Mamás y Papás

Atragantamiento en bebés: síntomas, prevención y maniobra de Heimlich

logo Roams
Última actualización: 5 de julio de 2023
Laura Remolina
161 personas han leído este post en los últimos 12 meses

El atragantamiento en bebés puede prevenirse evitando juguetes pequeños y alimentos peligrosos, pero aún así es importante conocer la maniobra de Heimlich y la RCP por si presentase síntomas de atragantamiento.

Mi bebé come con ansia y se atraganta

Un gran miedo para cualquier madre o padre es que el bebé se atragante, siendo uno de los mayores riesgos para la salud durante la infancia.

¿Por qué los bebés se atragantan? porque exploran todo llevándoselo a la boca: a partir de los 3 meses, es su manera de analizar los objetos, chupándolos y mordisqueándolos.

Además, aún están aprendiendo a manejar el cuerpo, por lo que aunque no quieran tragarse un juguete, puede pasarles sin querer en el momento menos esperado, de hecho un bebé se atraganta incluso con su saliva: aún no tienen automatizado tragarla.

Aparte de con juguetes, son muy comunes los atragantamientos a la hora de comer, incluso con la leche.

Pero, ¿por qué se atraganta un bebé con el biberón? probablemente porque coma con ansia. Si esperamos a que el bebé tenga mucha hambre para alimentarle, comerá rápido, tragará mucho aire y es fácil que incluso se atragante.

Para evitarlo hay que aumentar la frecuencia en su alimentación. Darle más tomas al día, y alimentarle en cuanto muestre las primeras señales de hambre como abrir la boca, mover la cabeza a los lados, tener los puños cerrados...

La asfixia en un bebé se causa cuando un objeto pequeño o alimento que tenía en la boca es inhalado, pasando en lugar de por el esófago: por la tráquea, bloqueando parcial o totalmente el paso del aire.

Si no recibe suficiente oxígeno, empezará a ponerse azulado, ocasionándose daño cerebral o incluso la muerte (1) si no se hace una maniobra de atragantamiento al bebé.


¿Qué hacer si un bebé se atraganta?

Probablemente todos hemos visto algún vídeo de atragantamiento de un bebé, y cómo la madre o padre actúa de manera inmediata, sabiendo qué hacer si el bebé se atraganta.

Aunque no lo queramos ni pensar, los atragantamientos son muy comunes los primeros años de vida, por lo que es muy importante que nos informemos al respecto y sepamos qué hacer cuando un bebé se atraganta.

En primer lugar, no debemos dejarnos cundir por el pánico. En ocasiones al bebé sólo le está dando una arcada, o se ha atragantado pero mediante la tos consigue por sí mismo expulsar el objeto obstruido.

Si el bebé se ha atragantado y está tosiendo con fuerza, debemos animarle a seguir haciéndolo, ya que en la mayoría de los casos consiguen expulsarlo.

Debemos abrir la boca del bebé porque en ocasiones podemos ver el objeto que no le deja respirar. En ese caso, podemos introducir dos dedos para intentar sacarlo. Si no se ve, no hay que meter la mano o empeorará la situación.

Si la tos va perdiendo fuerza y vemos que el bebé no puede respirar o toser, debemos hacer la maniobra de atragantamiento en bebés, conocida como maniobra de Heimlich:

  1. Sujeta al bebé apoyado boca abajo sobre tu antebrazo La cabeza debe quedar más baja de altura que su cuerpo: cabeza abajo.
  2. Da 5 palmadas con fuerza moderada entre sus omóplatos Utiliza la base de la palma para hacerlo.
  3. Si el objeto no ha salido, gira al bebé de manera que esté en la misma posición pero boca arriba Comprueba que su cabeza sigue más abajo que su cuerpo.
  4. Coloca dos dedos en el esternón, por debajo de la línea del pezón y da 5 compresiones rápidas de pecho Este es el mismo punto sobre el que se aprieta al hacer RCP (reanimación cardio pulmonar).
  5. Vuelve a poner al bebé boca abajo, dándole 5 palmadas en la espalda Sigue alternando hasta que se expulse el objeto, o por el contrario el bebé pierda el conocimiento.

Pasos de las maniobras de primeros auxilios que hay que realizar a un bebé en caso de atragantamiento

Si llega a desmayarse, pide a alguien que llame a emergencias al 112, o utiliza el altavoz del móvil. Mientras tanto debes empezar a hacer RCP, sin pausa, hasta que venga la ambulancia.

Para reanimar a un bebé que no respira, debes:

  1. Tumba al bebé en el suelo boca arriba Apóyale sobre una alfombra o manta para que no le duela la cabeza.
  2. Con dos dedos, empuja su mentón hacia atrás para que se le abra la boca Conocido como maniobra frente-mentón.
  3. Comprobar si respira Se puede saber viendo si se mueve el tórax, o sintiendo con la mano si sale aire de su nariz y boca.
  4. Si sigue sin respirar, abrimos nuestra boca de manera que cubra su nariz y boca, y hacemos 5 insuflaciones de rescate de 1 segundo cada una. Al hacerlas, debemos ver que se infla el tórax del bebé, saliendo el aire por su boca.
  5. Si sigue sin respirar, haremos 15 compresiones rápidas de pecho colocando 2 dedos en el esternón (anular y medio). Con la compresión de nuestros dedos debemos observar que el cuerpo se comprima 1/3, aunque hay que tener cuidado de no romperles una costilla. Se debe seguir un ritmo similar a la canción "la Macarena".

