Mamás y Papás

Cómo abrigar a un bebé para dormir: saco de dormir y qué poner debajo

logo Roams
Última actualización: 29 de septiembre de 2023
Laura Remolina
560 personas han leído este post en los últimos 12 meses

Cómo abrigar a un bebé para dormir depende de la temperatura de la habitación y de lo caluroso que sea el peque. La mejor opción son los sacos de dormir, ajustando su TOG a la temperatura del cuarto.

Cómo se debe abrigar a un bebé para dormir

El sueño del bebé es de vital importancia para que el peque esté contento, con energía y se alimente correctamente.

De los distintos factores que causan despertares nocturnos en el bebé destaca la temperatura: si el bebé tiene frío o demasiado calor estará incómodo y llorará.

Es por ello frecuente que muchas familias se pregunten cómo abrigar al bebé en la cuna: ¿es necesario ponerle body y pijama para dormir o sólo el pijama? ¿Es mejor taparle con un saco de dormir o con edredón?

Para responder a esto, primero es importante que haya una buena temperatura en la habitación, ya que de ello dependerá cómo vistamos al bebé para dormir.

Temperatura ideal para dormir niños

La temperatura de la habitación del bebé recomendada por los expertos es de entre 18 y 20ºC, siendo la ideal para prevenir la muerte súbita (1) , la cual aumenta en habitaciones demasiado calientes o bebés muy abrigados.


Saco de dormir del bebé

Si vestimos la cuna del bebé con edredón y manta puede terminar cubriendo la carita del bebé, por lo que están desaconsejados en la prevención de la muerte súbita.

En su lugar, desde hace unos años se recomienda usar sacos para dormir al bebé: son unos saquitos con mangas o agujeros para sacar los brazos, que aseguran que su cara se mantenga despejada durante la noche.

Un bebé con saco de dormir se despertará menos veces y dormirá más profundo, ya que no se destapará con los múltiples movimientos que hacen por la noche.

Existen sacos para dormir de bebé de distintas telas y grosores, ideales para las distintas épocas del año. El grosor del saco se mide en TOG: cuanto mayor sea el TOG, más calentito es el saco, pudiendo variar desde 0,5 hasta 4 TOG.

En función de la temperatura que haga en la habitación tendrás que usar un saco de dormir al bebé de invierno o uno fresquito de verano, pudiendo jugar además con el body o pijama que le pones debajo:

Tablas de percentil de IMC
Temperatura TOG saco dormir Ropa debajo del saco
Más de 24 ºC TOG 0,5 (muy fino) Body
21-24ºC TOG 1,5 (intermedio) Pijama fino de manga larga
18-21ºC TOG 2,5 (calentito) Pijama fino de manga larga
Menos de 18ºC TOG 2,5 (calentito) Pijama de manga larga + body

Como hay bebés más frioleros y otros más calurosos debes utilizar los datos de la tabla anterior como referencia. Si tu bebé suda, quítale alguna capa interior o ponle un TOG de menor grosor.


¿Cómo abrigar a un bebé para dormir en verano?

El verano es muy diferente de unas partes a otras y según lo aislada que esté cada casa, por lo que antes de abrigar al bebé es importante tener un termómetro para saber la temperatura de la habitación.

No abrigues más al bebé de lo que te te abrigas a ti. Si tu duermes con un pijama fino de verano y una sábana, pon al bebé un saco de dormir de verano fino, de 0,5-1 TOG y un body o pijama fino debajo.

Mi bebé suda por la noche

Vigila las señales de tu bebé. Si el bebé suda por la noche es que está demasiado abrigado: quítale alguna capa o utiliza sacos de verano de un TOG inferior.

También es importante asegurarnos de que el pijama es transpirable, a ser posible de algodón, ya que de lo contrario es fácil que observemos que aparezca un sarpullido rojo en el bebé por calor, conocido como sudamina.


