Mamás y Papás

Primeros auxilios en bebés frente atragantamiento, ahogo o anafilaxis

logo Roams
Última actualización: 19 de junio de 2023
Laura Remolina
15 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Tener conocimientos en primeros auxilios en bebés es muy recomendable, ya que ante atragantamiento, parada respiratoria o shock anafiláctico podrían salvar la vida de tu peque.

Curso de primeros auxilios en bebés

Aunque nunca se quiera pensar que nos pueda pasar a nosotros, hacer un curso de primeros auxilios para bebés y niños puede ser clave para la salud de tu peque.

Tener conocimientos básicos en primeros auxilios es muy útil si se tienen bebés, ya que los accidentes ocurren cuando menos lo esperamos.

Existen asociaciones como Cruz Roja que imparten talleres de primeros auxilios para bebés

También es importante tener nociones de prevención de accidentes, ya que más del 90% de ellos podrían evitarse tomando medidas de seguridad domésticas.

En general existen 3 tipos de maniobras de primeros auxilios para bebés y niños: en caso de ahogo o que haya dejado de respirar, ante atragantamiento o en bebés alérgicos que presenten un shock anafiláctico:


Primeros auxilios para bebés que se están ahogando

En casos de accidente, puede darse una parada cardio respiratoria en el bebé: deja de respirar.

Nuestro peque puede dejar de respirar por diversas razones, siendo las más comunes que haya caído a una piscina o al mar y se esté ahogando, o que se haya atragantado y algo obstaculice su respiración (1) .

Si está mucho tiempo sin respirar, perderá el conocimiento y se desmayará, por lo que debemos actuar rápidamente y poner en práctica los primeros auxilios del bebé.

Lo primero es que pidas ayuda a alguien para que llame a emergencias al 112. Si estás sola, utiliza el altavoz de tu móvil.

Sin perder ni un minuto debes empezar a hacer la reanimación cardiopulmonar o RCP, sin pausa, hasta que llegue la ambulancia o ayuda.

Para reanimar a un bebé que se está ahogando, debes:

  1. Tumbarle en el suelo boca arriba Apóya al bebé sobre una alfombra o manta para que no se dañe la cabeza.
  2. Con dos dedos, empuja su frente hacia atrás para que abra la boca Es la maniobra frente-mentón.
  3. Comprueba si respira En ese caso, verías que mueve el tórax, o sentirías con la mano si sale aire de su nariz y boca.
  4. Si sigue sin respirar, cubrimos con nuestra boca su nariz y boca, y hacemos 5 insuflaciones rápidas de rescate de 1 segundo cada una. Al hacerlas, debe inflarse el tórax del bebé, saliendo el aire por su boca.
  5. Si sigue sin lograr respirar, haremos 15 compresiones rápidas de pecho colocando nuestros dedos anular y medio en el esternón. Con la compresión debemos observar que su cuerpo se comprima 1/3, aunque hay que tener cuidado de no romperles una costilla. Se debe seguir el ritmo de la canción "la Macarena".

Debemos continuar haciendo los primeros auxilios para bebés sin parar hasta que llegue la ambulancia, alternando 5 insuflaciones con 15 compresiones rápidas.

Si no estamos solas, y nos notamos cansadas, puedes turnarte rápidamente con otra persona, ya que lo importante es que se siga haciendo el masaje cardíaco para que llegue oxígeno al cerebro del bebé.

En el caso de primeros auxilios para bebés recién nacidos debemos poner especial cuidado al hacer las compresiones para no dañar sus costillas.


Atragantamiento en bebés en primeros auxilios

En el caso de que el bebé sufra un atragantamiento y algo le esté obstaculizando la respiración, deberemos llevar a cabo la maniobra de Heimlich: primeros auxilios para un bebé atragantado.

Lo más común, tanto en bebés como en niños que se atragantan es que sea por piezas, juguetes pequeños, o alimentos de alto riesgo de atragantamiento como caramelos, palomitas, frutos secos, uvas...

