Mamás y Papás

El bebé está encajado cuando introduce su cabeza en la pelvis

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
1.095 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Se dice que el bebé está encajado cuando las últimas semanas de embarazo encaja su cabeza en los huesos de la pelvis de la madre, situándose en posición en el canal de parto.

Bebé encajado

Se dice que un bebé está encajado cuando en las últimas semanas de embarazo este desciende la cabeza hasta encajarla en los huesos de la pelvis (1) .

Esto alivia a la futura mamá, que empieza a respirar mejor ya que el bebé no comprime tanto ahora su caja torácica.

Para que el encajamiento sea correcto, lo primero que tiene que estar en el canal de parto es la cabeza del bebé.

Si antes del bebé se interpone la placenta o el cordón umbilical, o el bebé en lugar de encajar la cabeza coloca los pies, se suele recurrir a una cesárea, ya que el parto vaginal sería peligroso (2) .

Si estás a punto de ser madre, igual te interesa valorar la opción de hacer un seguro de salud para proteger a tu bebé, o incluirle gratuitamente en tu propio seguro privado.

Protege a tu bebé con un seguro de salud


¿Cuándo se encaja el bebé?

Lo más frecuente es que en la semana 36 se encaje el bebé.

Esta es la semana del embarazo en la que se encaja en primerizas, pudiendo variar en multíparas.

Qué pasa si el bebé no se encaja

Si ya has sido madre, en ocasiones el bebé no se encaja hasta justo antes del momento del parto.

En términos generales, el bebé se encaja entre la semana 33-34 y la 37-38 (3) .


Cómo saber si el bebé está encajado

Hay una serie de síntomas cuando el bebé se encaja, unas sensaciones peculiares que se sienten cuando el bebé se está encajando.

El más llamativo es que la barriga baja de altura. Si antes salía prominente desde debajo del pecho, ahora se observa que apunta hacia abajo, está más baja.

Al encajar el bebé la cabeza en los huesos de la pelvis, reduce la presión que estaba ejerciendo sobre la caja torácica, por lo que la madre ahora podrá respirar mejor (4) .

Que se ponga el bebé en posición cefálica supone un alivio para la embarazada, ya que al final del embarazo la sensación de ahogo es muy cansada, sintiéndote que ni estando tumbada consigues respirar con normalidad.

Sin embargo, el descenso del bebé hace una mayor presión sobre la vejiga, haciendo que esta tenga aún menos espacio.

Esto se traduce en ganas continuas de orinar, y cuando se va al baño apenas se hace pis, ya que lo que ocurre es que la vejiga está muy apretada por el cuerpo del bebé.

También podrás saber si tu bebé está encajado porque te costará más caminar. La cabeza del bebé presiona tendones y nervios de la pelvis, dificultando tus movimientos.


¿Cómo ayudar a que el bebé se encaje?

En muchos casos en los que la madre está agotada y no sabe cómo adelantar el parto quiere que el bebé se encaje cuanto antes.

Para ayudar a encajar al bebé para el parto, lo mejor es llevar a cabo movimientos de pelvis, que permitan que poco a poco su cabeza vaya haciendo hueco.

Algunos ejercicios para favorecer el encajamiento del bebé son caminar, bailar moviendo la pelvis, y ejercicios con la pelota de dilatación.

Sentada sobre la pelota, balancea la pelvis adelante y atrás durante unos minutos. Esto permitirá que el bebé vaya abriéndose paso poco a poco por el canal de parto.

Nuestra opinión experta

No tengas prisa, e inténta tomártelo con calma. El bebé nacerá cuando esté preparado, y si te estresas lo único que conseguirás es ralentizar el proceso

foto del autor
Laura RemolinaRedactora experta en salud infantil

Preguntas frecuentes sobre el encajamiento del bebé

¿Cómo se pone la barriga con el bebé encajado?

Más baja de altura. En vez de ser más prominente por la parte de arriba, lo empieza a ser por debajo del nivel del ombligo.

Según se vaya quedando sin espacio sus movimientos se irán reduciendo, aunque en ocasiones el bebé encajado se mueve mucho, depende del caso.

¿Cuando está el bebé encajado cuánto falta para parto?

En madres primerizas, si el bebé ya está encajado faltará para el parto de 2 a 4 semanas, mientras que si ya has tenido un bebé antes lo más frecuente es que no se encaje hasta el momento del parto.

Esto hace que el encajamiento del bebé no sea un buen indicador del tiempo que te queda para dar a luz.

¿Un bebé encajado se puede desencajar?

No es lo más frecuente, ya que apenas tiene espacio. Por norma general, los bebés se colocan en posición cefálica (cabeza abajo) antes de la semana 32, pero en ocasiones se mueven y cambian de postura.

Esto puede pasar hasta la semana 35 aproximadamente, aunque es poco probable ya que apenas tienen espacio para hacer el giro.

¿Qué se siente cuando el bebé está en posición cefálica?

Aunque no se nota cuando el bebé se da la vuelta, si que te darás cuenta de que está cabeza abajo porque empezarás a notar las patadas en la parte alta de la barriga: en lugar de sentirlas en el vientre las sentirás un palmo por debajo del esternón.

¿Duele el encajamiento del bebé?

No, al contrario, suele aliviar a la embarazada porque empieza a respirar mejor.

¿Dónde se sienten las pataditas del bebé cuando está encajado?

En la parte alta de la barriga, por encima del ombligo, siendo una manera de cómo saber si el bebé se ha girado sin hacerte ecografía.

Si el bebé aún no está en posición cefálica sentirás las pataditas en el bajo vientre, por debajo del ombligo.

Fuentes del artículo
  1. Gynecologists, A. C. of O. and. Your Pregnancy and Childbirth: Month to Month. American College of Obstetricians and Gynecologists.
  2. Washington, Z. T. T. 2445 M. S. N. S. 600, & Dc 20037638-1144899-4301. Birth to 3 Months: Your Baby’s Development. ZERO TO THREE. Consultado en https://www.zerotothree.org/resources/80-birth-to-3-months-your-baby-s-development
  3. Shelov, S. P. Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five. Bantam.
  4. Landon, M. B., Galan, H. L., Jauniaux, E., FRCOG, E. R. M. J., MD, PhD, Driscoll, D. A., Berghella, V., MBA, W. A. G., MD, Grobman, W. A., Cahill, A. G., Kilpatrick, S. J., & MSCI, A. G. C., MD. Gabbe’s Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. Elsevier.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.