Mamás y Papás

Lactancia mixta: lactancia materna con suplemento de leche de fórmula

logo Roams
Última actualización: 22 de junio de 2023
Laura Remolina
83 personas han leído este post en los últimos 12 meses

La lactancia mixta es la manera de alimentar al bebé combinando lactancia materna y biberones de leche de fórmula. Puedes alternar tomas o bien empezar dando el pecho y seguir con leche de fórmula hasta que el bebé tenga hambre.

Lactancia mixta: leche materna y de fórmula

Se llama lactancia mixta cuando el bebé se alimenta con una combinación de lactancia materna y lactancia artificial.

Normalmente, no es que las madres elijan desde un primer momento alimentar así a sus bebés, sino que suele surgir tras problemas con la lactancia materna exclusiva, como bajo peso del bebé, prematuros, o tendencia al reflujo.

En este último caso, se combina lactancia materna con una leche de fórmula especial para reducir el reflujo gastroesofágico.

Lo ideal es intentar evitar la lactancia mixta, ya que no presenta los beneficios de la lactancia materna. De hecho, muchas lactancias terminan por culpa de introducir el biberón al recién nacido.

Por otro lado, la lactancia mixta tiene la ventaja de que no todo el peso de alimentar al bebé recae sobre la madre, pudiendo darle los biberones de leche de fórmula tu pareja o algún familiar.


Cómo hacer lactancia mixta

En muchos casos la lactancia mixta podría evitarse. Si sientes que tu leche ya no alimenta a tu bebé, o que se queda con hambre, comprueba antes que no esté pasando por una crisis de lactancia.

Deja que el bebé te estimule el pecho, mamando hasta el final, y así aumentará tu producción de leche materna.

Si sólo le das un poco de pecho, y el resto biberón de leche de fórmula, sin que mame hasta vaciar el pecho por completo, cada vez producirás menos leche (1) , poniendo fecha fin a la lactancia.

Haz sólo lactancia mixta si tras consultarlo con tu pediatra no te queda otro remedio, o si por situación personal no quieres seguir con lactancia materna exclusiva: siempre será mejor la lactancia mixta que un destete.

Una vez aclarados estos puntos: ¿cómo hacer lactancia mixta? Asegurándote de que el bebé vacía el pecho en la toma de lactancia materna.

En términos generales, puedes hacer lactancia mixta de dos formas:

  • Dando algunas tomas el pecho y en otras biberón. Intenta que sea una toma de pecho y otra de biberón: si distancias cada vez más las tomas de leche materna tu producción disminuirá rápidamente.
  • Dando en cada toma primero el pecho, y suplementando después con biberón: si eliges esta opción, asegúrate de que el bebé te vacía por compleo el pecho antes de pasar al biberón, para que tu producción de leche no se reduzca.

El problema de la lactancia mixta, es que si no se está muy atenta a fomentar las tomas de pecho es fácil que cada vez tengas menos leche, reduciéndose las tomas de lactancia materna hasta terminar dando sólo biberones.


Cantidades en lactancia mixta

Del mismo modo que la lactancia materna y la artificial, la lactancia mixta es totalmente a demanda.

Esto significa que es el bebé el que regula su hambre: cuando tenga apetito demandará comer, y lo hará hasta estar saciado.

Según vaya avanzando la lactancia mixta, el recién nacido irá necesitando comer más cantidad. Un error extendido, es solucionarlo aumentando los mililitros de leche de fórmula en lugar de hacerlo también con el pecho.

Si quieres que tu lactancia mixta se mantenga, intenta estimular el pecho, para no quedarte sin leche y que en vez de ser 50% materna 50% artificial termine siendo 20% materna y 80% artificial, que es lo más frecuente.

Otro problema puede ser la confusión tetina-pezón: que el bebé rechace el pecho tras introducir los biberones, ya que le resulta más fácil succionar del biberón.

Para ello, puedes utilizar el método Kassing, una técnica para dar el biberón que imita la lactancia materna, muy recomendada en lactancia mixta.

No te obsesiones con las cantidades. Intenta ver siempre el biberón como un suplemento a la lactancia materna, y no al revés. De lo contrario, irá bajando tu producción de leche.

Recuerda que cuando prepares leche de formula, siempre debe hacerse manteniendo las proporciones: 30 ml de agua por cada cacito enrasado de leche. Por ello, podemos preparar leche en multiplos de 30:

Cómo preparar leche de fórmula
Mililitros de leche a preparar Mililitros de agua necesarios Cacitos enrasados
>30ml 30ml 1 cacito
>60ml 60ml 2 cacitos
>90ml 90ml 3 cacitos
>120ml 120ml 4 cacitos
>150ml 150ml 5 cacitos
>180ml 180ml 6 cacitos
>240ml 240ml 7 cacitos

Qué biberón usar para lactancia mixta

Para evitar confusiones tetina-pezón, o preferencias hacia el biberón frente al pecho, lo mejor es elegir un biberón con tetina de flujo lento.

De esta manera, la succión será igual de costosa de la teta que del biberón, por lo que el bebé tendrá menos posibilidades de rechazar el pecho.

Si vas a dar el biberón por el método Kassing, lo ideal es que la botella sea recta, ya que los curvos hacen que caiga más leche, poniéndoselo demasiado fácil al bebé.

No hace falta gastarte un dineral en biberones especiales. Con que sea la botella recta y una tetina redonda, blanda y de flujo lento es suficiente.

De hecho, es una recomendación pero tampoco es necesario totalmente. No siempre hay rechazo al pecho, habiendo bebés que hacen lactancia mixta con biberones de todo tipo.


Preguntas frecuentes sobre lactancia mixta

¿Cómo saber si mi bebé se queda con hambre?

Si el bebé está muy demandante, queriendo el pecho a todas horas, comprueba antes que por su edad no esté en una crisis de lactancia.

Si el bebé moja varios pañales al día, está hidratado y gana peso con normalidad según tu pediatra, no tiene por qué estar quedándose con hambre.

Deja que te vacíe el pecho por completo, así estimulará que produzcas más leche.

¿Cuál es la mejor leche de fórmula para lactancia mixta?

Aquella que siente bien a tu bebé, que no le estriña ni le dé problemas digestivos. También es importante que se ajuste a tus posibilidades económicas.

Por lo demás, no hay aspectos que interfieran entre la leche de fórmula y la lactancia mixta.

¿Puedo hacer lactancia mixta con sacaleches?

Si tienes algún problema, como grietas en el pezón, puedes estar un tiempo lo más breve posible sacándote leche con el sacaleches y dándosela con el biberón en lugar de las tomas de pecho.

Intenta no hacerlo durante más de 2-3 días, ya que la succión que el bebé hace en el biberón es muy diferente a la que hace en el pecho, y podría olvidarse de cómo hacerlo o rechazarlo.

¿Puedo alternar dar pecho y biberón de leche materna?

Sí, y se trataría de lactancia materna exclusiva, ya que el bebé sólo se alimenta de tu leche, ya sea directamente del pecho o leche materna en biberón, pero en ningún momento toma leche de fórmula.

Este tipo de lactancia es mucho más beneficiosa que la lactancia mixta, y además permite que alguna toma se la de tu pareja o algún familiar, dándole leche refrigerada o descongelándola del banco de leche.

Fuentes del artículo
  1. Kent, J. C., Prime, D. K., & Garbin, C. P. Principles for maintaining or increasing breast milk production. Journal of Obstetric, Gynecologic, and Neonatal Nursing: JOGNN, 41(1), 114-121. https://doi.org/10.1111/j.1552-6909.2011.01313.x

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.