Mamás y Papás

Infertilidad secundaria: definición, causas y tratamiento

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
4 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La infertilidad secundaria es cuando una pareja o mujer ya ha conseguido tener un bebé, pero cuando lo vuelve a intentar no logra llevar otro embarazo a término.

¿Qué es infertilidad secundaria?

Actualmente, el retraso en la edad de ser padres, los hábitos de vida y la contaminación ambiental están causando que la fertilidad de muchas personas se vea afectada.

Cada vez más frecuente que se tenga que recurrir a especialistas en fertilidad cuando una pareja sin problemas previos de concepción intentan sin éxito lograr un embarazo durante 12 meses.

En el caso de que no se consiga tener un primer embarazo se llama infertilidad primaria, e infertilidad secundaria se refiere a cuando una pareja que ya tienen uno o más hijos no consiguen volver a tener un bebé (1) .

Aunque se utilicen los términos de manera indistinta, la infertilidad y la esterilidad no son lo mismo, existiendo matices que es importante conocer:

  • Esterilidad: cuando no se consigue el embarazo porque el espermatozoide no fecunda al óvulo. Puede deberse tanto a problemas en la calidad del semen como en la disponibilidad de óvulos de la mujer o su calidad.
  • Infertilidad: en este caso se logra la fecundación, pero no se consigue un embarazo a término en el que nazca un bebé sano. Puede deberse a que el óvulo fecundado no se implante correctamente en el endometrio, o que logre implantarse pero se produzca un aborto.

A su vez se puede diferenciar entre infertilidad y esterilidad primaria y secundaria:

¿Qué es la infertilidad secundaria?
Definición Primaria Secundaria
Esterilidad: el esperma no consigue fecundar al óvulo Nunca ha sido posible que los espermatozoides fecunden al óvulo Se ha logrado la fecundación con anterioridad, pero no se consigue de nuevo
Infertilidad: no se logra tener un embarazo a término Nunca antes se ha conseguido un embarazo a término Ya se tiene uno o más hijos, pero no se logra un segundo embarazo a término

Causas de infertilidad secundaria

Cuando una pareja heterosexual está teniendo problemas para tener un segundo (o tercer) bebé, es importante valorar tanto al hombre como a la mujer.

La infertilidad secundaria tiene sus causas principalmente relacionadas con el aumento de la edad, ya que el tiempo afecta en gran medida a la reserva ovárica.

También puede deberse a enfermedades como a endometriosis, o a desajustes en las hormonas sexuales, siendo el mayor problema cuando la edad se suma a este tipo de afecciones.

Por lo general en los hombres la esterilidad secundaria se debe a causas relacionadas con el estilo de vida o su salud: existencia de enfermedades que afectan mucho a las posibilidades de embarazo natural.

Infertilidad secundaria masculina

En concreto, las principales causas de esterilidad secundaria en el hombre (2) son:

  • Disminución de la calidad del semen o de su cantidad.
  • Que aparezcan enfermedades que afecten al sistema reproductor.
  • Alteraciones en los genitales, generalmente debido a lesiones o enfermedades.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Hábitos poco saludables como el consumo de alcohol, tabaco y drogas.

Infertilidad femenina secundaria

Las causas de la infertilidad secundaria son muy similares a las de la esterilidad secundaria en la mujer.

La edad es en la inmensa mayoría de los casos el principal problema (3) , ya que si el primer hijo se suele tener a partir de los 30, el segundo es aún más tarde, disminuyendo la fertilidad.

Después de la edad, las causas de infertilidad secundaria en una mujer suelen ser:

  • Endometriosis.
  • Desajustes hormonales.
  • Problemas en la vagina o en el útero.
  • Enfermedades genéticas: hereditarias.
  • Peso demasiado alto o demasiado bajo.
  • Malos hábitos de vida como el consumo de alcohol, tabaco y drogas.

¿Cómo superar la infertilidad secundaria?

La infertilidad secundaria tiene la misma solución que la primaria: acudir a un centro de fertilidad para que os hagan las pruebas necesarias a ambos miembros de la pareja, en busca del origen.

