Mamás y Papás

Candidiasis e infertilidad: síntomas, causas, prevención y tratamiento

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
744 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La candidiasis es una proliferación del hongo cándida en los genitales, causando un desequilibrio hormonal que puede causar infertilidad en la mujer.

Candidiasis genital

La candidiasis genital es una infección causada por el crecimiento en los genitales del hongo Cándida.

En concreto es una levadura que está presente en el cuerpo en condiciones normales, pero que hay ciertas circunstancias que favorecen su proliferación descontrolada, observándose también en ocasiones candidiasis en la boca de bebés.

Cuando crece, el hongo Cándida rompe el equilibrio fisiológico, debilitando el sistema inmune y causando grandes molestias en los genitales o zona afectada.

Si tienes relaciones sexuales sin preservativo, es probable que tu pareja también tenga candidiasis, siendo recomendable que los dos acudáis al médico u os la seguiréis contagiando.

Síntomas de la candidiasis vaginal

Si no tienes claro cómo saber si tienes candidiasis vaginal, existen ciertos síntomas fácilmente distinguibles, los cuales son diferentes en la mujer y el hombre.

Síntomas de candidiasis en la mujer (1) :

  • Intenso picor: en los labios externos e internos, la vagina e incluso la zona perianal.
  • Flujo vaginal anormal: abundante y espeso, de color blanquecino y con presencia grumosa. Puede incluso oler de manera intensa.
  • Labios vaginales enrojecidos e hipersensibles, con sensación de picazón extrema o ardor.
  • Dolor al orinar o durante las relaciones sexuales.

Por otro lado, los síntomas de candidiasis genital en el hombre son (2) :

  • Presencia de llagas en el glande, a modo de erupción.
  • Glande enrojecido e inflamado.
  • Irritación y prurito alrededor del glande.
  • Dolor al orinar y mantener relaciones sexuales.
  • Piel humedecida, que puede llegar a tener secreción blanquecina, espesa, grumosa y con mal olor.
  • Zonas blancas y brillantes en la piel del pene.

No tienes por qué presentar todos los síntomas, pero si tienes alguno y ves que empeora con el paso del tiempo, acude al médico cuanto antes.

¿Qué causa la candidiasis?

La cándida está presente en el cuerpo en condiciones fisiológicas, formando parte de la flora vaginal. El problema es cuando se dan ciertas condiciones que rompen el equilibrio, empezando a proliferar de manera descontrolada (3) .

Algunas de las causas más frecuentes de candidiasis genital son:

  • Toma de anticonceptivos hormonales o corticoides por largos periodos de tiempo.
  • Enfermedades inmunosupresoras.
  • Disminución de las defensas.
  • Toma de antibióticos.
  • Las alteraciones hormonales propias del embarazo.
  • Las relaciones sexuales no suelen ser una causa frecuente de candidiasis, no considerándose de hecho una infección de transmisión sexual, pero sí que pueden ser un detonante.

Hay personas propensas a padecer candidiasis, desarrollando la infección debido a los cambios hormonales propios del ciclo menstrual.

Esto se debe a que los niveles elevados de estrógenos favorecen la proliferación de cándida, produciéndose generalmente a final del ciclo.


La candidiasis puede provocar infertilidad

Aunque no sea algo muy frecuente, la candidiasis puede causar infertilidad, especialmente en aquellas mujeres que la desarrollan con mucha facilidad.

¿Puedo quedarme embarazada con hongos?

Las cándidas encajan en los receptores hormonales de las células, impidiendo el funcionamiento hormonal normal. También pueden desarrollar en su superficie receptores de hormonas, lo cual termina causando un descontrol hormonal (4) .

Como resultado, pueden desencadenarse síntomas similares al síndrome premenstrual, infertilidad o incluso afecciones como endometriosis.

Por ello, no puede decirse que la candidiasis causa infertilidad permanente, sino que mientras se tiene una infección por cándidas, el sistema hormonal puede verse afectado, desregulando el ciclo menstrual y con ello las probabilidades de embarazo.

En casos muy extremos, en los que la mujer tiene todos los meses cándida, lo más recomendable es acudir a un especialista en fertilidad, ya que hay casos en los que es preferible recurrir a técnicas de reproducción asistida.

Candidiasis y esterilidad en el hombre

La candidiasis en el hombre es una de las infecciones genitales más comunes, especialmente entre los 20 y los 40 años.

En los genitales masculinos la candidiasis no provoca infertilidad, pero sí que afecta gravemente a las relaciones sexuales haciéndolas muy molestas, lo que en definitiva reduce las opciones de embarazo.

Además, mientras se está con un tratamiento antifúngico para eliminar la infección no se deben tener relaciones sexuales sin preservativo, ya que se podría contagiar a la pareja.

