Mamás y Papás

Cambio de color de ojos del bebé: cuándo y cómo evoluciona la tonalidad

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
93 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El cambio de color de ojos del bebé ocurre de manera intensa desde el nacimiento hasta los primeros 6 meses. Hasta el año de edad sigue cambiando, y hasta los 2 años sólo evolucionará la tonalidad del color.

El color de ojos del recién nacido

El momento en el que vemos por primera vez los ojos del recién nacido es mágico, aunque aún no nos miren fijamente.

Y es que el órgano de la vista ya podía distinguir desde el embarazo la luz: si era de día o de noche, aunque no es hasta el nacimiento cuando el bebé empieza a ver con algo más de claridad.

La mayoría de los bebés nacen con los ojos de color gris, pero esto no es indicativo del color que vaya a tener el bebé más adelante.

Cuando hablamos del color de ojos del bebé nos referimos al color del iris: un músculo que rodea la pupila que tiene una tonalidad característica en cada persona (1) .

Según va avanzando el desarrollo del bebé, los melanocitos del iris van formando más o menos cantidad de melanina, y lo hacen en respuesta a la luz, por eso los bebés nacen con los ojos grises, porque aún no se han expuesto a la luz.

Si los melanocitos en el bebé segregan mucha cantidad de melanina, los ojos serán más oscuros (2) , mientras que si segregan menos, serán más claros.

Esta producción de melanina por parte de los melanocitos depende de la herencia genética, por lo que los ojos de los bebés dependerán de cómo sean los de sus padres, y en menor medida los de sus abuelos.

En definitiva, el bebé nace con una predisposición genética, a la que se suma una respuesta de los melanocitos a la luz, formándose así el color de ojos del bebé definitivo.

Cuando cambia el color de ojos de los bebés lo irán haciendo poco a poco, a gris oscuro o a gris claro, para dar respectivamente un color definitivo marrón o colores claros como el azul y el verde.


¿Cuándo le cambian los ojos a los bebés?

No hay ninguna norma con respecto a qué edad le cambian los ojos a los bebés. Cada uno va a un ritmo, como ocurre con casi todo.

Aún así, la mayoría de los bebés van formando poco a poco su color de ojos, observándose que sobre los 6 meses ya es fácil intuir de qué color serán.

Pero no se sabe hasta cuándo pueden cambiar el color de ojos los bebés, siguiendo variando hasta los 12 meses, y a partir de entonces solo se modifica ligeramente la tonalidad.

Por ello, si se tuviera que estimar hasta qué edad cambian el color de ojos los bebes, la tonalidad puede seguir variando hasta los 2 años, aunque ya será una cuestión de matices: desde los 12 meses se distinguirá perfectamente si van a ser azules o marrones.

Este es un motivo frecuente de consulta al pediatra, pero lo más normal es que no te dé información al respecto ya que si te dice que van a ser azules, podrías disgustaros cuando le cambiase el color de ojos al bebé.


Cómo cambian los ojos de un bebé

Aunque es aproximadamente hasta los 6 meses cuando cambian de color los ojos de los bebés de manera más intensa, esto puede variar mucho de unos casos a otros.

La evolución del color de ojos de un bebé es compleja. Puede ser que nazca con los ojos grises, a los 2 meses los tenga muy claros, pero es que los ojos azules de los bebés cambian.

Sin embargo, un bebé que tenga los ojos claros sus primeros meses podrá tenerlos a los 6 meses azules o marrones, mientras que un bebé que nace con los ojos marrones es casi seguro que los tendrá oscuros.

Por ello, parece que en un bebé la evolución del color de los ojos dependerá del tono de gris que tenga al cabo de unos meses, pudiendo oscurecerse pero siendo menos frecuente que se aclaren demasiado.

Lo que está claro es que no hay que sacar conclusiones premeditadas: los ojos de un bebé cambian de color, y estarán en continua evolución hasta los 12 meses, siguiendo matizándose hasta los 2 años.


¿Se pueden cambiar los ojos del bebé?

Existen muchas consultas en internet sobre la posibilidad de hacer que el bebé tenga los ojos más claros, ya que suele gustar más a nivel estético.

La respuesta es que no hay nada que se pueda hacer. Nuestra dieta en el embarazo no va a influir en absoluto en que el bebé tenga los ojos más oscuros o claros, es cuestión de genética.

No se puede hacer nada para influir en la evolución del color de ojos del bebé: depende de los ojos tuyos, de tu pareja, y en menor medida de los abuelos.


Preguntas frecuentes sobre el cambio del color de ojos del bebé

¿A qué mes cambian el color de ojos los bebés?

No es a un mes concreto. La mayor evolución se da hasta los 6 meses. De los 6 meses al año siguen cambiando con mayor lentitud y hasta los 2 años la tonalidad puede seguir matizándose.

¿Los ojos grises de los bebés cambian?

En la inmensa mayoría de los casos sí. Los ojos grises del bebé se irán aclarando para ser verdes o azules, o oscureciéndose hasta ser marrones o negros.

En casos muy excepcionales, hay bebés que siguen teniendo los ojos grises al crecer, teniendo una tonalidad azul grisácea o totalmente gris.

¿Cuánto tarda en cambiar los ojos de un bebé?

El color de ojos de un bebé evoluciona diferente en cada niño, pero por lo general, entre los 6 meses y los 2 años ya podemos observar su color definitivo.

Fuentes del artículo
  1. Washington, Z. T. T. 2445 M. S. N. S. 600, & Dc 20037638-1144899-4301. Birth to 3 Months: Your Baby’s Development. ZERO TO THREE. Consultado en https://www.zerotothree.org/resources/80-birth-to-3-months-your-baby-s-development
  2. Shelov, S. P. Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five. Bantam.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.