Debemos continuar sin parar hasta que llegue la ambulancia, alternando las 5 insuflaciones con las 15 compresiones rápidas.

Si no estamos solas, y nos notamos cansadas, puedes turnarte rápidamente con otra persona, ya que lo importante es que se siga haciendo el masaje cardíaco para que llegue oxígeno al cerebro del bebé.


Síntomas de atragantamiento en bebés

En ocasiones, especialmente cuando se comienza con la alimentación complementaria, podemos pensar que nuestro bebé se está atragantando sin ser así.

Los bebés tienen un reflejo hasta aproximadamente los 6 meses conocido como reflejo de eyección, que hace que si le das un alimento sólido a un bebé lo expulse de una arcada.

Cuando empiezan a probar alimentos, aunque ya tengan que haber perdido dicho reflejo, en ocasiones puede pasar que se les quede algo en el centro de la lengua, y les de una arcada, escupiéndolo hacia fuera: esto no es un atragantamiento.

Cuando se atraganta un bebé la situación es más complicada, existiendo algunos síntoma de atragantamiento en bebés fácilmente distinguibles:

  • No puede respirar o lo hace con dificultad, observándose que las costillas se contraen cuando lo intenta.
  • No es capaz de hacer ruidos fuertes ni emitir sonidos, apagándose su voz. Tampoco es capaz de llorar.
  • Tose de manera ineficaz, sin fuerza, o directamente no puede toser.
  • Sonido agudo cuando inhala.
  • Color azulado en la piel, empezando por las mucosas, como los labios.
  • Si se mantiene sin poder respirar, pérdida de conocimiento.

En cuanto detectemos estas señales de atragantamiento en bebés debemos comenzar con la maniobra de Heimlich, intentando así que expulse aquello que le está atragantando.


Cómo evitar atragantamientos en bebés

Un atragantamiento pone en serio peligro la vida del bebé. Además de conocer las maniobras de rescate, es vital la prevención, ya si un bebé se atraganta mucho, antes o después terminará siendo grave.

Existen una serie de objetos o alimentos que provocan atragantamiento con mucha facilidad, por lo que debemos evitarlos hasta que tengan más de 5 años, siendo una manera de prevenir el atragantamiento y asfixia en bebés:

  • Globos, que al explotarse desprendan goma hacia la garganta.
  • Cualquier pieza o juguete pequeño: monedas, tuercas, tornillos, botones, chapas...
  • Alimentos esféricos: uvas, ciruelas pequeñas, cerezas, frutos secos... Siempre deben ofrecerse con cortes seguros como indica el blw, y en el caso de los frutos secos, solo triturados. Legumbres como guisantes y garbanzos deben estar bien blanditas y aplastarse un poco con el tenedor.
  • Alimentos peligrosos: manzana cruda, zanahoria, palomitas... no pueden ofrecerse hasta los 5 años (2) . Deben darse hervidas, para que estén blandas.

Es importante crear un ambiente de tranquilidad mientras los bebés comen. Deben hacerlo sentados correctamente, y si se están riendo, jugando, o quedándose dormidos, aumenta mucho el riesgo de atragantamiento.

También puede pasar que el bebé se atragante con la lactancia, o con el biberón. En estos casos, la manera de prevenirlo es que cuando haga la toma esté calmado y no coma con ansia.

Nuestra opinión experta

No podemos dejar al alcance de los bebés nada que entre por dentro del cartoncito del papel higiénico: es una referencia que debemos tomar, siendo objetos pequeños con alto riesgo de atragantamiento.

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Preguntas frecuentes sobre el atragantamiento en bebés

¿Se puede atragantar un bebé con pan?

, es mejor ofrecérselo tostado, ya que la miga le puede causar atragantamiento con más facilidad.

¿Cómo dormir a un bebé para que no se atragante?

Debemos acostar al bebé siempre boca arriba, en una cuna despejada, sin juguetes ni chichoneras blandas que pudieran cubrir su cara.

¿Si un bebé come mientras anda se puede atragantar?

. El bebé debe comer estando sentado en su trona, en una sillita o en nuestro regazo, pero no debe comer mientras está en un parque, gateando o jugando ya que el riesgo de atragantamiento aumenta mucho.

¿Por qué no se puede dar manzana cruda a los bebés?

Aunque a los 6 meses los bebés pueden tomar prácticamente de todo, la manzana cruda no se recomienda hasta los 5 años porque tiene alto riesgo de atragantamiento.

Puede ofrecerse en compota, triturada, hervida o al vapor. Si está blandita ya no tiene riesgo de atragantamiento.

Fuentes del artículo
  1. Brkic, F., Umihanic, S., Altumbabic, H., Ramas, A., Salkic, A., Umihanic, S., Mujic, M., Softic, L., & Zulcic, S. Death as a Consequence of Foreign Body Aspiration in Children. Medical Archives (Sarajevo, Bosnia and Herzegovina), 72(3), 220-223. https://doi.org/10.5455/medarh.2018.72.220-223
  2. Sidell, D. R., Kim, I. A., Coker, T. R., Moreno, C., & Shapiro, N. L. Food choking hazards in children. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology, 77(12), 1940-1946. https://doi.org/10.1016/j.ijporl.2013.09.005

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.