Por ello, es recomendable si se está buscando un embarazo, esperar a haber terminado el tratamiento antes de volver a tener relaciones sexuales sin protección.


Prevención de la candidiasis

Especialmente si eres propensa a tener candidiasis de repetición, hay una serie de prácticas que son ideales para prevenirla:

  • Practica sexo con preservativo, a no ser que quieras quedarte embarazada.
  • Usa ropa interior de algodón, para que sea transpirable.
  • Lava tus genitales sólo con agua y jabón de pH neutro.
  • Cambia la copa menstrual, tampones o compresas frecuentemente.
  • Evita la humedad o sudoración excesiva.
  • Las relaciones sexuales no suelen ser una causa frecuente de candidiasis, no considerándose de hecho una infección de transmisión sexual, pero sí que pueden ser un detonante.

Tratamiento para la candidiasis

Si tienes alguna de las señales de candidiasis, tu matrona te preguntará por la sintomatología y tomará una muestra con un hisopo, haciendo un cultivo para corroborar que se trate de cándidas.

¿Cómo quitar el picor por hongos?

El tratamiento consiste en antifúngicos como el miconazol, clotrimazol y el tioconazol, que frenan el crecimiento del hongo. Existen en formato de pastillas orales, óvulos vaginales y cremas o pomadas (5) .

Los óvulos deben introducirse al fondo de la vagina, preferiblemente justo antes de echarte a dormir para que no se salga su contenido antes de hacer efecto.

Las pomadas por su parte suelen administrarse de manera exterior en la vulva, ayudando a reducir la intensidad del picor.

Si vuelves a tener síntomas tras terminar el tratamiento, consúltalo con tu médico. Es probable que debas eliminar o reducir el motivo que te está causando la infección, o hacer un tratamiento más completo.


Preguntas frecuentes sobre la candidiasis e infertilidad

¿La candidiasis causa infertilidad por trompas tapadas?

La infección por cándida puede llegar a obstruir las trompas de Falopio al generar mucha mucosidad en su interior, impidiendo el contacto entre óvulos y espermatozoides y con ello la fecundación.

¿Cuando tienes candidiasis no puedes quedar embarazada?

Sí que puedes, pero debido al desequilibrio causado tu ciclo menstrual puede verse alterado y que sea más complicada la fecundación.

Es por ello recomendable hacerse previamente el tratamiento antifúngico, ya que además correrías el riesgo de contagiar la candidiasis a tu pareja.

¿Por qué tengo infecciones después de tener relaciones sexuales?

Porque la fricción puede hacer que entren bacterias y otros microorganismos en la uretra, siendo recomendable orinar siempre después de las relaciones, y usar preservativo a no ser que tengas una pareja estable.

Fuentes del artículo
  1. Mtibaa, L., Fakhfakh, N., Kallel, A., Belhadj, S., Belhaj Salah, N., Bada, N., & Kallel, K. Vulvovaginal candidiasis: Etiology, symptomatology and risk factors. Journal De Mycologie Medicale, 27(2), 153-158. https://doi.org/10.1016/j.mycmed.2017.01.003
  2. Lisboa, C., Santos, A., Dias, C., Azevedo, F., Pina-Vaz, C., & Rodrigues, A. Candida balanitis: risk factors. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology: JEADV, 24(7), 820-826. https://doi.org/10.1111/j.1468-3083.2009.03533.x
  3. Gonçalves, B., Ferreira, C., Alves, C. T., Henriques, M., Azeredo, J., & Silva, S. Vulvovaginal candidiasis: Epidemiology, microbiology and risk factors. Critical Reviews in Microbiology, 42(6), 905-927. https://doi.org/10.3109/1040841X.2015.1091805
  4. Bhattacharya, S., Kubiha, S., & Tyagi, P. Fungi and Endocrine Dysfunction. En K. R. Feingold, B. Anawalt, M. R. Blackman, A. Boyce, G. Chrousos, E. Corpas, W. W. de Herder, K. Dhatariya, K. Dungan, J. Hofland, S. Kalra, G. Kaltsas, N. Kapoor, C. Koch, P. Kopp, M. Korbonits, C. S. Kovacs, W. Kuohung, B. Laferrère, … D. P. Wilson (Eds.), Endotext. MDText.com, Inc. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK572246/
  5. Dovnik, A., Golle, A., Novak, D., Arko, D., & Takač, I. Treatment of vulvovaginal candidiasis: a review of the literature. Acta Dermatovenerologica Alpina, Pannonica, Et Adriatica, 24(1), 5-7. https://doi.org/10.15570/actaapa.2015.2

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.