Mamás y Papás

Mi bebé solo duerme en brazos: trabaja el sueño autónomo

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
458 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Cuando un bebé solo duerme en brazos puede resultar cansado para la familia, pudiendo resolverse trabajando el sueño autónomo. Sin embargo dormirles en brazos no es malo para ellos, aportándoles seguridad y confianza.

Mi bebé solo duerme en brazos

Especialmente en las familias primerizas, el momento de dormir al bebé puede convertirse en todo un desafío.

Algunos se relajan y concilian el sueño después de tomar el pecho, otros con caricias y escuchando la voz de mamá y otros necesitan mucho contacto físico y que les mezan en brazos.

La combinación del movimiento, el calor de nuestro cuerpo y el vínculo afectivo es un cocktail ideal para el sueño, aunque una cosa es recurrir de vez en cuando a esta muletilla de sueño y otra los bebés que no duermen hasta que se les coge en brazos.

Bebés que solo duermen en brazos

No es malo dormir en brazos a un bebé. Ellos necesitan sentirse seguros y arropados para descansar, por lo que los brazos son el mejor lugar. El problema es que terminen siendo bebés dependientes de los brazos: no desarrollarán sueño autónomo porque piensan que nos necesitan para conciliar el sueño.

Y aún así no tiene por qué verse como algo malo, siempre que no nos importe dormirles siempre de este modo. El sueño es un proceso evolutivo, que va madurando con el paso del tiempo, por lo que llegará el momento en que serán capaces de dormirse solos, sin los brazos.

Sin embargo, un bebé que necesita los brazos para dormir tendrá más despertares nocturnos: cuando se despierta no será capaz de dormirse solo, ya que necesita que volvamos a mecerle para conciliar. De ahí la importancia de trabajar el sueño autónomo.


Mi bebé duerme boca abajo sobre mi pecho

Una alternativa bastante común para aquellos bebés que necesitan mucho contacto para dormir, como los bebés de alta demanda es dormirles boca abajo sobre nosotros.

Para el bebé dormir boca abajo encima de la madre o de otro cuidador es sin duda muy placentero, ya que aporta todo lo que necesitan: contacto, calor y seguridad.

Es un apoyo de sueño bastante eficaz, especialmente en bebés recién nacidos, cuando están enfermos o durante las crisis de sueño pero si les acostumbramos a esta ayuda luego puede resultarnos muy difícil dejarles en la cuna sin que se despierten.

Por ello no es malo que el bebé se eche una siesta encima de nuestro pecho, pero corremos el riesgo de que ya siempre quiera dormir así, por lo que deberemos valorarlo e intentar no hacerle dependiente de apoyos de sueño tan demandantes, o podría afectar a nuestro descanso.

Mi bebé duerme encima de mi: ¿es peligroso?

Entre las recomendaciones para prevenir la muerte súbita (1) destaca que los bebés tienen que dormir siempre boca arriba. Por ello, cuando el bebé duerma encima de ti puede hacerlo boca abajo siempre que nosotros no nos durmamos y nos mantengamos despiertos. Así estaremos conscientes para vigilar su respiración y si hace una apnea podríamos despertarle.


Consecuencias de dormir en brazos al bebé

Aunque popularmente esté mal visto dormir en brazos al bebé, esto no afecta en absoluto a su desarrollo, siendo uno de los muchos mitos que existen en cuanto a la crianza de los bebés.

Dormir a un bebé en brazos le da seguridad, calor y mejora el vínculo afectivo, estando igual de recomendado que hacer colecho.

De hecho, si mi bebé solo quiere dormir en brazos deberíamos disfrutarlo, ya que es algo temporal, que para cuando nos queramos dar cuenta ya no necesitará.

El cómo dormir a un bebé es algo muy personal que cada familia tiene que adaptar a sus rutinas de sueño y hábitos. No te dejes influenciar por los demás: tú sabes lo que tanto tú como tu bebé necesitáis para descansar, y los profesionales lo apoyan.