Si el bebé se ha atragantado y está tosiendo con fuerza, hay que animarle a seguir haciéndolo, ya que en muchas ocasiones consiguen expulsarlo.

Debemos abrirle la boca, ya que a veces podemos ver el objeto que no le deja respirar, introducir dos dedos y sacarlo. Si no lo vemos, no hay que meter la mano a ciegas o empeorará la situación.

Si la tos no es efectiva o está perdiendo fuerza y no puede respirar o toser, debemos saber cómo hacer los primeros auxilios al bebé, conocida como maniobra de Heimlich:

  1. Sujeta al bebé sobre tu antebrazo, apoyado boca abajo La cabeza debe quedarle más baja de altura que su cuerpo: cabeza abajo.
  2. Da con cierta fuerza 5 palmadas entre sus omóplatos Utilizando la base de la palma de la mano.
  3. Si el objeto no sale, gira al bebé boca arriba en tu antebrazo Comprueba que la cabeza sigue más abajo que su cuerpo.
  4. Coloca dos dedos en su esternón, por debajo de la línea del pezón y comprime 5 veces su pecho con rapidez Este es el mismo punto sobre el que se aprieta al hacer reanimación cardio pulmonar.
  5. Vuelve a poner boca abajo al bebé , dándole 5 palmadas en su espalda Sigue alternando compresiones de pecho y palmadas en la espalda hasta que se expulse el objeto, o el bebé pierda el conocimiento.

En caso de que llegase a desmayarse, pide a alguien que llame a emergencias al 112 y empieza a hacer la RCP, sin pausa, como se explicó anteriormente.


Guía de primeros auxilios para bebés con shock anafiláctico

En el caso de los bebés con alergia, los cuidadores deben tener ciertas pautas por si al bebé le diera un shock anafiláctico.

Esto es un brote, una reacción alérgica de extrema gravedad que ocurre a los minutos de haberse expuesto al alérgeno. Es común con alergias a la comida y a picaduras de insecto.

Cuando ocurre el shock anafiláctico se puede observar un fuerte sarpullido en la piel del bebé, así como inflamación de la cara y bronquios, dificultando la respiración hasta bloquearla totalmente.

Una vez reconocidos los síntomas de shock anafiláctico, debemos hacerle los primeros auxilios al bebé:

  1. Inyectar adrenalina en el muslo: 0,01 mg por kilogramo del bebé Si es necesario por emergencia, puede hacerse atravesando la ropa.
  2. Llamar a emergencias Marcando el 112.
  3. Alejarse del alérgeno En caso de que lo haya desencadenado un alimento, retirar los restos de la boca, pero nunca provocar el vómito.
  4. Mientras se espera, tumbar al bebé boca arriba con las piernas elevadas Se conoce como postura de Trendelenburg, y no debe hacerse en caso de dificultad respiratoria, vómitos o si el bebé está inconsciente.
  5. Esperar a ver si hay mejoría en 5-15 minutos Si no mejorase se puede repetir la dosis.

Preguntas frecuentes sobre primeros auxilios en bebés

¿En qué consisten los cursos de Cruz Roja de primeros auxilios a bebés?

Te explican de manera práctica como actuar en casos de emergencias con bebés, como parada cardiorespiratoria, atragantamiento o ahogo.

¿Qué hacer si el bebé se atraganta con la leche?

Ponerle erguido para que su tos sea más efectiva y consiga expulsar la leche, y si no es suficiente, colocarle boca abajo para que salga por efecto de la gravedad.

¿Es obligatorio hacer un curso de primeros auxilios antes de tener un bebé?

No es obligatorio, pero sí que es recomendable tener nociones de primeros auxilios. La vida de tu bebé podría depender de ello.

Fuentes del artículo
  1. Kliegman, R. M., Geme, J. S., Blum, N., Shah, S. S., & Tasker, R. C. Nelson. Tratado de pediatría. Elsevier Health Sciences.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.