Para lograr el ansiado embarazo, la infertilidad secundaria necesita un tratamiento específico que resuelva o disminuya la afección causante, siendo estas muy similares a las empleadas en infertilidad primaria.

Por norma general, para la infertilidad secundaria se busca la solución más sencilla posible, recurriendo a opciones más complejas si el problema reproductivo lo requiriese.

Los tratamientos de fertilidad más frecuentes son:

  • La inseminación artificial: sólo se emplea en casos leves de esterilidad masculina, pero es necesario que la mujer no tenga problemas de fertilidad.
  • La fecundación in vitro (FIV): es más frecuente. Es un método más complejo y con un precio más elevado, pero sus tasas de éxito son mucho más elevadas.

En los casos más extremos, en los que se dieran fallos repetidos de la fecundación in vitro, podría sospecharse de la calidad de los gametos: de los óvulos y del esperma.

Para ello suele recomendarse un estudio genético de la pareja, ya que si se diera el caso de que alguno de los progenitores estuviera transmitiendo anomalías cromosómicas al embrión, se recurriría a un diagnóstico genético preimplantacional.

Esta técnica consiste en, una vez generados los embriones durante la fecundación in vitro, analizar sus cromosomas, eligiendo para la transferencia embrionaria sólo aquellos que estén libres de las malformaciones que están causando los abortos.

Esto aumenta mucho la tasa de éxito de la fecundación in vitro, pero no siempre supone soluciones para la infertilidad secundaria.

En el caso en el que todos los embriones fuesen portadores de la enfermedad, se valoraría si es que el 100% de los espermatozoides o el 100% de los óvulos portan dichas malformaciones, pudiéndose recurrir según el caso a semen de donante o a la ovodonación: quedarte embarazada por FIV con el óvulo de una donante

Remedios caseros para la infertilidad secundaria

En la mayoría de los casos, el origen de la infertilidad secundaria es la edad, generalmente de la mujer. No pierdas el tiempo buscando remedios caseros, acude a un especialista si eres mayor de 35 años y tras 6 meses de intentos no logras quedarte embarazada.


Preguntas frecuentes sobre la infertilidad secundaria

¿La infertilidad secundaria entra por la Seguridad Social?

No, el no tener un hijo con dicha pareja es uno de los requisitos para acceder a un tratamiento de fertilidad por la Seguridad Social.

Si previamente tuviste un hijo pero con otra pareja, sí que podrás acceder, pero tendrán prioridad en las listas aquellas que no hayan sido madres antes.

¿En infertilidad secundaria cómo son las experiencias?

Suelen ser muy duras, ya que una vez que has conseguido tener un bebé no sueles esperar que vayas a tener problemas para volver a quedarte embarazada.

En general suelen darse abortos de repetición, lo cual es muy doloroso emocionalmente, siendo recomendable hacerse una fecundación in vitro con diagnóstico genético preimplantacional para aumentar las probabilidades de éxito.

¿La infertilidad secundaria tiene algún tratamiento natural?

La principal causa de la infertilidad secundaria suele ser un descenso de la cantidad y calidad de los óvulos debido a la edad, por lo que lo mejor es recurrir a tratamientos de fertilidad.

Sin embargo, si que se puede mejorar ligeramente la fertilidad con buenos hábitos de vida: comiendo sano, tomando suplemento de ácido fólico, haciendo deporte con frecuencia...

Pero si eres mayor de 35 años y llevas más de 6 meses intentándolo, no pierdas el tiempo y consúltalo con un especialista.

¿La infertilidad secundaria tiene cura?

Depende mucho de qué la esté originando, siendo las técnicas de reproducción asistida el tratamiento más recomendable, aunque es importante acudir cuanto antes.

Fuentes del artículo
  1. OMS. Infertilidad. Consultado en https://www.who.int/es/health-topics/infertility
  2. Fainberg, J., & Kashanian, J. A. Recent advances in understanding and managing male infertility. F1000Research, 8, F1000 Faculty Rev-670. https://doi.org/10.12688/f1000research.17076.1
  3. Hull, M. G., & Cahill, D. J. Female infertility. Endocrinology and Metabolism Clinics of North America, 27(4), 851-876. https://doi.org/10.1016/s0889-8529(05)70044-x

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.