, en la revisión se comprueba que sigue desarrollándose correctamente, sin deformaciones como la plagiocefalia o cabeza plana del bebé, y que sus reflejos y respuesta a estímulos son adecuados.

Revisión de los 4, 6, 9 y 12 meses

En las próximas revisiones del bebé se siguen poniendo las vacunas del calendario, siendo muy importante no saltarse ninguna para prevenir enfermedades.

También se hace una exploración física completa al niño, se comprueba su crecimiento y cómo se desarrolla su psicomotricidad: si se mantiene sentado, si gatea, si señala, si anda...

En función de la Comunidad Autónoma, a veces se hace una revisión también a los 11 meses.

Además se dan pautas para su salud bucodental, autonomía del niño y su alimentación, especialmente cuando a partir de los 6 meses deben empezar a tomar su alimentación complementaria.

Estas son las vacunas que corresponden en cada una de las revisiones del niño sano:

Calendario vacunal de 4 a 12 meses
Enfermedades Vacuna 4 meses bebé Vacuna 11 meses bebé Vacuna 12 meses bebé
Poliomielitis VPI VPI -
Difteria-Tétanos-Tosferina DTPa/Tdpa DTPa/Tdpa -
Haemophilus influenzae B Hib Hib -
Sarampión, Rubéola y Parotiditis - - SRP
Hepatitis B HB HB -
Meningitis C MenC - MenC
Enfermedad Neumocócica VNC VNC -

Revisión de los 2 y 4 años

Las revisiones de los 2 y 4 años continúan valorando si el desarrollo es correcto, además de seguir con la vacunación:

  • Se ponen las vacunas correspondientes: sarampión, parotiditis, varicela, rubéola...
  • Se hace una exploración física completa.
  • Se mide y pesa al niño, aunque a partir de los 2 años se deja de considerar el perímetro craneal.
  • Se valora el desarrollo psicomotor y lenguaje, para descartar algunas afecciones que pueden despuntar en estos años, como el autismo.
  • Se valora la alimentación del niño, se dan pautas de menús saludables, y en caso de que a los 2 años se siguiera con chupete se aconseja su retirada para evitar la deformidad del paladar.

Revisión de los 6 años

En esta revisión de niño sano se pone especial atención a la revisión del aparato locomotor y de la vista, ya que hay niños con hipermetropía, miopía o astigmatismo que pueden necesitar gafas.

Se vuelven a dar pautas de alimentación saludable y se continúa con el calendario vacunal: toca difteria, tétanos y tosferina.

Nuestra opinión experta

Puedes aprovechar las revisiones del niño sano para consultar al pediatra cualquier duda que tengas. No te quedes con preguntas por hacer, todo puede ser importante.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Revisión de los 8 años

En la exploración física de los 8 años se pone el punto de mira en el sistema cardiovascular: se mide la tensión arterial, los pulsos periféricos así como una auscultación cardiopulmonar (2) .

Aunque se vuelven a dar pautas de alimentación saludable, en este caso el pediatra o enfermero pediátrico se centrará en la importancia de la autonomía el niño para comer.

Revisión de los 12 años

En la revisión del niño sano de los 12 años se encuentran al comienzo de la pubertad, por lo que la exploración física se centra en estos aspectos, así como al desarrollo locomotor, crecimiento, los sentidos y los dientes.

También se conversa con el niño sobre cómo se encuentra en el colegio y en casa, para valorar el riesgo de bulling o abuso de familiares, así como consumo de drogas, tabaco, alcohol...

Además, es momento de más dosis de vacunas, como la varicela y la meningitis C.

Revisión de los 14 años

Esta es la última revisión pediátrica del niño sano. A partir de aquí ya es un adolescente y aunque le siga tratando el pediatra hasta los 18 años, ya no hay revisiones periódicas.

Se administran las últimas vacunas, como la del virus del papiloma, se valora la madurez sexual, y se hace una exploración física completa: sentidos, salud bucodental, crecimiento, aparato locomotor, desarrollo durante la pubertad...

También se consulta sobre sus hábitos sociales, hábitos de consumo, factores de riesgo...


Calendario de revisiones del niño sano

Cuando el bebé nace, en el mismo hospital te entregan la cartilla de vacunación infantil y un librito llamado documento de salud infantil.

Estos deben conservarse y llevarse en todas las revisiones, ya que en ellos se anota información sobre las vacunas que le han puesto, los datos de crecimiento, y todo lo que se considere conveniente: funcionan como un calendario de revisiones del niño sano.

Aunque puede haber variaciones entre Comunidades Autónomas, en general las revisiones se hacen cada 2 meses hasta que el peque cumple 18 meses, y de los 2 a los 14 años se distancian más, revisándose cada 2 años.

Esto hace que pueda haber variaciones entre las revisiones de niño sano de Madrid y las de Andalucía, aunque todas permiten detectar problemas en el desarrollo u otras afecciones.

Lo más normal es que al final de la revisión te den ya la cita para la próxima, aunque si aún queda mucho tiempo se puede esperar y pedirla cuando se acerque más la fecha.


Preguntas frecuentes sobre las revisiones del niño sano

¿Cuándo son las revisiones del niño sano en Andalucía?

Las revisiones del niño sano del SAS (Servicio Andaluz de Salud) se hacen generalmente cuando el bebé tiene 1 semana, entre los 15 días y el primer mes, a los 2, 4, 6, 12 y 15 meses, a los 2 años, y entre los 3 y los 4 años, a los 6, entre los 9 y 11 años y entre los 12 y 14.

¿Ponen vacunas a los niños en todas las revisiones?

No, hay algunas, como las anteriores a los 2 meses por ejemplo en las que no tocan vacunas, sino exploración del desarrollo del bebé.

¿Se puede cambiar la fecha de una revisión del niño sano?

, pero no es aconsejable retrasarlo demasiados días, ya que tanto las vacunas como la exploración física conviene hacerlas en las edades señaladas para prevenir problemas futuros.

¿Pasa algo si me salto una revisión del niño sano de mi hijo?

Que estarás poniendo en riesgo su salud. Las revisiones pediátricas se hacen a esas edades porque es cuando, en caso de detectar anomalías, puede intervenirse de manera temprana.

Si por saltarte una revisión se terminasen detectando más tarde, podría ser demasiado tarde y tener graves consecuencias.

Fuentes del artículo
  1. Shelov, S. P. Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five. Bantam.
  2. Kliegman, R. M., Geme, J. S., Blum, N., Shah, S. S., & Tasker, R. C. Nelson. Tratado de pediatría. Elsevier Health Sciences.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.