Cómo abrigar a un bebé en invierno para dormir

Cuando empieza el frío aumentan las dudas sobre cómo debe dormir un bebé en invierno siendo frecuente que ante el miedo de que pase frío se tienda a abrigar demasiado al bebé.

Ten en cuenta que la temperatura ideal para el bebé a la hora de dormir es entre 18 y 20ºC, y abrígale en función de lo que te abrigues tú, pudiendo usar como referencia la tabla anterior.

Tampoco hay una respuesta general a cómo abrigar a un bebé para dormir en invierno ya que cada uno es de una manera, siendo importante actuar igual que en verano: quitando o poniendo prendas en función de las señales del bebé.

¿Cómo saber si un bebé tiene frío?

La mejor manera de cómo saber si un bebé tiene frío durmiendo es tocarle el pecho o la parte alta de la espalda. Si está templado debemos abrigarle más. No se debe utilizar nunca como referencia la temperatura de los pies, manos o la nariz, ya que los bebés tienen aún inmadura la circulación sanguínea, y caeríamos en el riesgo de abrigarles demasiado.


Cómo abrigar a un bebé recién nacido para dormir

Abrigar al bebé para dormir es especialmente complicado los primeros días del recién nacido en casa, ya que todo es nuevo tanto para él como para la familia.

Aunque haya que abrigar mucho a los recién nacidos en sus primeras horas de vida porque pasan del calor del útero materno al exterior, esto se limita solo a horas o días (2) , siendo muy frecuente que la gente abrigue demasiado al bebé.

En los bebés esto es especialmente peligroso porque se ha demostrado que la probabilidad de muerte súbita aumenta mucho en bebés qué dormían demasiado abrigados o en habitaciones muy calientes.

No debemos abrigar al bebé demasiado, hazlo como tú lo estés o con un fina capa más que tú, y asegúrate de que el pijama del recién nacido sea transpirable y de tela suave como el algodón.

Con respecto a la ropa de cama, los sacos de dormir de recién nacido son la mejor opción, tanto para prevenir la muerte súbita como para asegurarte de que el bebé no se destape y pase frío por la noche.


Preguntas frecuentes sobre cómo abrigar a un bebé para dormir

¿Cuál es la mejor ropa para dormir al bebé con 25 grados?

Como es una temperatura elevada, lo mejor es ponerle al bebé un saco de verano fino, de 0,5 TOG y un body debajo. Si el bebé pasa calor aún así, podemos probar a dormir sólo con el saco de 0,5 TOG o directamente en body.

¿Cuál es la temperatura ideal de la habitación del bebé invierno?

Lo mejor es que la habitación en la que duerme el bebé esté entre 18 y 20ºC, debiendo ajustar la ropa de dormir al bebé a esa temperatura.

¿Qué hacer para que el bebé no sude por la noche?

Ponle menos capas y asegúrate de que sean de tela transpirable. Muchos bebés sudan durante el primer tramo de la noche, por lo que en bebés mayores de 1 año puedes destaparle al acostarle y luego cubrirle con ropa de cama.

Fuentes del artículo
  1. Jullien, S. Sudden infant death syndrome prevention. BMC Pediatrics, 21(Suppl 1), 320. https://doi.org/10.1186/s12887-021-02536-z
  2. Ågren, J. Using skin-to-skin contact for thermal control in very and extremely preterm infants must optimise heat exchange in order to maintain body temperature. Acta Paediatrica (Oslo, Norway: 1992), 109(4), 647-648. https://doi.org/10.1111/apa.15117

Personas que han participado en este post:

Laura Remolina
Roams
Actualizado por Laura Remolina

Laura es graduada en biotecnología y doctora en fisiología animal por la Universidad de Salamanca. Ha dedicado más de 5 años a la investigación y cuenta con publicaciones en revistas americanas del sector. En Roams, Laura es Directora de Innovación y se encarga del área de Peques, aportando además de sus conocimientos en ciencia, los obtenidos del día a día de su propia maternidad.