En definitiva, no hay consecuencias negativas de dormir a un bebé en brazos, sino que no estemos dispuestos a seguir haciéndolo. Un bebé criado en brazos no se convertirá en un niño más dependiente, al contrario, ya que el contacto físico le dará mayor autoestima y seguridad en sí mismo.


¿Cómo dormir a un bebé sin brazos?

Si el bebé solo sabe dormirse en brazos y necesitáis que aprenda a relajarse de otra manera hacen falta unos días o semanas para cambiarle el hábito.

Para enseñar a dormir al bebé sin brazos es importante ser muy constante y tener en cuenta los siguientes aspectos clave en el sueño de un bebé (2) :

  • Tener buenas rutinas de sueño: los bebés necesitan rutinas. Especialmente en las últimas horas de la tarde, hacer todos los días las mismas actividades a más o menos la misma hora preparará a su cuerpo para el descanso: un baño, cenar, lavarse los dientes, leerle un cuento y a dormir.
  • Mucha calma antes de dormir: con luz tenue, actividades relajadas, sin visitas ni ruidos en casa... tiene que estar lo más tranquilo posible.
  • Tener muy en cuenta las ventanas de sueño: el tiempo que el bebé está despierto entre siesta y siesta. Acostarle en el momento exacto, ni demasiado pronto ni cuanto esté el bebé sobrecansado facilitará mucho la conciliación del sueño. Para ello también es clave vigilar sus señales de sueño.
  • Vete poco a poco reduciendo las muletillas de sueño: los apoyos que el bebé piensa que necesita para dormir. Mecerle en brazos, darle una toma o un biberón justo antes de dormir, azotitos en el culete, dejarle que te toque la oreja... debes ir reduciendo los apoyos poco a poco, intentando que nunca llegue a dormirse gracias a eso. Tiene que aprender a relajarse junto a nosotros, sin la necesidad de dicha muletilla de sueño, teniendo que empezar a apoyarse en las que hace de manera autónoma: chupete, tocarse a sí mismo la oreja, cambiar mucho de postura... le ayudarán y le servirán como apoyo.

Preguntas frecuentes sobre el bebé que solo duerme en brazos

¿Por qué mi bebé de 2 meses solo quiere dormir en brazos?

Un bebé de 2 meses es aún un recién nacido, por lo que necesita mucho contacto para sentirse seguro.

Piensa que ha pasado del calor y protección del útero materno al exterior, y aún se está acostumbrando a su nueva vida. Es algo totalmente normal.

¿Qué hacer si mi bebé solo se duerme en brazos?

Ten una buena rutina de sueño y presta mucha atención a las ventanas y señales de sueño para echarle a dormir en el momento exacto.

Relájale con contacto físico pero déjale en la cuna antes de que esté totalmente dormido. Con mucha paciencia y persistencia conseguirás poco a poco dejarle cada vez menos somnoliento y que consiga dormirse solo.

¿Por qué mi bebé dormía en la cuna y ahora no quiere?

Los bebés van pasando por distintas etapas según van madurando su capacidad de dormir, siendo muy llamativas las regresiones de sueño. Estas son épocas en las que el bebé descansa peor, llorando antes de dormir, desvelándose y siendo frecuente que se acompañe de ansiedad por separación de su mamá.

Estas son frecuentes a los 4 meses, a los 8-10, al año, a los 18 meses y a los 2 años, por lo que tenemos que armarnos de paciencia, mantener las rutinas e intentar no introducir nuevos apoyos de sueño.

Fuentes del artículo
  1. Jullien, S. Sudden infant death syndrome prevention. BMC Pediatrics, 21(Suppl 1), 320. https://doi.org/10.1186/s12887-021-02536-z
  2. Traver, S. Dulces sueños para niños despiertos: Guía práctica del sueño infantil. Penguin Random House Grupo Editorial España.

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.