Mamás y Papás

Trastornos alimentarios e infertilidad: anorexia y bulimia

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
121 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Los trastornos alimentarios causan infertilidad debido a que producen fuertes desajustes hormonales que interfieren tanto con el ciclo menstrual como con la producción de espermatozoides.

Trastornos alimentarios que causan infertilidad

Los trastornos alimentarios o trastornos de conducta alimentaria (TCA) afectan tanto a la fertilidad de la mujer como del hombre.

Según la Sociedad Española de médicos generales y familia, se estima que en España la prevalencia de los TCA es de en torno al 5% en mujeres y de un 0,3% de los hombres en la franja de los 12 a los 21 años (1) .

Esta alta incidencia nos puede dar a entender que puede tener un impacto importante sobre la fertilidad a corto o medio plazo. Aunque los trastornos alimentarios no sean la principal causa de infertilidad, es necesario tenerlos en cuenta.

Los trastornos alimentarios que causan más infertilidad son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa:

Anorexia e infertilidad

Es una patología en la cual una persona deja de comer con normalidad, restringiendo al máximo las calorías que consume al día, para perder peso o mantener un peso muy bajo.

Se considera el TCA más común, y la restricción de peso llega a tal punto que no se ingieren los nutrientes necesarios para el desarrollo corporal y la salud física.

Además, una persona con anorexia tiene alterada la percepción de sí mismo frente al espejo, observándose con sobrepeso a pesar de estar extremadamente delgada, limitando aún más lo que come.

Esto desregula totalmente el ciclo menstrual en la mujer, siendo muy frecuente que las mujeres anoréxicas no lleguen a tener menstruaciones, por lo que no son fértiles.

De hecho, en mujeres anoréxicas que nunca tienen la regla (amenorrea crónica) se ha llegado a observar una reducción en el tamaño de su útero y ovarios (2) . Una clara señal de infertilidad en la mujer.

Del mismo modo, los hombres con anorexia presenta una reducción de su calidad seminal, debido a la reducción en sus niveles de testosterona.

La bulimia causa infertilidad

En la bulimia nerviosa por su parte se combinan episodios de atracones seguidos de sentimiento de culpabilidad e intentos de arreglarlo.

Para compensar los atracones, las personas con bulimia se provocan a sí mismas vómitos, o incluso recurren a laxantes o enemas para expulsar cuanto antes lo ingerido.

También son frecuentes los episodios de ejercicio intenso y ayuno prolongado, hasta que vuelven a darse un atracón y se repite el ciclo.

Aunque la bulimia puede causar infertilidad no afecta tanto a la ovulación como la anorexia ya que suele haber menstruación y tener un peso normal, este TCA es muy peligroso durante el embarazo debido a la alimentación inadecuada.


Por qué causan infertilidad los trastornos alimentarios

Los trastornos alimentarios son problemas muy graves para la salud, que la llegan a comprometer hasta tal punto que se pone en riesgo la vida.

Por ello, no es de extrañar que cuando el organismo está luchando por sobrevivir, con una ingesta calórica muy por debajo de la necesaria, esta se emplee en órganos vitales, y no en las funciones reproductivas (3) .

El problema es que no sólo se ve comprometida la fertilidad mientras se tiene el trastorno alimentario, sino que en los episodios más graves puede llegar a verse afectado el sistema reproductor de manera irreversible.

Los TCA afectan de manera directa o indirecta a la fertilidad en distintos niveles:

  • El cuerpo necesita grasa para sintetizar las hormonas sexuales. Si no hay una cantidad mínima de grasa corporal, no podrán sintetizarse testosterona o estrógenos, lo cual desregula el ciclo menstrual en la mujer y la espermatogénesis en el hombre.
  • La calidad de la alimentación influye en la fertilidad. Si se tiene una ingesta calórica insuficiente o pobre nutricionalmente el cuerpo no está en condiciones óptimas, no generando gametos de calidad (4) .
  • La menstruación se ve muy afectada por los TCA llegando a tenerse periodos irregulares o incluso amenorrea. Esto hace que no se ovule todos los meses, siendo más difícil quedarte embarazada.
  • El desequilibrio hormonal afecta a todos los sistemas corporales, y particularmente la fertilidad es especialmente sensible a estos desajustes, como sucede en mujeres con ovario poliquístico.
  • Además de verse afectados los espermatozoides, la disminución de testosterona por la baja grasa corporal puede causar impotencia, dándose problemas de erección que suponen otra traba para la fertilidad masculina.

