Mamás y Papás

Adenomiosis e infertilidad: tipos, síntomas y cómo quedarte embarazada

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
142 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La adenomiosis es una patología en la que crece tejido endometrial en el músculo uterino o endometrio, generando hemorragias, dolor y comprometiendo a la fertilidad al dificultar el encuentro entre espermatozoides y óvulo.

¿Qué es la adenomiosis?

La adenomiosis uterina es una patología caracterizada por la presencia de tejido del endometrio dentro de la capa muscular del útero, conocida como miometrio.

Al final de cada ciclo menstrual, cuando viene la menstruación, este tejido endometrial que está dentro del miometrio se desprende y provoca hemorragias del mismo modo que el resto del endometrio, lo que produce un sangrado muy abundante y dolores insoportables.

La adenomiosis afecta a 1 de cada 10 mujeres, siendo especialmente frecuente entre los 35 y 50 años en mujeres que ya han tenido un bebé, pudiendo causar infertilidad secundaria.

Además, en un 10% de los casos la adenomiosis cursa con endometriosis, comprometiendo aún más a la fertilidad.

La diferencia es que mientras que en la endometriosis el tejido endometrial se desplaza fuera del útero, en la adenomiosis este se desplaza al miometrio uterino.

Tipos de adenomiosis

En función de dónde se localicen el tejido endometrial y lo extendido que esté, se distinguen principalmente dos tipos de adenomiosis:

  • Adenomiosis focal: es cuando se observan tumores dentro del miometrio, conocidos como adenomiomas (1) .
  • Adenomiosis difusa: es más frecuente que la adenomiosis focal y afecta a gran parte del miometrio, provocando que el útero crezca, aumentando mucho su tamaño.

A su vez, en función de dónde si localice el tejido endometrial en el miometrio se puede distinguir entre adenomiosis profunda o superficial.

Síntomas de adenomiosis

Los síntomas de la adenomiosis son claves para un diagnóstico temprano y poder tratarlo cuanto antes, pero el principal problema es que cerca del 30% de las mujeres son asintomáticas.

Los signos de adenomiosis pueden ser muy variados, pero los de aparición más frecuente son (2) :

  • Dolor pélvico: ya sea a lo largo del ciclo menstrual, al tener relaciones sexuales o dolor crónico.
  • Sangrado vaginal cuando no se tiene la menstruación.
  • Pérdida de la capacidad reproductiva.
  • Infertilidad femenina.

¿La adenomiosis produce infertilidad?

Se estima que hasta el 22% de las mujeres que presentan infertilidad podría estar relacionada con la adenomiosis (3) .

De hecho, es uno de los factores de riesgo de sufrir un embarazo ectópico: aquel que se implanta fuera del útero, siendo necesario abortar.

Las mujeres con adenomiosis son más propensas a tener fallos de implantación al someterse a una fecundación in vitro, así como a los abortos de repetición.

Además, una de las posibles causas de la adenomiosis es un aumento en la cantidad de estrógenos en la mujer, volviéndose más resistente a la progesterona y afectando a la receptividad endometrial a la implantación embrionaria.


Cómo quedarme embarazada con adenomiosis

Aunque en la adenomiosis no tengan por qué verse afectada la reserva ovárica de la mujer, la fecundación puede verse alterada al entorpecerse el camino de los espermatozoides, dificultando el embarazo natural.

Para una paciente con adenomiosis que no consigue quedarse embarazada, la estimulación hormonal para preparar el útero ha tenido muy buenos resultados.

Aunque debe valorarse cada caso concreto por un especialista en fertilidad, las técnicas de reproducción asistida son muy recomendables si padeces adenomiosis.

En concreto, la inseminación artificial no suele recomendarse ya que los espermatozoides podrían tener problemas para fecundar al óvulo, siendo más frecuente la fecundación in vitro.

Tras una estimulación ovárica adecuada, se pueden extraer una cantidad de ovocitos suficientes como para generar embriones de calidad, transfiriéndose al útero los más óptimos.

Otra opción, especialmente útil en mujeres jóvenes es optar por la vitrificación de óvulos, llevándose a cabo la fecundación in vitro cuando la sintomatología de la adenomiosis esté más controlada y aumenten las posibilidades de embarazo.

Para ello, hay ocasiones en las que se recomienda estar unos meses tomando la pastilla anticonceptiva o fármacos agonistas de la GnRH, medicamentos hormonales que ayudan a que se reduzcan los síntomas.


Preguntas frecuentes sobre adenomiosis e infertilidad

¿Cómo afecta la adenomiosis al embarazo?

Aumenta el riesgo de tener complicaciones como preeclampsia, parto prematuro, bajo peso al nacer y hemorragia postparto.

¿Por qué tengo sangrado vaginal si no estoy con la regla?

Podría tratarse de adenomiosis, endometriosis u otras afecciones ginecológicas. Consúltalo cuanto antes a tu médico.

¿La adenomiosis es hereditaria?

No, y aunque aún se desconocen sus causas, cualquier mujer en edad reproductiva puede desarrollar adenomiosis.

Fuentes del artículo
  1. Munro, M. G. Uterine polyps, adenomyosis, leiomyomas, and endometrial receptivity. Fertility and Sterility, 111(4), 629-640. https://doi.org/10.1016/j.fertnstert.2019.02.008
  2. Lacheta, J. Uterine adenomyosis: pathogenesis, diagnostics, symptomatology and treatment. Ceska Gynekologie, 84(3), 240-246.
  3. Moawad, G., Kheil, M. H., Ayoubi, J. M., Klebanoff, J. S., Rahman, S., & Sharara, F. I. Adenomyosis and infertility. Journal of Assisted Reproduction and Genetics, 39(5), 1027-1031. https://doi.org/10.1007/s10815-022-02476-2

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.