Cómo recuperar la fertilidad tras un trastorno alimentario

Cuando gracias a terapia junto con los tratamientos médicos necesarios se consigue superar el TCA, la ingesta calórica irá aumentando, restableciéndose poco a poco el funcionamiento fisiológico de los órganos vitales.

En ocasiones, especialmente en los casos de anorexia nerviosa, aunque ya se tenga una dieta saludable la menstruación puede tardar meses en volver a aparecer, ya que el estrés causado por el TCA es muy intenso y puede ser difícil que se recupere la normalidad.

Con el paso de los meses, y de una vida saludable en todos los aspectos el cuerpo irá poco a poco volviendo a la normalidad, y con ello la fertilidad.

Sin embargo, aunque no haya muchos estudios al respecto, los especialistas en fertilidad saben que las mujeres que han sufrido trastornos de alimentación tienen mayor dificultad para conseguir un embarazo, siendo frecuente recurrir a tratamientos de fertilidad.

La elección de la técnica de reproducción asistida dependerá de la fertilidad de ambos miembros de la pareja y del caso particular, pero en general se empieza siempre probando con los tratamientos más sencillos, recurriendo a mayor complejidad si fuese necesario:

  • La inseminación artificial: sólo se indica en pacientes jóvenes con buena reserva ovárica. No puede darse si las trompas de Falopio están obstruidas y requiere de una estimulación ovárica y endometrial específica según el caso.
  • La fecundación in vitro (FIV): es más frecuente en pacientes con problemas más graves de fertilidad, recomendándose si se han dado intentos fallidos de inseminación artificial, ya que al ser un método más complejo su tasa de éxito es muy superior.
  • En los casos en los que la mujer sea estéril y no produzca óvulos, siempre puede recurrirse a la ovodonación: someterse a una fecundación in vitro con óvulos de una donante, lo cual aumenta mucho las probabilidades de embarazo.

Preguntas frecuentes sobre los trastornos alimentarios e infertilidad

¿Qué es la infertilidad mecánica tras anorexia?

Es cuando debido a la anorexia, se han visto afectados los órganos reproductores de manera permanente, dificultando mucho la fertilidad.

Es frecuente que en anorexia se tenga amenorrea crónica, disminuyendo el tamaño del útero y de los ovarios, y con ello la calidad de los óvulos.

¿Cómo afectan los trastornos alimentarios al embarazo?

Aumenta la probabilidad de aborto espontáneo, parto prematuro o bebés de bajo peso al nacer, así como las posibilidades de la madre de desarrollar problemas de corazón.

¿Qué es la pregorexia?

La obsesión con no ganar peso durante el embarazo, siendo más probable que la desarrollen mujeres que han tenido anorexia antes de quedarse embarazadas.

Fuentes del artículo
  1. SEMG. SEMG - Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia. Consultado en https://www.semg.es/
  2. Kimmel, M. C., Ferguson, E. H., Zerwas, S., Bulik, C. M., & Meltzer-Brody, S. Obstetric and gynecologic problems associated with eating disorders. The International Journal of Eating Disorders, 49(3), 260-275. https://doi.org/10.1002/eat.22483
  3. Boutari, C., Pappas, P. D., Mintziori, G., Nigdelis, M. P., Athanasiadis, L., Goulis, D. G., & Mantzoros, C. S. The effect of underweight on female and male reproduction. Metabolism: Clinical and Experimental, 107, 154229. https://doi.org/10.1016/j.metabol.2020.154229
  4. ESHRE Capri Workshop Group. Nutrition and reproduction in women. Human Reproduction Update, 12(3), 193-207. https://doi.org/10.1093/humupd/dmk003

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.